Susan G Komen  
I've Been Diagnosed With Breast Cancer Someone I Know Was Diagnosed Share Your Story Join Us And Stay Informed Donate To End Breast Cancer
Home > Espanol > Terapias Complementarias > Vitamina K

  


Vitamina K

 

Natural Standard Monograph, Copyright © 2013 (www.naturalstandard.com). La información en esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, y está diseñada para ayudar a los usuarios a aclarar sus inquietudes de salud. La información está basada en la revisión de datos de investigación científica, patrones históricos de práctica y experiencia clínica. Esta información no se debe interpretar como un consejo médico especifico. Los usuarios deben consultar con un proveedor médico calificado para preguntas específicas respecto a terapias, diagnósticos y/o enfermedades, antes de tomar decisiones acerca de una terapia.

Términos Relacionados

  • 2-Metil-1,4-naftoquinona, alfa-filoquinona, AquaMEPHYTON®, dihidrofiloquinona, Konakion®, menadiol (no está disponible en los Estados Unidos), difosfato de menadiol (vitamina K3), menadiona, menaquinona, menaquinona-7, menatetrenona, Mephyton®, MK-4, MK-7, filoquinona, Phylloquinone®, fitomenadiona, Phytomenadione®, fitonadiona, vitamina K1, vitamina K2, vitamina K(2), VK(2).

Historia

  • El nombre de "vitamina K" hace referencia a un grupo de compuestos solubles en grasas químicamente similares llamados naftoquinonas. La vitamina K1 (fitonadiona) es la forma natural de la vitamina K, que se encuentra en las plantas y es la fuente principal de vitamina K para los seres humanos a través del consumo de alimentos. Los compuestos de la vitamina K2 (menaquinonas) están producidos por las bacterias en los intestinos del ser humano y brinda una porción más pequeña del requerimiento de vitamina K para los seres humanos. La vitamina K1 se fabrica comercialmente para el uso médico bajo varias marcas (Phylloquinone®, Phytonadione®, AquaMEPHYTON®, Mephyton® y Konakion®).
  • La vitamina K es necesaria para la coagulación normal de la sangre en los seres humanos. Específicamente, la vitamina K es necesaria para que el hígado pueda producir los factores necesarios para la coagulación de la sangre (coagulación apropiada), incluyendo el factor II (protrombina), el factor VII (proconvertina), el factor IX (componente de la tromboplastina) y el factor X (factor de Stuart). Otros factores de coagulación que dependen de la vitamina K son la proteína C, la proteína S y la proteína Z. La carencia de vitamina K o las anomalías en la función hepática (por ejemplo, la falla hepática grave) podría producir carencias en los factores de coagulación y hemorragia excesiva.
  • Es rara la carencia de vitamina K. Las personas en riesgo de desarrollar carencia de vitamina K incluyen aquellos con desnutrición crónica (incluidos aquellos con dependencia del alcohol) o afecciones que limitan la absorción de vitaminas alimenticias, tales como la obstrucción biliar, la celiaquía (enfermedad celíaca), la colitis ulcerosa, la enteritis regional, la fibrosis quística, el síndrome de intestino corto y la resección intestinal (particularmente del íleon terminal, donde se absorben las vitaminas solubles en grasas). Además, algunos medicamentos podrían reducir los niveles de vitamina K mediante la alteración del funcionamiento del hígado o la eliminación de la flora intestinal (bacteria intestinal normal) que fabrica la vitamina K (por ejemplo los antibióticos, los salicilatos, los anticonvulsivantes y algunos medicamentos a base de sulfas). La vitamina K se administra en forma rutinaria a recién nacidos para prevenir problemas de hemorragias relacionados con el trauma del nacimiento o cuando se planea una cirugía.
  • La warfarina es un fármaco anticoagulante que funciona mediante la inhibición de los factores de coagulación dependientes de la vitamina K. Los médicos recetan la warfarina para personas con afecciones varias, tales como la fibrilación auricular, válvulas cardíacas artificiales, antecedentes graves de coágulos de sangre, trastornos de coagulación (hipercoagulabilidad) y la colocación de catéteres o puertos permanentes. Por lo general, se hacen análisis de sangre regularmente para evaluar la magnitud del efecto del anticoagulante, mediante un examen del tiempo de la protrombina (TP, PT) o el de la índice normalizado internacional (INI, INR). La vitamina K puede disminuir los efectos anticoagulantes de la warfarina y por lo tanto disminuirá el valor del TP o del INI, lo que a su vez podría aumentar el riesgo de coagulación. Por lo tanto, se les advierte generalmente a las personas que toman warfarina que eviten los suplementos de vitamina K. Por otra parte, la vitamina K se utiliza para tratar sobredosis o cualquier exceso de efectos anticoagulantes de la warfarina y para revertir los efectos de la warfarina antes de la cirugía u otros procedimientos.

Evidencia Científica

 

Usos 

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

Grado* 

Trastornos de la coagulación (VKCFD) 

El trastorno del factor de coagulación dependiente de la vitamina K (VKCFD) es un trastorno genético muy raro. Este trastorno causa disminución de la producción de los factores necesarios para la coagulación de la sangre y por lo tanto una tendencia a la hemorragia. La administración de vitamina K es la terapia principal en VKCFD; sin embargo, la respuesta podría ser variable. Es posible administrar otro tratamiento de ser necesario.

A 

Enfermedad hemorrágica del recién nacido (hemorragia por carencia de vitamina K / VKDB) 

La carencia de vitamina K en bebés puede producir la enfermedad hemorrágica del recién nacido, también conocida como hemorragia por carencia de vitamina K (VKDB). Aunque hasta el 50% fe los recién nacidos podrían tener algún grado de carencia de la vitamina K, es rara la enfermedad hemorrágica grave con hemorragia. En casos de una verdadera VKDB, podría haber hemorragias en las áreas inyectadas, en el ombligo o en el tubo digestivo. También puede haber hemorragia intracraneal mortal (dentro de la cabeza) o hemorragia retroperitoneal (en el área posterior del abdomen bajo). Es imperativa la evaluación de un médico. Dado que se ha demostrado que la vitamina K administrada por vía inyectable previene la VKDB en los recién nacidos y bebés, la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics) recomienda administrar una sola inyección intramuscular de vitamina K1 a todos los recién nacidos. La dosis por vía oral no se considera adecuada como prevención, particularmente en bebés lactantes. Nunca se demostró la inquietud inicial de riesgo de cáncer y generalmente no se consideran clínicamente relevantes.

A 

Carencia de vitamina K 

Es rara la carencia de vitamina K en los adultos pero puede causar coagulación anómala de la sangre y más hemorragia, además de osteoporosis. Las personas con riesgo de desarrollar carencia de vitamina K incluyen los aquellos con desnutrición crónica (incluidos los alcohólicos) o con afecciones que limitan la absorción de vitaminas dietéticas, tales como la obstrucción biliar, la celiaquía o enfermedad celíaca, la colitis ulcerosa, la enteritis regional, la fibrosis quística, el síndrome de intestino corto y la resección intestinal (particularmente del íleon terminal, donde se absorben las vitaminas solubles en grasas). Además, algunos medicamentos podrían reducir los niveles de vitamina K mediante la alteración del funcionamiento hepático o la eliminación de la flora intestinal (bacteria intestinal normal) que produce la vitamina K (por ejemplo los antibióticos, los salicilatos, los anticonvulsivantes algunos medicamentos a base de sulfas). Es necesaria la evaluación médica.

A 

Inhibidor de la warfarina (INI elevado / procedimiento previo) 

La warfarina es un fármaco anticoagulante que inhibe los factores de coagulación dependientes de la vitamina K. Los médicos recetan la warfarina a las personas con diversas afecciones, tales como la fibrilación auricular, válvulas cardíacas artificiales, antecedentes graves de coágulos de sangre, trastornos de coagulación (hipercoagulabilidad) y la colocación de catéteres o puertos permanentes. Por lo general, se hacen análisis de sangre regularmente para evaluar la magnitud del efecto del anticoagulante, mediante un examen del tiempo de la protrombina (TP, PT) o el de la índice normalizado internacional (INI, INR). El rango para el TP/INI depende de la afección que se esté tratando. El TP/INI puede elevarse por muchas razones y a veces puede tornarse peligrosamente alto e incrementar el riesgo de hemorragia grave. Los pacientes que toman warfarina deberían estar al tanto de estas causas potenciales, que incluyen muchos medicamentos que interactúan con la warfarina, trastornos hepáticos y sobredosis accidental de warfarina. Dado que los efectos de la warfarina sobre la anticoagulación generalmente se retrasan durante varios días, el TP/INI podría no elevarse al momento de la sobredosis. Si la sangre de una persona se vuelve demasiado ligera, el tratamiento debería ser bajo estricta supervisión médica y podría incluir vitamina K por vía oral o inyectada para ayudar a revertir los efectos de la warfarina.

A 

Trastornos hemorrágicos (prevención de hemorragias o eventos trombóticos en la terapia anticoagulante) 

Los agentes que bloquean la vitamina K, tales como la warfarina y el fenprocumon se usan frecuentemente en la terapia anticoagulante. Dado que la ingesta alimenticia de vitamina K puede afectar la función anticoagulante, los niveles inconsistentes de vitamina K en la dieta podrían dificultar el controlar de la estabilidad anticoagulante. Algunos estudios sugieren el suplemento diario con bajas dosis de vitamina K podría ayudar a estabilizar la terapia anticoagulante.

C 

Cáncer 

El consumo alimenticio de vitamina K podría estar asociado con un menor riesgo de ciertos tipos de cáncer. Se necesitan más estudios para confirmar estos resultados.

C 

Trastornos cardiovasculares 

En la actualidad, es imposible confirmar la relación entre la toma de vitamina K y un menor riesgo de enfermedad cardiovascular. Se necesita más investigación.

C 

Fibrosis quística 

La fibrosis quística está asociada con la disminución de digestión de la grasas y los bajos niveles de vitamina K son comunes aún en pacientes que utilizan los suplementos de vitamina K. Se necesita más investigación para determinar el beneficio clínico del suplemento.

C 

Trastornos gastrointestinales (hemorragia) 

En la actualidad se carece la evidencia en apoyo de la vitamina K para la hemorragia asociada con los trastornos gastrointestinales. Se necesita más investigación.

C 

Prevención de la osteoporosis 

La vitamina K parece prevenir la reabsorción ósea y la ingesta alimenticia adecuada parece ser necesaria para prevenir la pérdida excesiva de hueso. Los pacientes ancianos o internados podrían tener más riesgo por lo que deberían ingerir alimentos ricos en vitamina K. A menos que los pacientes tengan una carencia demostrada de vitamina K, no existe evidencia de que el suplemento de vitamina K sea de ayuda. Algunos estudios muestran que los suplementos de vitamina K podrían incrementar la densidad mineral y la fuerza ósea, mientras que otros muestran que la vitamina K no tiene efecto en el recambio óseo. Sin embargo, la vitamina K podría influir la prevención y tratamiento de la pérdida ósea inducida por los glucocorticoides. Además, el suplemento de vitamina D y calcio podría mejorar los efectos positivos de la vitamina K. Se necesita más investigación para confirmar estos resultados.

C 

Carcinoma hepatocelular (prevención del carcinoma hepatocelular recurrente) 

La infección con el virus de la hepatitis C (VHC, HCV) podría producir el carcinoma hepatocelular (CHC, HCC), una forma de cáncer de hígado. Hasta ahora, los resultados de los estudios médicos ni son claros y ni indican algún efecto positivo de la vitamina K en la prevención de la recurrencia del CHC.

D 

 

*Clave para los grados: 

A: Evidencia científica sólida para este uso;
B:Evidencia científica buena para este uso;
C:Evidencia científica dudosa para este uso;
D:Evidencia científica aceptable contra este uso (podría no funcionar);
F:Evidencia científica sólida contra este uso (probablemente no funciona).

Tradición/Teoría 

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

Enfermedad de Alzheimer, antioxidante, hematomas, quemaduras, celiaquía, lesión hepática colestásica (carencia de vitamina K), arteriopatía coronaria (calcificación), diabetes, diarrea (con hemorragias), hemorragias (sangrado en el cerebro), colesterol alto (pacientes con diálisis), hiperpigmentación, enfermedad intestinal inflamatoria (osteoporosis o fracturas en los huesos), picazón (cirrosis biliar primaria), pruebas de la función hepática, síndrome metabólico (cardiopatía coronaria), neuroprotector, obesidad (posterior a la cirugía bariátrica), osteoartritis, tratamiento para la osteoporosis, rosácea, cicatrización, estrías, inflamación, venas varicosas (arañas vasculares), pérdida de peso.


Seguridad

La Administración de Drogas y Alimentos de EE.UU. (FDA) no regula las hierbas y suplementos de manera estricta. No hay garantías respecto a la potencia, pureza o seguridad de los productos, y los efectos podrían variar. Lea siempre las etiquetas del producto. Si usted padece de alguna afección, o si está tomando otras drogas, hierbas o suplementos, deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de iniciar una terapia nueva. Consulte con un proveedor médico de inmediato si sufre efectos secundarios.

Alergias

  • La vitamina K por vía intravenosa o intramuscular raramente se ha asociado con reacciones anafilactoideas, incluyendo el shock, el ataque al corazón, el paro respiratorio y la muerte. Por lo tanto, estas vías de administración deberían evitarse si sea posible. Si se usa la vía intravenosa, las preparaciones deberían realizarse bajo estricta supervisión médica.
  • Las reacciones de hipersensibilidad en la piel son raras y podrían ocurrir en particular con inyecciones de vitamina K1 (Phytonadione®, AquaMEPHYTON®). La piel podría inflamarse y picar alrededor de la región inyectada, y podría llevar 1-2 meses para curar y ocasionar una cicatriz.

Efectos secundarios y advertencias

  • Las afecciones que interfieren con la absorción de la vitamina K ingerida podrían causar carencia, incluyendo el síndrome de intestino corto, la fibrosis quística, la absorción insuficiente (varias causas), la enfermedad del páncreas o de la vesícula, la diarrea persistente, la celiaquía y la colitis ulcerosa. La carencia de vitamina K disminuye los factores sanguíneos necesarios para la coagulación y aumenta el riesgo de hemorragias.
  • Raras veces se han informado bajos niveles de colesterol HDL (colesterol "bueno") con el suplemento de vitamina K.
  • Se informó hinchazón, enrojecimiento y dolor alrededor de la región de la inyección de vitamina K. La piel podría inflamarse y picar alrededor de la región inyectada, y podría llevar 1-2 meses para curar y ocasionar una cicatriz. Se informó enrojecimiento temporal.
  • Se han informado efectos secundarios gastrointestinales no graves con el suplemento de vitamina K. Raras veces se informaron daños hepáticos en bebés y niños con el uso de la preparación de vitamina K Menadiol (no disponible en los Estados Unidos). Raras veces se informó un gusto inusual en la boca con la inyecciones de vitamina K.
  • Raras veces se informaron mareos con las inyecciones de vitamina K.
  • Raras veces se informaron daños en los glóbulos sanguíneos, causando la anemia (hemólisis), en bebés y niños con el uso de la preparación de vitamina K Menadiol (no disponible en los Estados Unidos). Este tipo de vitamina K debería evitarse en personas con carencia de glucosa-6-fosfato deshidrogenasa (G6PD), dado que la vitamina K podría causar episodios hemolíticos.
  • A pesar de inquietud inicial de un posible riesgo de cáncer por administrar inyecciones de vitamina K universalmente a los recién nacidos, actualmente no existe evidencia científica para respaldar este riesgo. Por lo general, esto no representa una inquietud en la comunidad médica.
  • La vitamina K podría afectar los niveles de azúcar en la sangre. Se sugiere precaución en pacientes con diabetes o hipoglucemia y en aquellos que consumen medicamentos, hierbas o suplementos que afectan los niveles de azúcar en la sangre. Podría ser necesario que un profesional de la salud, incluido un farmacéutico, controlara los niveles de azúcar en la sangre. Podría ser necesario realizar ajustes en la medicación.
  • Usar con precaución en pacientes con afecciones dermatológicas o gastrointestinales, en mujeres embarazadas y en aquellos personas que toman agentes para reducir los lípidos.
  • Usar las formas parenterales de la vitamina K cuidadosamente. Solo un profesional de la salud debería aplicar la inyección intramuscular o intravenosa. Se informaron muchos efectos secundarios graves luego de la inyección.
  • Evitar en pacientes con alergias conocidas o hipersensibilidad conocida a la vitamina K.
  • Evitar el uso del suplemento de vitamina K en pacientes que usan warfarina u otros anticoagulantes salvo que un médico ordene lo contrario; esto se debe a que se ha demostrado que la vitamina K por vía oral o intravenosa disminuye el TP o el INI asociados con el uso de warfarina.
  • Evitar el uso de suplementos de vitamina K3. La Administración de Drogas y Alimentos (FDA) ha prohibido los suplementos de vitamina K3 (menadiona sintética) de venta sin receta dado el potencial de reacciones alérgicas, anemia hemolítica, ictericia y toxicidad hepática.
  • Evitar el uso de menadiol (no disponible en los Estados Unidos) por el potencial daño en los glóbulos sanguíneos, que causa anemia (hemólisis), ya que hay información escasa sobre bebés y niños.

Embarazo y lactancia

  • La Administración de Drogas y Alimentos de los EE. UU. (Food and Drug Administration, FDA) ha clasificado la vitamina K como una medicamento en la Categoría C del Embarazo. No hay evidencia científica suficiente en animales y humanos para concluir claramente acerca de los efectos sobre el feto. Generalmente no se recomienda la administración de la vitamina K a madres momentos antes de dar a luz. El suplemento regular de vitamina K durante el embarazo (más allá del aporte dietético normal) podría incrementar el riesgo de ictericia en el recién nacido.
  • La Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics) recomienda administrar una sola inyección por vía intramuscular de vitamina K1 a todos los recién nacidos para prevenir la enfermedad hemorrágica del recién nacido (VKDB), una afección potencialmente mortal. Las cantidad excesiva de suplemento con vitamina K en recién nacidos podría producir complicaciones severas, incluyendo la anemia hemolítica, la hemoglobinuria, el encefalopatía bilirrubínica, el daño cerebral o la muerte. Las reacciones podrían ser particularmente graves en bebés prematuros.
  • La vitamina K ingerida por las madres generalmente se considera segura durante el amamantamiento. Es muy poca la cantidad de vitamina K que la madre transmite a los bebés a través de la leche materna (en oposición a diversas fórmulas para lactantes, que sí incluyen la vitamina K). La cantidad de vitamina K en la leche materna se incrementa si las madres toman suplementos de vitamina K. Si se usa una fórmula para lactantes que no esté fortificada con vitamina K, se debería consultar con un médico para encontrar otra vía de aporte de vitamina K para el bebé.

Interacciones

La mayoría de las hierbas y suplementos no se han probado completamente en cuando a la interacción con otras hierbas, suplementos, drogas o alimentos. Las interacciones que se señalan a continuación se basan en informes y publicaciones científicas, experimentos de laboratorio o uso tradicional. Siempre debe leer las etiquetas del producto. Si usted padece de alguna afección, o si está tomando otras drogas, hierbas o suplementos, deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de iniciar una terapia nueva.

Interacciones con drogas

  • El difosfato sódico de menadiol es una forma de vitamina K que no se usa en los Estados Unidos. Varios medicamentos podrían causar complicaciones cuando se toman junto con el menadiol.
  • La warfarina es un fármaco anticoagulante que funciona mediante la inhibición de los factores de coagulación dependientes de la vitamina K. Los médicos recetan la warfarina a aquellas personas con diversas afecciones, tales como la fibrilación auricular, las válvulas cardíacas artificiales, los antecedentes de coágulos de sangre graves, los trastornos de coagulación (hipercoagulabilidad) y la colocación de catéteres o puertos permanentes. Por lo general, se hacen análisis de sangre regularmente para evaluar la magnitud del efecto del anticoagulante, mediante un examen del tiempo de la protrombina (TP, PT) o el de la índice normalizado internacional (INI, INR). La vitamina K puede disminuir los efectos anticoagulantes de la warfarina y por lo tanto disminuirá el valor del TP o del INI, lo que a su vez podría aumentar el riesgo de coagulación. Por lo tanto, se les advierte generalmente a las personas que toman warfarina que eviten los alimentos con alto contenido de vitamina K (tales como los verduras de hojas verdes) y que eviten los suplementos de vitamina K. Por otra parte, la vitamina K se utiliza para tratar la sobredosis o cualquier exceso en los efectos anticoagulantes de la warfarina y para inhibir los efectos de la warfarina antes de la cirugía u otros procedimientos. Los suplementos multivitamínicos que contienen vitamina K1 de venta libre interrumpen la anticoagulación de la warfarina en pacientes sin reservas de vitamina K1. Los pacientes sin reservas de vitamina K1 son sensibles aún a pequeños cambios en la dosis de vitamina K1.
  • La vitamina K podría afectar los niveles de azúcar en la sangre. Se sugiere precaución al usar medicamentos que también podrían afectar los niveles de azúcar en la sangre. Los pacientes que toman medicamentos para la diabetes por vía oral deben ser controlados cuidadosamente por un profesional de la salud, incluido un farmacéutico. Podría ser necesario realizar ajustes en la medicación.
  • La vitamina K podría interferir con la manera en que el cuerpo procesa ciertos medicamentos al usar el sistema de enzimas citocromo P450 del hígado. Como resultado, los niveles de estos medicamentos pueden ser alteradas en la sangre, y cambiar los efectos deseados. Los pacientes que ingieren cualquier medicamento deberían verificar el prospecto y consultar con un profesional médico calificado, incluyendo un farmacéutico, sobre las posibles interacciones.
  • Algunos antibióticos podrían disminuir las bacterias en el intestino humano (las cuales sintetizan una pequeña cantidad del requerimiento de vitamina K en humanos). Los antibióticos de amplio espectro, particularmente las sulfonamidas tales como el Bactrim®, podrían disminuir los niveles de vitamina K y aumentar el riesgo de carencia en personas que no ingieran las cantidades adecuadas.
  • Los medicamentos que podrían afectar la absorción o el metabolismo de la vitamina K incluyen los antiácidos, la dactinomicina, los salicilatos (aspirina), el tiratricol, el orlistat, la quinina, la colestiramina (Questran®), la rifampina y la isoniacida.
  • La vitamina K también podría interactuar con los agentes anticancerígenos, anticonvulsivantes, antiinflamatorios, hormonales, o reductores de los lípidos; los medicamentos para la osteoporosis; los agentes para la pérdida de peso; agentes que contienen vitamina A, D o E; y los antagonistas de la vitamina K.

Interacciones con hierbas y suplementos dietéticos

  • La vitamina K podría disminuir los efectos anticoagulantes de las hierbas que actúan en el cuerpo como la warfarina (Coumadin®) disminuyendo los factores coagulantes producidos en el hígado. En particular, esto podría aplicarse a las hierbas con los elementos constituyentes del coumarín, tales como la alfalfa (Medicago sativa), el ginseng americano (Panax quinquefolius) y la angélica (Angelica archangelica).
  • La vitamina K podría afectar los niveles de azúcar en la sangre. Se sugiere precaución al usar hierbas o suplementos que también podrían afectar los niveles de azúcar en la sangre. Podría ser necesario controlar los niveles de azúcar en la sangre y ajustar las dosis.
  • La vitamina K podría interferir con la manera en que el cuerpo procesa ciertas hierbas o suplementos al usar el sistema de enzimas citocromo P450 del hígado. Como resultado, los niveles de otras hierbas o suplementos pueden ser alteradas en la sangre. También podría alterar los efectos que otras hierbas o suplementos podrían tener en el sistema citocromo P450.
  • Los agentes que podrían afectar la absorción o el metabolismo de la vitamina K incluyen los antibacterianos, los antiácidos, los salicilatos y las grasas alimenticias tales como la manteca y la leche.
  • La vitamina K también podría interactuar con las hierbas y suplementos anticancerígenos, las hierbas y suplementos antiinflamatorios, las hierbas y suplementos anticonvulsivantes, las hierbas y suplementos que afectan la densidad ósea, las hierbas y suplementos hormonales, las hierbas y suplementos reductores de los lípidos, las hierbas y suplementos para la pérdida de peso, la vitamina A, la vitamina D, la vitamina E y los antagonistas de la vitamina K.

Información Del Autor/Actualizatión

Referencias

Natural Standard desarrolló la información anterior con base en la evidencia mediante una revisión sistemática de todos los artículos científicos disponibles. Para obtener información completa acerca de terapias alternas y complementarias a nivel profesional, visite www.naturalstandard.com. Las referencias seleccionadas se indican a continuación.

  1. American Academy of Pediatrics Committee on Fetus and Newborn. Controversies concerning vitamin K and the newborn. Pediatrics 2003;112(1 Pt 1):191-192.
  2. Bügel S, Sørensen AD, Hels O, et al. Effect of phylloquinone supplementation on biochemical markers of vitamin K status and bone turnover in postmenopausal women. Br J Nutr 2007 Feb;97(2):373-80.
  3. Clarke, P., Mitchell, S. J., Wynn, R., Sandarac, S., Speed, V., Gardener, E., Roeves, D., and Shearer, M. J. Vitamin K prophylaxis for preterm infants: a randomized, controlled trial of 3 regimens. Pediatrics 2006;118(6):e1657-e1666.
  4. Cockayne S, Adamson J, Lanham-New S, et al. Vitamin K and the prevention of fractures: systematic review and meta-analysis of randomized controlled trials. Arch Intern Med 2006 Jun 26;166(12):1256-61.
  5. Crowther CA, Crosby DD, Henderson-Smart DJ. Vitamin K prior to preterm birth for preventing neonatal periventricular haemorrhage. Cochrane Database Syst Rev. 2010 Jan 20;(1):CD000229.
  6. Dentali F, Ageno W, Crowther M. Treatment of coumarin-associated coagulopathy: a systematic review and proposed treatment algorithms. J Thromb Haemost. 2006 Sep;4(9):1853-63.
  7. Dezee KJ, Shimeall WT, Douglas KM, et al. Treatment of excessive anticoagulation with phytonadione (vitamin K): a meta-analysis. Arch Intern Med 2006 Feb 27;166(4):391-7.
  8. Ford SK, Misita CP, Shilliday BB, et al. Prospective study of supplemental vitamin K therapy in patients on oral anticoagulants with unstable international normalized ratios. J Thromb Thrombolysis 2007 Aug;24(1):23-7.
  9. Iwamoto, J., Matsumoto, H., and Takeda, T. Efficacy of menatetrenone (vitamin K2) against non-vertebral and hip fractures in patients with neurological diseases: meta-analysis of three randomized, controlled trials. Clin.Drug Investig. 2009;29(7):471-479.
  10. Jagannath VA, Fedorowicz Z, Thaker V, Chang AB. Vitamin K supplementation for cystic fibrosis. Cochrane Database Syst Rev. 2011 Jan 19;(1):CD008482.
  11. Kakizaki S, Sohara N, Sato K, et al. Preventive effects of vitamin K on recurrent disease in patients with hepatocellular carcinoma arising from hepatitis C viral infection. J Gastroenterol Hepatol 2007 Apr;22(4):518-22.
  12. Knapen MH, Schurgers LJ, Vermeer C. Vitamin K2 supplementation improves hip bone geometry and bone strength indices in postmenopausal women. Osteoporos Int 2007 Jul;18(7):963-72.
  13. Kurnik D, Loebstein R, Rabinovitz H, et al. Over-the-counter vitamin K1-containing multivitamin supplements disrupt warfarin anticoagulation in vitamin K1-depleted patients. A prospective, controlled trial. Thromb Haemost 2004;92(5):1018-1024.
  14. Rombouts EK, Rosendaal FR, Van Der Meer FJ. Daily vitamin K supplementation improves anticoagulant stability. J Thromb Haemost 2007 Oct;5(10):2043-8.
  15. Stevenson M, Lloyd-Jones M, Papaioannou D. Vitamin K to prevent fractures in older women: systematic review and economic evaluation. Health Technol Assess. 2009 Sep;13(45):iii-xi, 1-134.

Natural Standard Monograph (www.naturalstandard.com). Copyright © 2013 Natural Standard Inc. Se prohíbe la distribución o reproducción comercial.

La información en esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, y está diseñada para ayudar a los usuarios a aclarar sus inquietudes de salud. La información está basada en la revisión de datos de investigación científica, patrones históricos de práctica y experiencia clínica. Esta información no se debe interpretar como un consejo médico especifico. Los usuarios deben consultar con un proveedor médico calificado para preguntas específicas respecto a terapias, diagnósticos y/o enfermedades, antes de tomar decisiones acerca de una terapia.

previous  Vitamina E 
Yoga  next