• Above all, we make a difference.
  • Terapia de relajación

    Relaxation therapy  

    Natural Standard Monograph, Copyright © 2014 (www.naturalstandard.com). La información en esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, y está diseñada para ayudar a los usuarios a aclarar sus inquietudes de salud. La información está basada en la revisión de datos de investigación científica, patrones históricos de práctica y experiencia clínica. Esta información no se debe interpretar como un consejo médico especifico. Los usuarios deben consultar con un proveedor médico calificado para preguntas específicas respecto a terapias, diagnósticos y/o enfermedades, antes de tomar decisiones acerca de una terapia.

    Términos Relacionados

    • Técnica abreviada de relajación muscular progresiva, técnica abreviada de relajación progresiva (TARP, APRT), entrenamiento autógeno, técnicas de conducta, "respuesta de relajación" de Benson, relajación asistida por biorretroalimentación, terapia de respiración, relajación elegida, terapia de conducta cognitiva (TCC, CBT), relajación consciente, relajación funcional, relajación guiada, música hipnótica, imaginería, J. H. Schultz, progresiva de Jacobson, enfoque de Laura Mitchell, relajación pasiva por meditación, medicina mente-cuerpo, técnica de relajación muscular, técnica de relajación musical, relajación muscular progresiva, relajación progresiva, programas de terapia psicomotriz, Qi gong, control de la relajación, ejercicios de relajación, autohipnosis, Soong (chino mandarín), visualización.

    Historia

    • Las técnicas de relajación comprenden enfoques terapéuticos de la conducta que difieren ampliamente de su filosofía, metodología y práctica. El objetivo principal es generalmente la relajación no dirigida. La mayoría de las técnicas comparten los componentes de enfoque repetitivo (en una palabra, sonido, frase de plegaria, sensación corporal o actividad muscular), mediante actitudes pasivas hacia la intromisión de pensamientos y luego regresan al enfoque.
    • Existen métodos profundos y breves. Los métodos profundos incluyen el entrenamiento autógeno, la relajación muscular progresiva (RMP, PMR) y la meditación (aunque en ocasiones la meditación se diferencia de la relajación por el estado de "conciencia sin pensamientos" que se cree ocurre durante la meditación). Los métodos breves comprenden relajación por autocontrol, ritmo de respiración y profundidad de la respiración. Los métodos breves generalmente llevan menos tiempo y a menudo representan una manera abreviada del método profundo. Otras técnicas de relajación comprenden imaginería guiada, respiración profunda, control de la respiración, relajación muscular pasiva y retorno a enfoque. La relajación aplicada comprende la imaginación de situaciones relajantes a fin de inducir relajación mental y muscular. Otra técnica popular es la relajación progresiva, mediante la cual se enseña a la persona lo que se siente al relajarse en comparación con la sensación de tensión muscular. Se dice que la relajación muscular progresiva (RMP, PMR) requiere varios meses de práctica, al menos tres veces por semana, a fin de poder evocar la respuesta de relajación en pocos segundos. La técnica de relajación está disponible en muchos hospitales, en la comunidad, en libros o cintas de audio o video.
    • El término "respuesta de relajación" fue acuñado por el profesor de Harvard y cardiólogo el Dr. Herbert Benson a principios de los años 70 para describir la reacción fisiológica opuesta a la respuesta de estrés. Se dice que la respuesta de relajación comprende la disminución de la estimulación del sistema nervioso y el aumento de la actividad parasimpática (micción, digestión y otras actividades que ocurren cuando el cuerpo está en reposo), caracterizada por un ritmo cardíaco disminuido y un tono músculo-esquelético y cardiovascular disminuido y una interacción alterado entre los sistemas nervioso y neuroendocrino.
    • Las técnicas de relajación pueden ser impartidas por profesionales complementarios, médicos, psicoterapeutas, hipnoterapeutas, enfermeros, psicólogos clínicos y terapeutas deportivos. No existe un sistema de acreditación formal para las terapias de relajación.
    • Los estudios clínicos sugieren que las técnicas de relajación podrían ser beneficiosas para los pacientes con ansiedad, aunque su efectividad no parece ser tan buena como la psicoterapia. La relajación podría ser beneficiosa contra las enfermedades con fuertes elementos psicosomáticos, aunque no está claro de si los efectos son a largo plazo. Las técnicas de relajación podrían usarse para el manejo del estrés mediante la autorregulación (autocontrol). No existe suficiente evidencia para llegar a una conclusión firme sobre la efectividad de la relajación en el tratamiento de cualquier condición. No obstante, se han estudiado las técnicas de relajación para tratamientos de depresión, dolor, conducta, disminución de la presión arterial, etc. Además se han estudiado en pacientes con el síndrome del colon irritable. En ocasiones se utilizan técnicas de relajación para personas con insomnio y otros trastornos del sueño.

    Teoría

    Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

    • En situaciones de estrés, la actividad del sistema nervioso simpático se incrementa, lo cual conduce a la respuesta de "defensa o huida". Los cambios fisiológicos comprenden incremento en el ritmo cardíaco, presión arterial, frecuencia respiratoria, irrigación sanguínea a los músculos y dilatación de las pupilas. Se dice que las situaciones frecuentes de estrés podrían tener efectos negativos en la salud, como incremento de la presión arterial y de los niveles de colesterol, malestar gastrointestinal o depresión del sistema inmunitario.
    • A diferencia de la respuesta de estrés, la relajación se caracteriza por la disminución de la estimulación del sistema nervioso y el aumento de la actividad parasimpática (micción, digestión y otras actividades que ocurren cuando el cuerpo está en reposo). Esto podría comprender la disminución del metabolismo, de la presión arterial, del consumo de oxígeno y de la frecuencia cardíaca, además de una sensación de calma. También se informó un incremento de la actividad de las ondas cerebrales lentas (medidas con un electroencefalograma, EEG). También podrían influir las alteraciones en el sistema inmunitario.
    • Se ha teorizado que el aprendizaje de la autoevocación de la respuesta de relajación podría contrarrestar los efectos negativos del estrés crónico. Existen algunos informes que indican que, con la práctica, se puede alcanzar los estados de relajación después de segundos. Se ha sugerido que los masajes, los estados meditativos profundos, las técnicas interactivas de cuerpo-mente y ciertos tipos de música y sonidos podrían servir de medio para establecer un estado de relajación. Podría practicarse la respiración rítmica, profunda, visualizada o diafragmática. En tales técnicas también podría incluirse la imaginería mental, la biorretroalimentación, la desensibilización, reestructuración cognitiva y autoafirmaciones adaptadas.
    • La relajación muscular de Jacobson o "relajación progresiva" comprende la flexión de determinados músculos, manteniéndolos en una posición sostenida y luego relajarlos. A menudos, en esta técnica se va progresando mediante el trabajo de un grupo de músculos del cuerpo a la vez, comenzando con los pies y trabajando alrededor de un minuto en cada área. La relajación progresiva podría practicarse acostado o sentado. Se ha sugerido este enfoque en caso de trastornos psicosomáticos, para aliviar del dolor, la tensión física o el "cansancio interno".
    • El enfoque de Laura Mitchell consiste en la relajación recíproca al mover una parte del cuerpo en la dirección opuesta al área de tensión y luego soltándola.
    • No existe un sistema de acreditación formal para las terapias de relajación. Se ofrecen cursos en instituciones come el Instituto Nacional para la Aplicación Clínica de la Medicina de la Conducta (National Institute for Clinical Applications of Behavioral Medicine, NICBM) , la Asociación Médica Holística Americana (American Holistic Medical Association, AHMA) y el Centro para la Medicina Mente-Cuerpo (Center for Mind-Body Medicine, CMBM).
    • Según el Dr. Herbert Benson, quién acuñó el término "respuesta de relajación", se ha demostrado que la relajación disminuye el consumo de oxígeno y la salida de dióxido de carbono, disminuye la frecuencia respiratoria, aumenta levemente los niveles de oxígeno en la sangre, disminuye los niveles de lactato en la sangre (un indicador del estrés) y aumenta el consumo de oxígeno durante el sueño.

    Evidencia Científica

     

    Usos 

    Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

    Grado* 

    Agresión 

    Un estudio no logró demostrar ningún efecto de la terapia de relajación para la agresión. Se necesitan más estudios clínicos bien diseñados.

    C 

    Angina de pecho (dolor de pecho) 

    La investigación preliminar en pacientes con angina informó que la relajación puede reducir la ansiedad, la depresión, la frecuencia de los episodios de angina, la necesidad de consumir medicamentos y las limitaciones físicas. Se necesitan estudios más extensos y bien diseñados para confirmar estos hallazgos.

    C 

    Ansiedad / estrés 

    Numerosos estudios en seres humanos informaron que las técnicas de relajación (por ejemplo, el uso de cintas de audio o terapia de grupo) podrían reducir la ansiedad, particularmente en personas sin una enfermedad mental grave. La relajación puede ser beneficiosa para el tratamiento de fobias (tales como agorafobia), trastorno de pánico, estrés laboral y ansiedad (causada por enfermedad grave, antes de someterse a una intervención médica o durante el embarazo). No obstante, dado a que existen diversas técnicas de relajación utilizadas en los estudios y dado a que muchos estudios clínicos no describen claramente el diseño o los hallazgos, no es posible brindar recomendaciones precisas sin evidencia de estudios con seres humanos.

    C 

    Asma 

    Estudios preliminares sobre técnicas de relajación en personas con asma han informado una disminución significativa en los síntomas del asma, la ansiedad y la depresión, así como una mejora de la calidad de vida y de las medidas de la función pulmonar. Se necesitan más estudios clínicos extensos en seres humanos para confirmar tales hallazgos.

    C 

    Trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH, ADHD) 

    Un estudio no logró demostrar ningún efecto de la terapia de relajación para trastorno por déficit de atención con hiperactividad. Se necesitan más estudios clínicos bien diseñados.

    C 

    Condiciones cardiovasculares 

    La investigación preliminar sobre las técnicas de relajación en personas que han sufrido un infarto de miocardio sugiere que podría haber menos infartos de miocardio en el futuro si se practica la relajación regularmente. Se han asociado las técnicas de relajación con la disminución de la frecuencia del pulso, la presión arterial sistólica y la presión arterial diastólica; percepción reducida del estrés; y una mejor percepción del estado de salud. Se necesita más investigación para confirmar estos hallazgos.

    C 

    Síndrome de fatiga crónica 

    Un estudio no logró demostrar que las técnicas de relajación podrían ser beneficiosas para el síndrome de fatiga crónica. Se necesita más investigación antes de poder llegar a una conclusión.

    C 

    Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC, COPD) 

    Estudio clínicos preliminares informaron que las técnicas de relajación podrían ser beneficiosas para el la enfermedad pulmonar obstructiva crónica. Se necesita investigación de mejor calidad antes de poder llegar a una conclusión firme.

    C 

    Depresión 

    Existe evidencia contradictoria de investigación en seres humanos que apoya el uso de la relajación para reducir los síntomas de la depresión. Se necesita investigación de mejor calidad antes de poder llegar a una conclusión firme.

    C 

    Dispepsia 

    Estudios clínicos preliminares informaron que las técnicas de relajación podrían ser beneficiosas para la dispepsia. Se necesita investigación de mejor calidad antes de poder llegar a una conclusión firme.

    C 

    Epilepsia 

    Estudios clínicos preliminares en seres humanos informaron que las técnicas de relajación podrían ser beneficiosas para la epilepsia. Se necesita investigación de mejor calidad antes de poder llegar a una conclusión firme.

    C 

    Fatiga 

    Se han estudiado las técnicas de relajación como tratamiento para la fatiga inducida por la radicación y para la fatiga inducida al volar. Se necesitan más estudios clínicos bien diseñados.

    C 

    Fibromialgia 

    Se ha informado que la relajación reduce el dolor causado por la fibromialgia. No obstante, los hallazgos de distintos estudios son contradictorios por lo que se necesita más investigación antes de poder hacer una recomendación firme.

    C 

    Dolor de cabeza 

    La evidencia preliminar sugiere que las técnicas de relajación podrían ayudar a reducir los síntomas de dolores de cabeza por migrañas en los adultos. Se informó que muchos adultos complementan los tratamientos tradicionales con la terapia de relajación. Un estudio de la relajación en niños con dolor de cabeza dio como hallazgos poco claros. Se sugirió que la terapia de relajación resultó beneficiosa en grupos especiales (niños, ancianos, mujeres embarazadas o lactantes) donde la medicación más común para la migraña podría no ser la apropiada. Se necesita más investigación antes de poder llegar a una conclusión firme.

    C 

    VIH / SIDA 

    Estudios preliminares en pacientes con VIH / SIDA muestran mejoría en la salud mental y la calidad de vida. Estos hallazgos sugieren la necesidad de más investigación bien controlada.

    C 

    Enfermedad de Huntington 

    La investigación preliminar en pacientes con la enfermedad de Huntington ha evaluado los efectos de la estimulación multisensorial controladas por actividades de relajación. Los hallazgos resultaron poco claros. Se necesita más investigación antes de poder llegar a una conclusión.

    C 

    Insomnio 

    Varios estudios clínicos en seres humanos sugieren que las técnicas de relajación podrían ser benéficas en personas con insomnio, aunque los efectos parecen ser de corta duración. La investigación sugiere que las técnicas de relajación podrían mejorar algunos aspectos del sueño, tales como el período de latencia y el tiempo de vigía después del inicio del sueño. Se observa que en las formas de relajación cognitiva, como la meditación, existe una ligera mejoría respecto de las formas somáticas de relajación, tales como la relajación muscular progresiva (RMP, PMR). Se necesita investigación bien realizada antes de poder llegar a una conclusión firme.

    C 

    Síndrome del colon irritable 

    La investigación preliminar en seres humanos sugiere que la relajación podría ayudar en la prevención y alivio de los síntomas del síndrome del colon irritable. Se necesitan estudios clínicos bien diseñados y extensos para confirmar tales hallazgos.

    C 

    Síntomas menopáusicos 

    Existe evidencia preliminar prometedora de investigación en seres humanos que apoya el uso de las técnicas de relajación para reducir los síntomas de la menopausia, aunque esos efectos parecen ser de corto plazo. Se necesita investigación de mejor calidad antes de poder llegar a una conclusión firme.

    C 

    Infarto de miocardio (ataque cardíaco) 

    En unos pocos estudios clínicos bien diseñados se investigó los efectos de la relajación en los resultados del infarto de miocardio, y los hallazgos fueron mixtos. Se necesita más investigación.

    C 

    Obesidad 

    Algunos estudios sobre los enfoques de la psicoterapia, por ejemplo la terapia de relajación, no ha logrado demostrar ningún resultado positivo decisivo. Se necesita más investigación.

    C 

    Artrosis 

    En un estudio preliminar, se informó que la relajación de Jacobson disminuye el nivel de dolor subjetivo y reduce la necesidad de tomar medicación en los pacientes con artrosis. Se necesita más investigación bien diseñada para confirmar estos hallazgos.

    C 

    Dolor 

    La investigación preliminar sugiere que el masaje es más efectivo que la terapia de relajación para tratar el dolor, incluyendo el dolor posquirúrgico y el dolor lumbar. Además, la mayoría de los estudios clínicos en este campo son de baja calidad. Se necesita investigación de mejor calidad antes de poder recomendar el uso de las técnicas de relajación de manera aislada o conjunto con otros tratamientos para el dolor agudo o crónico.

    C 

    Trastorno de estrés postraumático (TEPT, PTSD) 

    En estudios limitados han investigado los efectos de la relajación para los trastornos de estrés postraumáticos. Se necesita más investigación.

    C 

    Síndrome premenstrual (SPM, PMS) 

    Existe evidencia preliminar de que el entrenamiento en la relajación muscular progresiva (RMP, PMR) podría mejorar los síntomas físicos y emocionales asociados con el síndrome premenstrual (SPM, PMS). Se necesita más investigación antes de poder llegar a una conclusión.

    C 

    Prevención de complicaciones durante el embarazo 

    Los estudios sugieren que la terapia de relajación podría tener efectos positivos en la prevención del parto prematuro y la hipertensión. Se necesitan más estudios clínicos bien diseñados.

    C 

    Artritis reumatoide 

    La investigación preliminar limitada informa que el entrenamiento en la relajación muscular podría mejorar el funcionamiento y el bienestar general de pacientes con artritis reumatoide. Se necesita más investigación antes de poder llegar a una conclusión.

    C 

    Enfermedades de la piel 

    Existe poca investigación sobre el uso de los efectos de la terapia de relajación de manera aislada para mejorar las enfermedades de la piel. Se necesitan estudios clínicos bien diseñados.

    C 

    Trastornos de la articulación temporomandibular (TAT, TMJ) 

    La investigación preliminar sugiere que el uso de una placa oclusal es más efectivo que la terapia de relajación para aliviar los trastornos temporomandibulares. Se necesitan más estudios clínicos bien diseñados.

    C 

    Atúfenos (zumbido en los oídos) 

    En estudios preliminares en pacientes con atúfenos, se ha observado ciertos beneficios en la terapia de relajación. Se necesita más investigación para confirmar estos hallazgos.

    C 

    Síndrome de Tourette 

    La evidencia limitada sugiere la ausencia de beneficio en la terapia de relajación para el tratamiento del síndrome de Tourette. Se necesitan más estudios clínicos bien diseñados.

    C 

    Infección de las vías respiratorias superiores (en niños) 

    No existe evidencia que informe los efectos de la terapia de relajación para el tratamiento de las infecciones de las vías respiratorias superiores en los niños. Se necesitan estudios clínicos bien diseñados.

    C 

    Bienestar 

    En los estudios para evaluar la relajación para el bienestar psicológico y la "calma" en pacientes, se informó hallazgos positivos, aunque la mayoría de estos hallazgos no han resultado estadísticamente significativos. Aunque esta investigación es promisoria, se necesitan más estudios en esta área antes de poder llegar a una conclusión firme.

    C 

     

    *Clave para los grados: 

    A: Evidencia científica sólida para este uso;
    B:Evidencia científica buena para este uso;
    C:Evidencia científica dudosa para este uso;
    D:Evidencia científica aceptable contra este uso (podría no funcionar);
    F:Evidencia científica sólida contra este uso (probablemente no funciona).

    Tradición/Teoría 

    Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

    Dolor abdominal, adicción, trastorno de adaptación, envejecimiento, abuso de alcohol, enfermedad de Alzheimer, amnesia, antiespasmódico (espasmos en el piso de la pelvis), arritmia (ritmo cardíaco anormal), equilibrio, dolor por cáncer, trastornos cognitivos (neurogénicos), trastornos de la comunicación (neurogénicos), arteriopatía coronaria, abuso de drogas, estrés emocional, dismenorrea, rendimiento en el ejercicio físico, gastritis, enfermedad por reflujo gastroesofágico (RGE, GERD), trastornos digestivos, hemiplejía, virus del herpes, colesterol alto, estimulación del sistema inmunitario, más leche materna, infertilidad, cardiopatía isquémica, longevidad, migraña, esclerosis múltiple, trastorno obsesivo compulsivo (TOC, OCD), cuidado de las ostomías, trastorno de pánico, enfermedad de Parkinson, enfermedad de la úlcera péptica, embarazo, preparación para la cirugía, psoriasis, trastornos psiquiátricos, condiciones psicosomáticas, calidad de vida, distrofia simpática refleja, lesiones por movimientos repetidos, rosácea, verrugas, cicatrización de heridas.


    Seguridad

    Los profesionales de la salud que tienen instrucción formal practican muchas técnicas complementarias, de acuerdo con los estándares de organizaciones nacionales. No obstante, este no es el caso universal; es posible que se presenten efectos adversos. Debido a la limitada investigación existente, en algunos casos solamente hay poca información disponible sobre la seguridad del tratamiento.

    • La mayoría de las técnicas de relajación no son invasivas y generalmente se consideran seguras en los adultos sanos. No se informaron efectos adversos graves. Existe la teoría de que algunas personas que practican técnicas de relajación podrían experimentar más ansiedad y que en raras ocasiones podría observarse descargas autogénicas (experiencias emocionales súbitas e inesperadas, incluyendo dolor, palpitaciones cardíacas, espasmos musculares, episodios de llanto o presión arterial alta). Es limitada la evidencia científica en estas áreas. Las personas con trastornos psiquiátricos como esquizofrenia o psicosis deberían evitar la práctica de las técnicas de relajación, a menos de que sean recomendadas por su psiquiatra principal. Los terapeutas suelen sugerir que las técnicas que requieren focalización interna podrían intensificar el estado anímico depresivo, aunque es limitada la evidencia científica en esta área.
    • La relajación de Jacobson (flexión de músculos específicos, manteniendo la posición y luego relajando dichos músculos) debería usarse con precaución en personas con enfermedades como cardiopatías, presión arterial alta o lesiones musculoesqueléticas.
    • La terapia de relajación no se recomienda como tratamiento único de enfermedades potencialmente graves, y no debería retrasar el tiempo de diagnosticar o comenzar un tratamiento con técnicas aprobadas.

    Información Del Autor/Actualizatión

    Referencias

    Natural Standard desarrolló la información anterior con base en la evidencia mediante una revisión sistemática de todos los artículos científicos disponibles. Para obtener información completa acerca de terapias alternas y complementarias a nivel profesional, visite www.naturalstandard.com. Las referencias seleccionadas se indican a continuación.

    1. Andrasik F, Grazzi L, Usai S, et al. Pharmacological treatment compared to behavioural treatment for juvenile tension-type headache: results at two-year follow-up. Neurol Sci 2007 May;28 Suppl 2:S235-8.
    2. Boyce PM, Talley NJ, Balaam B, et al. A randomized controlled trial of cognitive behavior therapy, relaxation training, and routine clinical care for the irritable bowel syndrome. Am J Gastroenterol 2003;98(10):2209-2218.
    3. Dickinson H, Campbell F, Beyer F, et al. Relaxation therapies for the management of primary hypertension in adults: a Cochrane review. J Hum Hypertens. 2008 Dec;22(12):809-20. Epub 2008 Jun 12.
    4. Engel JM, Rapoff MA, Pressman AR. Long-term follow-up of relaxation training for pediatric headache disorders. Headache 1992;32(3):152-156.
    5. Fichtel A, Larsson B. Relaxation treatment administered by school nurses to adolescents with recurrent headaches. Headache 2004 Jun;44(6):545-54.
    6. Gavin M, Litt M, Khan A, et al. A prospective, randomized trial of cognitive intervention for postoperative pain. Am Surg 2006 May;72(5):414-8.
    7. Irvin JH, Domar AD, Clark C, et al The effects of relaxation response training on menopausal symptoms. J Psychosom Obstet Gynaecol 1996;17(4):202-207.
    8. Janke J. The effect of relaxation therapy on preterm labor outcomes. J Obstet Gynecol Neonatal Nurs 1999;28(3):255-263.
    9. Kearney DJ, Brown-Chang J. Complementary and alternative medicine for IBS in adults: mind-body interventions. Nat Clin Pract Gastroenterol Hepatol. 2008 Nov;5(11):624-36. Epub 2008 Sep 30.
    10. Larsson B, Carlsson J, Fichtel A, Melin L. Relaxation treatment of adolescent headache sufferers: results from a school-based replication series. Headache 2005 Jun;45(6):692-704.
    11. Medlicott MS, Harris SR. A systematic review of the effectiveness of exercise, manual therapy, electrotherapy, relaxation training, and biofeedback in the management of temporomandibular disorder. Phys Ther 2006 Jul;86(7):955-73.
    12. NIH Technology Assessment Panel on Integration of Behavioral and Relaxation Approaches into the Treatment of Chronic Pain and Insomnia. Integration of behavioral and relaxation approaches into the treatment of chronic pain and insomnia. JAMA 7-24-1996;276(4):313-318.
    13. Ramaratnam S, Baker GA, Goldstein LH. Psychological treatments for epilepsy. Cochrane Database Syst Rev. 2008 Jul 16;(3):CD002029.
    14. Siev J, Chambless DL. Specificity of treatment effects: cognitive therapy and relaxation for generalized anxiety and panic disorders. J Consult Clin Psychol 2007 Aug;75(4):513-22.
    15. Yu DS, Lee DT, Woo J. Effects of relaxation therapy on psychologic distress and symptom status in older Chinese patients with heart failure. J Psychosom Res 2007 Apr;62(4):427-37.

    Natural Standard Monograph (www.naturalstandard.com). Copyright © 2014 Natural Standard Inc. Se prohíbe la distribución o reproducción comercial.

    La información en esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, y está diseñada para ayudar a los usuarios a aclarar sus inquietudes de salud. La información está basada en la revisión de datos de investigación científica, patrones históricos de práctica y experiencia clínica. Esta información no se debe interpretar como un consejo médico especifico. Los usuarios deben consultar con un proveedor médico calificado para preguntas específicas respecto a terapias, diagnósticos y/o enfermedades, antes de tomar decisiones acerca de una terapia.

    previous  Terapia con animales 
    Té verde  next