Susan G Komen  
I've Been Diagnosed With Breast Cancer Someone I Know Was Diagnosed Share Your Story Join Us And Stay Informed Donate To End Breast Cancer
Home > Espanol > Terapias Complementarias > Hipnoterapia

  


Hipnoterapia

 

Natural Standard Monograph, Copyright © 2014 (www.naturalstandard.com). La información en esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, y está diseñada para ayudar a los usuarios a aclarar sus inquietudes de salud. La información está basada en la revisión de datos de investigación científica, patrones históricos de práctica y experiencia clínica. Esta información no se debe interpretar como un consejo médico especifico. Los usuarios deben consultar con un proveedor médico calificado para preguntas específicas respecto a terapias, diagnósticos y/o enfermedades, antes de tomar decisiones acerca de una terapia.

Términos Relacionados

  • Terapia de abreacción, estados alterados de conciencia, autohipnosis prenatal, entrenamiento autógeno, autohipnosis, terapia de aversión, biorretroalimentación, hipnoterapia cognitiva, terapia condicionante, visualización creativa, terapia de sueños, imaginería guiada, hipnoanalgesia, hipnoparto, hipnosis, hipnoterapia, imaginería, entrenamiento de la imaginación, meditación, mesmerismo, terapia para el alivio del dolor, sugestión posthipnótica, terapia de regresión, relajación, relajación mental por imaginería (RMI), atención selectiva, autohipnosis, chamanismo, desconexión de imagen, terapia para el alivio de los síntomas, trance, visualización.

Historia

  • A lo largo de la historia, se han documentado en varias culturas diferentes formas de hipnosis, trance y estados alterados de conciencia. El origen de las prácticas similares a la hipnosis puede encontrarse en el antiguo Egipto, Babilonia, Grecia, Persia, Gran Bretaña, Escandinavia, América, África, India y China. Wong Tai, uno de los padres de la medicina china, hizo referencia por escrito a la hipnosis en el año 2600 A.C. Las prácticas hipnóticas han desempeñado funciones en la religión y las ceremonias religiosas. Se mencionan en la Biblia, el Talmud y las vedas hindúes, y los estados de trance están incluidos en algunas ceremonias nativas americanas y africanas.
  • El término "hipnosis" deriva de la palabra griega hypnos, que significa sueño. A menudo, el origen de la hipnoterapia occidental moderna se asocia con el médico austríaco Franz Anton Mesmer (1734-1815). Mesmer creía que la enfermedad está causada por un desequilibrio de los fluidos magnéticos en el cuerpo que puede corregirse mediante "magnetismo animal". Afirmó que el magnetismo personal del propio hipnotizador podía transmitirse al paciente. El término "mesmerize" (mesmerizar, hipnotizar) deriva del apellido de Mesmer.
  • A mediados del siglo XX, las asociaciones médicas británicas y estadounidenses y la Asociación Estadounidense de Psicología (the American Psychological Association) aprobaron la hipnosis como un procedimiento médico. En 1995, los Institutos Nacionales de la Salud de los EE. UU. (U.S. National Institutes of Health, NIH) publicaron una declaración de consenso en la que se comentaba la evidencia científica a favor del uso de la hipnosis para el dolor crónico, particularmente el dolor asociado con el cáncer.
  • El proceso de hipnoterapia puede dividirse en fases de presugestión, sugestión y postsugestión. El componente de presugestión puede incluir atención selectiva con distracción, imaginería y métodos de relajación. Uno de los objetivos es alcanzar un estado alterado de conciencia en el que la mente consciente se relaje, la mente inconsciente sea más accesible y el sujeto sea susceptible a la sugestión. En la fase de sugestión, se presentan objetivos o impresiones específicas, preguntas que pueden hacerse del sujeto o recuerdos que pueden explorarse. La fase de postsugestión ocurre después del regreso al estado normal de conciencia y pueden practicarse nuevos comportamientos en base a las sugestiones hipnóticas. Se ha sugerido que existe un riesgo de falsos recuerdos (confabulación) como resultado de algunos tipos de hipnoterapia. No obstante, es limitada la evidencia científica en esta área.
  • El grado de susceptibilidad a la hipnosis y la sugestión parece variar entre las personas. También varían los objetivos terapéuticos de la hipnoterapia y pueden incluir el tratamiento de las condiciones médicas o psicológicas o la alteración del comportamiento/los hábitos. Los sujetos pueden querer hacer hipnoterapia para controlar el comportamiento o las emociones. Las técnicas de autohipnosis pueden usarse como complemento a las sesiones con un hipnoterapeuta.
  • Existe una amplia variedad en los tipos de capacitación y de credenciales entre los hipnoterapeutas. Varias organizaciones, con diferentes requisitos, otorgan certificación. En los Estados Unidos, no existe una licencia o un estándar universalmente aceptado para los hipnoterapeutas. Si bien muchos terapeutas no son profesionales de la salud autorizados, algunos médicos, dentistas y psicólogos están capacitados en hipnoterapia y pueden usar la hipnosis en sus prácticas. Existen libros y cintas de audio disponibles para la capacitación en la autohipnosis, aunque no han sido bien evaluados científicamente. También pueden ofrecerse sesiones grupales. La duración de las sesiones de hipnosis puede variar de un único encuentro breve a citas más largas regularmente programadas.

Teoría

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

  • Se desconoce la manera en que funciona la hipnosis. Se han asociado algunos cambios en el cuerpo con la hipnosis, incluyendo cambios en la temperatura cutánea, la frecuencia cardíaca, las secreciones intestinales y la respuesta inmunitaria. Durante la hipnosis, se ha observado una disminución de la frecuencia cardíaca, la presión arterial, la temperatura corporal y los patrones de las ondas cerebrales (ondas alfa). Se han informado cambios similares con otras formas de relajación.
  • Algunos científicos sugieren que las vías neuroendocrinas en el cerebro como el eje hipotálamo-hipófiso-suprarrenal o el sistema límbico (centro emocional del cerebro) son fundamentales en la conexión de las funciones corporales con la mente, la memoria y las emociones. Se cree que la hipnosis active estas vías. Se han propuesto que varias partes del cerebro y la médula espinal son importantes en las propiedades de alivio del dolor de la hipnoterapia. Se ha sugerido que la liberación de péptidos opioides endógenos puede tener una función. No obstante, la evidencia preliminar sugiere que las endorfinas (químicos en el cerebro) podrían no estar involucradas en el mecanismo de acción.
  • La hipnosis está asociada con un profundo estado de relajación. Es tema de debate científico el hecho de si esto representa un estado alterado de conciencia específico. Si bien la investigación en esta área no es concluyente, existen informes que indican que la sugestión sola, sin el proceso de hipnosis, puede lograr muchos de los resultados. Se desconoce por qué algunas personas son más susceptibles a la sugestión hipnótica que otras.

Evidencia Científica

 

Usos 

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

Grado* 

Complemento de la terapia de la conducta cognitiva (TCC, CBT) 

Las técnicas de hipnoterapia pueden combinarse con la terapia de conducta cognitiva para el tratamiento de condiciones como la ansiedad, el insomnio, el dolor, la enuresis, los trastornos de estrés postraumáticos o la obesidad. Se necesitan estudios de mejor calidad antes de poder hacer una recomendación firme.

B 

Ansiedad 

Varios estudios informan que la hipnosis reduce la ansiedad, particularmente antes de las intervenciones médicas o dentales o en el tratamiento de las fobias. La evidencia preliminar sugiere que estos efectos pueden durar hasta tres años. Se han informado beneficios en niños y adultos. Se necesita más evidencia antes de poder hacer una recomendación firme.

B 

Ansiedad dental 

Varios estudios prometedores en niños y adultos informan que la ansiedad asociada con las visitas al dentista puede reducirse con el uso de hipnoterapia. Los beneficios pueden ser duraderos (hasta tres años). No obstante, algunas investigaciones informan que la hipnosis puede ser menos efectiva para este uso que la terapia grupal o la terapia de desensibilización sistemática.

B 

Síndrome del colon irritable (SCI, IBS) 

La investigación preliminar sugiere que hipnoterapia puede disminuir el componente sensorial y motriz de la respuesta gastrocolónica con síndrome del colon irritable. Se necesitan mejores estudios para llegar a una conclusión.

B 

Dolor (varias causas) 

Se ha estudiado la hipnoterapia en el tratamiento del dolor, incluyendo la lumbalgia, el dolor asociado con la cirugía, el dolor asociado con el cáncer, el dolor asociado con las intervenciones dentales, el dolor por quemaduras, las lesiones por movimientos repetidos, la electromiografía con aguja (un prueba de actividad eléctrica generada por las células musculares), los trastornos de la articulación temporomandibulares, el dolor durante el aborto, el dolor asociado con la anemia drepanocítica, el síndrome del colon irritable, la mucositis oral, la cefalea tensional y el dolor crónico por varias causas. Se han usado varios enfoques de hipnoterapia y no está claro cuál técnica o duración de tratamiento es óptima. Si bien la mayoría de los estudios se han realizado en adultos, la hipnosis también es prometedora para la reducción del dolor en los niños. Aunque la investigación existente es prometedora, se necesitan ensayos mejor diseñados antes de poder hacer una recomendación firme.

B 

Trastornos psicosomáticos 

La hipnosis parece efectiva en el tratamiento de los trastornos psicosomáticos. Se necesita más investigación para confirmar este hallazgo.

B 

Cefalea tensional 

Varios estudios informan mejoras en la gravedad y la frecuencia de las cefaleas tensionales después de varias sesiones semanales de hipnosis. La investigación preliminar sugiere que la hipnosis puede ser equivalente a otras técnicas de relajación, biorretroalimentación o entrenamiento autógeno. Se necesitan estudios de mejor calidad antes de poder hacer una recomendación firme en esta área.

B 

Rendimiento académico 

Es contradictoria la evidencia de la investigación preliminar en esta área. Se necesitan más estudios antes de poder llegar a una conclusión firme.

C 

Alcoholismo 

No es concluyente la evidencia de la investigación preliminar en esta área. Se necesitan más estudios antes de poder llegar a una conclusión firme.

C 

Alergia / rinitis alérgica 

No es concluyente la evidencia de la investigación preliminar en esta área. Se necesitan más estudios antes de poder llegar a una conclusión firme.

C 

Alopecia circunscrita (pérdida de cabello) 

Según estudios preliminares, la hipnosis puede ayudar en el bienestar psicológico y los resultados fisiológicos en los pacientes con pérdida de cabello. Se necesitan estudios más grandes, bien diseñados antes de poder llegar a una conclusión.

C 

Asma 

La investigación preliminar sobre el uso de la hipnosis para el tratamiento de los síntomas del asma no proporciona respuestas claras. La ansiedad asociada con el asma puede aliviarse con la hipnosis. Se necesitan más estudios antes de poder llegar a una conclusión firme.

C 

Enuresis (enuresis nocturna) 

No es concluyente la evidencia de la investigación preliminar en esta área. Se necesitan más estudios antes de poder llegar a una conclusión firme.

C 

Fracturas de huesos 

No es concluyente la evidencia de la investigación preliminar en esta área. Se necesitan más estudios antes de poder llegar a una conclusión firme.

C 

Efectos secundarios de la quimioterapia 

Existen varios estudios sobre la hipnosis para las condiciones asociadas con el cáncer, incluyendo los sofocos, el dolor, la ansiedad, la depresión, el sueño mejorado y la calidad de vida. La investigación limitada informa que la hipnoterapia tiene efectos variados para las llagas en la boca o las náuseas o vómitos asociados con la quimioterapia. Se ha demostrado que la hipnosis durante la extracción y el tratamiento de los tumores reduce el dolor, la ansiedad y el uso de medicamentos. Se necesita más investigación antes de poder llegar a una conclusión.

C 

Trastorno de conversión 

No es concluyente la evidencia de la investigación preliminar en esta área. Se necesitan más estudios antes de poder llegar a una conclusión firme.

C 

Depresión 

Existe investigación preliminar que indica que la terapia grupal con hipnosis puede prevenir los episodios de depresión. No obstante, la información no es concluyente. Se necesitan más estudios en esta área.

C 

Adicción a las drogas 

No es concluyente la evidencia de la investigación preliminar en esta área. Se necesitan más estudios antes de poder llegar a una conclusión firme.

C 

Úlcera duodenal 

No es concluyente la evidencia de la investigación preliminar en esta área. Se necesitan más estudios antes de poder llegar a una conclusión firme.

C 

Trastornos alimenticios 

No es concluyente la evidencia de la investigación preliminar en esta área. Se necesitan más estudios antes de poder llegar a una conclusión firme.

C 

Disfunción eréctil 

No es concluyente la evidencia de la investigación preliminar en esta área. Se necesitan más estudios antes de poder llegar a una conclusión firme.

C 

Fertilidad 

Según evidencia preliminar, la hipnosis puede mejorar el ciclo de transferencia de embriones mediante la fertilización in vitro. Se necesitan más estudios antes de poder llegar a una conclusión firme.

C 

Fibromialgia (dolor del tejido conjuntivo y muscular) 

No es concluyente la evidencia de la investigación preliminar en esta área. Se necesitan más estudios antes de poder llegar a una conclusión firme.

C 

Trastornos gástricos (vaciamiento gástrico) 

La investigación preliminar indica que la hipnosis orientada a los intestinos puede tener un efecto beneficioso al acortar el vaciamiento gástrico tanto en los sujetos dispépticos como en los sanos. Se necesitan más estudios antes de poder llegar a una conclusión firme.

C 

Acidez (dispepsia) 

No es concluyente la evidencia de la investigación preliminar en esta área. Se necesitan más estudios antes de poder llegar a una conclusión firme.

C 

Hemofilia 

No es concluyente la evidencia de la investigación preliminar en esta área. Se necesitan más estudios antes de poder llegar a una conclusión firme.

C 

Herpes 

Un pequeño estudio demostró que el tratamiento hipnoterapéutico tiene posibles beneficios en los pacientes que sufren de infecciones por herpes bucofaciales recurrentes. Se necesita más investigación para confirmar estos resultados.

C 

Presión arterial alta 

Los estudios preliminares sugieren que la hipnosis puede tener efectos a corto y largo plazo en los pacientes con presión arterial alta leve. Se necesita más investigación para confirmar estos hallazgos.

C 

Insomnio 

Varios estudios preliminares informan que la hipnosis puede reducir la cantidad de tiempo que lleva dormirse, aumentar la duración del sueño y mejorar su calidad. Sin embargo, esta investigación no está bien diseñada ni informada y no puede considerarse definitiva.

C 

Apretar las mandíbulas 

La investigación preliminar sugiere que apretar las mandíbulas puede estar relacionado con la susceptibilidad hipnótica. Se necesita investigación mejor diseñada para realizar una recomendación firme.

C 

Parto 

Varios estudios informan los efectos de la hipnoterapia prenatal sobre la duración del parto y el uso de medicamentos para el dolor. Se necesita más evidencia antes de poder llegar a una conclusión.

C 

Trastornos menopáusicos 

La evidencia preliminar demuestra que la hipnoterapia puede ser beneficiosa para el tratamiento de los sofocos y puede mejorar la calidad de vida en las mujeres con síntomas menopáusicos. Se necesita investigación adicional para hacer una recomendación.

C 

Náuseas / vómitos 

Existen varios estudios sobre el uso de hipnoterapia en las personas con náuseas o vómitos asociados con la quimioterapia para el cáncer, el embarazo (hiperémesis gravídica) y la recuperación de una cirugía. Los resultados son variados y no existe comparación confiable con los medicamentos para las náuseas u otras técnicas de relajación. Se necesita mejor investigación antes de poder llegar a una conclusión.

C 

Recuperación posquirúrgica 

La investigación sugiere que la hipnosis puede ser beneficiosa para el dolor y la ansiedad en varias situaciones, inclusive después de la cirugía. La investigación preliminar indica que la duración de la permanencia en el hospital y el bienestar psicológico pueden mejorar con el uso de hipnoterapia. No obstante, la mayoría de los estudios en esta área no están bien diseñados y se necesitan investigaciones actualizadas de alta calidad para llegar a una conclusión.

C 

Artritis reumatoide 

Si bien múltiples estudios informan una disminución de los niveles de dolor o de la necesidad de medicamentos para el alivio del dolor después de la hipnoterapia, es limitada la investigación para el dolor por artritis reumatoide específicamente. Otros signos de artritis reumatoide como la movilidad articular o las muestras de sangre para el factor reumatoide no han sido evaluados adecuadamente.

C 

Esquizofrenia 

Actualmente, no existe evidencia suficiente a favor o en contra del uso de la hipnoterapia para esta condición. Se necesitan estudios de alta calidad para determinar el efecto y la seguridad de la hipnosis en la esquizofrenia.

C 

Condiciones de la piel (eccema, psoriasis) 

No es concluyente la evidencia de la investigación preliminar en esta área. Se necesitan más estudios antes de poder llegar a una conclusión firme.

C 

Dejar de fumar 

La hipnosis es una terapia popular usada por personas que tratan de dejar de fumar y a menudo se incluye como parte de los tratamientos para dejar de fumar. Es contradictoria la evidencia disponible sobre la hipnoterapia en esta área. Se necesita investigación mejor diseñada antes de poder llegar a una conclusión firme.

C 

Atúfenos (zumbido en los oídos) 

No es concluyente la evidencia de la investigación preliminar en esta área. Se necesitan más estudios antes de poder llegar a una conclusión firme.

C 

Colitis ulcerosa 

En un estudio clínico, la hipnosis redujo la respuesta inflamatoria en la colitis ulcerosa en comparación con los niveles hallados previamente en la enfermedad inactiva. Se necesitan más estudios en esta área.

C 

Daño vascular 

Los resultados de estudios preliminares sugieren que la hipnosis protege contra el daño vascular. Se necesita más investigación para confirmar estos resultados.

C 

Verrugas 

Existe evidencia preliminar prometedora para apoyar el uso de la hipnosis en el tratamiento de las verrugas. Se necesitan ensayos más grandes, bien diseñados para evaluar el uso de la hipnosis para las verrugas y determinar la metodología más efectiva.

C 

Pérdida de peso 

La investigación sugiere que la hipnosis puede ser beneficiosa como complemento a la terapia de conducta cognitiva para la pérdida de peso. Sin embargo, no está claro si la hipnoterapia sola es beneficiosa en esta área.

C 

Cáncer (efectos secundarios de la radioterapia) 

La hipnosis no redujo la ansiedad ni mejoró la calidad de vida en los pacientes con cáncer sometidos a radioterapia curativa en estudios preliminares de alta calidad.

D 

 

*Clave para los grados: 

A: Evidencia científica sólida para este uso;
B:Evidencia científica buena para este uso;
C:Evidencia científica dudosa para este uso;
D:Evidencia científica aceptable contra este uso (podría no funcionar);
F:Evidencia científica sólida contra este uso (probablemente no funciona).

Tradición/Teoría 

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

Acné, envejecimiento, agorafobia, atención, enfermedad de Alzheimer, amenorrea, amnesia, anticoagulación (adelgazamiento de la sangre), arritmia (ritmos cardíacos anormales), trastorno por déficit de atención con hiperactividad (ADHD), hemorragia, ceguera, ampollas, aumento de las mamas, hematomas, cáncer, parálisis cerebral, diarrea crónica, disnea crónica (falta de aire), síndrome de fatiga crónica, aumento de la concentración, estimulante de la confianza, eritrodermia ictiosiforme congénita (condición de la piel), constipación, fibrosis quística, diabetes sacarina, procedimiento de diagnóstico (medicina forense), trastorno de identidad disociativa (DID), rendimiento en la conducción, dismenorrea (menstruación con dolor), dispareunia (dolor durante el coito), resistencia, mejora de la función inmunitaria, mejora de la visión, miedo a volar, reflejo nauseoso, gastritis, trastornos digestivos (síndrome de dolor abdominal funcional), enfermedad por reflujo gastroesofágico (reflujo de ácido), gota, enfermedad de Graves, pena, cardiopatía, anemia hemolítica, VIH / SIDA, enfermedad de Huntington, vejiga hiperrefléxica, aumento de la fuerza, infecciones, cardiopatía isquémica, estimulante de la lactancia, apoyo de transición en la vida, mejora de la memoria, enfermedad de Ménière, cólicos menstruales, migraña, motivación, estado de ánimo, movimientos anormales, trastorno de personalidad múltiple, esclerosis múltiple, espasmos musculares, trastornos musculoesqueléticos, miastenia grave, onicofagia (morderse las uñas), narcolepsia, neurodermatitis, problemas neurológicos (síndrome periódico de las piernas), higiene bucal, trastorno de pánico, parálisis, enfermedad de Parkinson, paruresis (retención urinaria psicógena), pénfigo vulgar (una condición de la piel), desarrollo de la personalidad, fobias, neuralgia postherpética, cuidado postparto, depresión postparto, síndrome premenstrual, pruritos (picazón), trastornos psiquiátricos (pediátricos), calidad de vida, enfermedad de Raynaud, memoria reprimida, síndrome de la pierna inquieta, nerviosismo, control de la producción de saliva, escoliosis, convulsiones (no epilépticas), aumento de la autoestima, estimulación sensorial (agudeza sensorial), trastorno de terror nocturno, trastornos del habla, accidente cerebrovascular, mejora de la capacidad de estudio, tartamudeo (balbuceo), muerte súbita del lactante (SIDS), lupus eritematoso sistémico, succión del pulgar, tics, mordedura de la lengua, tortícolis (espasmos en el cuello), traumatismo, tricotilomanía (arrancarse el cabello compulsivamente), tuberculosis, vaginismo (espasmo involuntario de los músculos de la vagina).


Seguridad

Los profesionales de la salud que tienen instrucción formal practican muchas técnicas complementarias, de acuerdo con los estándares de organizaciones nacionales. No obstante, este no es el caso universal; es posible que se presenten efectos adversos. Debido a la limitada investigación existente, en algunos casos solamente hay poca información disponible sobre la seguridad del tratamiento.

  • No se ha estudiado a fondo la seguridad de la hipnoterapia. A veces, los médicos desaconsejan la hipnosis en las personas con enfermedades psiquiátricas como psicosis o esquizofrenia, trastorno maníaco depresivo, trastorno de personalidad múltiple o trastornos disociativos, dado un posible riesgo de exacerbación. A veces, se desaconseja la hipnosis en los pacientes con trastornos convulsivos, aunque no existen estudios en esta área. Puede haber recuerdos perturbadores en aquellos con trastornos de estrés postraumáticos. Se ha sugerido que puede haber falsos recuerdos (confabulación) como resultado de algunos tipos de hipnoterapia. No obstante, es limitada la evidencia científica en esta área.
  • La hipnoterapia no debería postergar el tiempo del diagnóstico o el tratamiento con técnicas o tratamientos probados ni debería usarse como el único enfoque de tratamiento de una enfermedad.

Información Del Autor/Actualizatión

Referencias

Natural Standard desarrolló la información anterior con base en la evidencia mediante una revisión sistemática de todos los artículos científicos disponibles. Para obtener información completa acerca de terapias alternas y complementarias a nivel profesional, visite www.naturalstandard.com. Las referencias seleccionadas se indican a continuación.

  1. Alladin A, Alibhai A. Cognitive hypnotherapy for depression: an empirical investigation. Int J Clin Exp Hypn 2007 Apr;55(2):147-66.
  2. Elkins G, Marcus J, Stearns V, et al. Randomized trial of a hypnosis intervention for treatment of hot flashes among breast cancer survivors. J Clin Oncol 2008 Nov 1;26(31):5022-6.
  3. Flammer E, Alladin A. The efficacy of hypnotherapy in the treatment of psychosomatic disorders: meta-analytical evidence. Int J Clin Exp Hypn 2007 Jul;55(3):251-74.
  4. Green JP, Jay Lynn S, Montgomery GH. A meta-analysis of gender, smoking cessation, and hypnosis:a brief communication. Int J Clin Exp Hypn 2006 Apr;54(2):224-33.
  5. Huynh ME, Vandvik IH, Diseth TH. Hypnotherapy in child psychiatry: the state of the art. Clin Child Psychol Psychiatry. 2008 Jul;13(3):377-93.
  6. Jensen M, Patterson DR. Hypnotic treatment of chronic pain. J Behav Med 2006 Feb;29(1):95-124.
  7. Kanji N, White AR, Ernst E. Autogenic training for tension type headaches: a systematic review of controlled trials. Complement Ther Med 2006 Jun;14(2):144-50.
  8. Lang EV, Berbaum KS, Pauker SG, et al. Beneficial effects of hypnosis and adverse effects of empathic attention during percutaneous tumor treatment: when being nice does not suffice. J Vasc Interv Radiol 2008 Jun;19(6):897-905.
  9. Lutgendorf SK, Lang EV, Berbaum KS, et al. Effects of age on responsiveness to adjunct hypnotic analgesia during invasive medical procedures. Psychosom Med 2007 Feb-Mar;69(2):191-9.
  10. Mawdsley JE, Jenkins DG, Macey MG, et al. The effect of hypnosis on systemic and rectal mucosal measures of inflammation in ulcerative colitis. Am J Gastroenterol. 2008 Jun;103(6):1460-9.
  11. Montgomery GH, Bovbjerg DH, Schnur JB, et al. A randomized clinical trial of a brief hypnosis intervention to control side effects in breast surgery patients. J Natl Cancer Inst 2007 Sep 5;99(17):1304-12.
  12. Richardson J, Smith JE, McCall G, et al. Hypnosis for procedure-related pain and distress in pediatric cancer patients: a systematic review of effectiveness and methodology related to hypnosis interventions. J Pain Symptom Manage 2006 Jan;31(1):70-84.
  13. Schnur JB, Bovbjerg DH, David D, et al. Hypnosis decreases presurgical distress in excisional breast biopsy patients. Anesth Analg 2008 Feb;106(2):440-4.
  14. Stalpers LJ, da Costa HC, Merbis MA, et al. Hypnotherapy in radiotherapy patients: a randomized trial. Int J Radiat Oncol Biol Phys 2-1-2005;61(2):499-506.
  15. Wark DM. What we can do with hypnosis: a brief note. Am J Clin Hypn. 2008 Jul;51(1):29-36.

Natural Standard Monograph (www.naturalstandard.com). Copyright © 2014 Natural Standard Inc. Se prohíbe la distribución o reproducción comercial.

La información en esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, y está diseñada para ayudar a los usuarios a aclarar sus inquietudes de salud. La información está basada en la revisión de datos de investigación científica, patrones históricos de práctica y experiencia clínica. Esta información no se debe interpretar como un consejo médico especifico. Los usuarios deben consultar con un proveedor médico calificado para preguntas específicas respecto a terapias, diagnósticos y/o enfermedades, antes de tomar decisiones acerca de una terapia.

previous  Hierba de San Juan 
Hongo maitake  next