Susan G Komen  
I've Been Diagnosed With Breast Cancer Someone I Know Was Diagnosed Share Your Story Join Us And Stay Informed Donate To End Breast Cancer
Home > Espanol > Terapias Complementarias > Equinácea

  


Equinácea

 

Natural Standard Monograph, Copyright © 2014 (www.naturalstandard.com). La información en esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, y está diseñada para ayudar a los usuarios a aclarar sus inquietudes de salud. La información está basada en la revisión de datos de investigación científica, patrones históricos de práctica y experiencia clínica. Esta información no se debe interpretar como un consejo médico especifico. Los usuarios deben consultar con un proveedor médico calificado para preguntas específicas respecto a terapias, diagnósticos y/o enfermedades, antes de tomar decisiones acerca de una terapia.

Términos Relacionados

  • Alcamidas, coneflower americana, Asteraceae (familia), black sampson (inglés), black susan (inglés), derivados del ácido cafeico, derivados de cafeoil, ácido cicórico y polisacáridos, cock-up-hat (inglés), combflower (inglés), cinarina, ácido isobutilamina dodeca-2E,4E,8Z,10Z(E)-tetraenoico, derivados del ácido dodecanóico, EC31J0, Echinacea® (Strong Nature, Serbia), Echinacea angustifolia, Echinacea laevigata, Echinacea Moench, Echinacea pallida, Echinacea Plus®, Echinacea purpurea, Echinacea purpurea L. Moench, Echinacea simulata, Echinacea tennesseensis, Echinacin®, Echinacin® EC31, equinacósido, Echinaforce®, Echinaforce® Forte, EchinaFresh® (Terapia Enzimática, Green Bay, WI), Echinaguard®, Echinilin® (Factors R & D Technologies, Burnaby, BC, Canadá), echino (griego), EFLA® 894, glicoconjugados, hedgehog (inglés), polisacáridos hidrofílicos, Igelkopf (alemán), Indian head (cabeza india) (inglés), Kansas snake root (inglés), Kegelblume (alemán), coneflower púrpura de hojas angostas, N-isobutildodeca-2E,4E,8Z,10Z-tetraenamida, Pascotox®, pentadeca-(8Z,13Z)-dien-11-in-2-ona, Polinacea™, polisacáridos, coneflower púrpura, girasol rojo, rudbeckia, SB-TOX, raíz de escorbuto, erizo de mar, snakeroot (inglés), solhat, sun hat (sombrero del sol) (inglés), ácido isobutilamina undeca-2-eno-8,10-dinoico, derivados del ácido undecanoico, lípidos insaturados N-alquilamina.
  • Ejemplos de productos combinados: ChizukitTM, un producto de la equinácea que contiene extracto de las partes superiores de la planta de la Echinacea purpurea y raíces de la Echinacea angustifolia, propóleo y vitamina C; Cold-X® (Vitamina C, extracto de raíz de Echinacea purpurea, extracto de hoja de eucalipto, extracto de semilla de hinojo); Kan Jang® (Adhatoda vasica, Echinacea purpurea y Eleutherococcus senticosus); Esberitox® líquida (extractos acuosos y etanólico de hierba Thuja occidentalis, raíz de Echinacea y raíz de Baptisia tinctoria); comprimidos de Esberitox® (vitamina C, Thuja occidentalis, raíz de Echinacea y raíz de Baptisia tinctoria); Erbavita® (Andrographis paniculata, Echinacea, pomelo, papaya, Tabebuia y Uncaria); Imoviral® Junior (terapia combinada de hierbas que contiene Echinacea angustifolia, arabinogalactano, vitamina C, beta-glucano y cinc).

Historia

  • La equinácea es una especie perteneciente de la familia de las Asteraceae, originaria del este de América del Norte. De las nueve especies identificadas, tres se usan como medicamento. Se han estudiado las raíces y las hierbas de las especies por posibles beneficios para el sistema inmunitario.
  • Se informó el uso por vía oral de la equinácea en Europa y los Estados Unidos para ayudar a prevenir o tratar el resfriado. En los Estados Unidos, se cree que las ventas de equinácea conforman el 10% del mercado de los suplementos dietéticos. Si bien se ha realizado mucha investigación sobre los posibles efectos de la equinácea para combatir el resfriado, los resultados son discordantes. Algunos informes indican una inexistencia de beneficios, mientras que otros informaron casos de erupción cutánea en los niños a causa de la equinácea.
  • Los estudios preliminares que examinaron los posibles beneficios de la equinácea para el herpes y la intoxicación por radiación demostraron falta de evidencia. Se sugirió la aplicación de jugo de equinácea sobre la piel para la cicatrización de las heridas y el uso de equinácea por vía oral o venosa para las infecciones vaginales por cándida; no obstante, no existe evidencia clara en estas áreas.

Evidencia Científica

 

Usos 

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

Grado* 

Resfriado (tratamiento en adultos) 

La equinácea podría ayudar a reducir la duración y la gravedad del resfriado. Si bien la mayoría de los estudios informaron efectos positivos, tres ensayos de alta calidad descubrieron resultados negativos en niños y adultos. Se necesita más investigación en esta área.

B 

Control de la presión arterial 

La investigación preliminar sugiere que el uso por vía oral de una única dosis de equinácea podría no tener efecto sobre la presión arterial. Se necesita más investigación en esta área.

C 

Cáncer 

En la actualidad, no existe suficiente evidencia clínica que respalde el uso de la equinácea para cualquier tipo de cáncer. Se necesita más investigación en esta área.

C 

Resfriado (prevención en niños y adultos) 

Es contradictoria la evidencia sobre la efectividad de la equinácea para la prevención del resfriado. Si bien algunos estudios informan que la equinácea podría poseer este beneficio, otros resultados sugieren que la equinácea no tiene efectos. Se necesita más investigación en esta área.

C 

Resfriado (tratamiento en los niños) 

La investigación preliminar sugiere que la equinácea podría no tener beneficios para el tratamiento de los síntomas del resfriado en los niños. Se informó erupción cutánea con el uso de la equinácea en los niños. Se necesita más investigación en esta área.

C 

Infección auditiva (niños) 

La investigación limitada sugiere que el uso de la equinácea para el tratamiento del resfriado en los niños que tienden a sufrir infecciones auditivas podría aumentar el riesgo de infección auditiva aguda. Se necesita más investigación en esta área.

C 

Rendimiento en el ejercicio físico 

La investigación preliminar sugiere que el uso por vía oral de la equinácea podría aumentar la producción de glóbulos rojos y el consumo de oxígeno en los hombres sanos. Estos efectos podrían estar vinculados a un mejor rendimiento atlético. Se necesita más investigación en esta área.

C 

Inflamación en los ojos 

La investigación preliminar informa que el consumo por vía oral de equinácea podría ayudar a tratar la inflamación leve en los ojos. Se necesita más investigación en esta área.

C 

Inflamación gastrointestinal 

Se informó el uso de una terapia combinada con equinácea para reducir la inflamación del estómago y los intestinos después de la cirugía de estómago. Se necesita más investigación en esta área.

C 

Herpes genital 

Se estudió el uso por vía oral de la equinácea para el tratamiento del herpes genital recurrente. También se estudió un producto combinado con equinácea para el tratamiento del herpes; no obstante, la investigación preliminar indicó la inexistencia de beneficios. Se necesita más investigación en esta área.

C 

Gingivitis 

La investigación preliminar sugiere que los parches de hierbas con equinácea podrían ayudar a mejorar la salud de las encías en las personas con gingivitis (enfermedad de las encías); no obstante, es poco claro el efecto de la equinácea sola. Se necesita más investigación en esta área.

C 

Virus del herpes simple 

La investigación sugiere que un producto combinado con equinácea podría tratar las infecciones por herpes de la boca. Se necesita más investigación en esta área.

C 

Virus del papiloma humano (VPH, HPV) 

Un estudio descubrió que una terapia combinada con equinácea podría reducir las verrugas anales después de la cirugía, en comparación con la falta de tratamiento; no obstante, es poco claro el efecto de la equinácea sola. Se necesita más investigación en esta área.

C 

Estimulante del sistema inmunitario 

Se ha estudiado la equinácea sola y en terapias combinadas para estimular el sistema inmunitario. Se ha estudiado en personas bajo quimioterapia para tratar el cáncer; no obstante, los beneficios son poco claros. Se necesita más investigación en esta área.

C 

Inflamación (cabeza y cuello) 

Se estudió un producto combinado con equinácea para tratar la inflamación del oído medio y las amígdalas. Se informó el uso de la equinácea junto con el antibiótico eritromicina. Esta combinación podría mejorar los síntomas, el tiempo de recuperación y el bienestar de las personas con inflamación de las amígdalas; no obstante, es poco claro el efecto de la equinácea sola. Se necesita más investigación en esta área.

C 

Linfoma (cáncer del sistema inmunitario) 

Se demostró que un producto combinado con equinácea afecta el sistema inmunitario y la resistencia natural en las personas con linfoma; no obstante, son poco claros los efectos de la equinácea sola. Se necesita más investigación en esta área.

C 

Efectos secundarios de la radiación 

Son discordantes los resultados de los estudios preliminares sobre el uso de la equinácea para el tratamiento del bajo recuento de glóbulos blancos causado por la radiación. Se estudiaron un producto combinado con equinácea y un producto con extracto seco. Se necesita más investigación en esta área.

C 

Heridas en la piel 

Se informó el uso de la equinácea para tratar las heridas en la piel. Se estudió un producto combinado con equinácea para el tratamiento de las condiciones cutáneas. Se necesita más investigación en esta área.

C 

Dolor de garganta 

Un aerosol para la garganta con equinácea y salvia podría ser tan efectivo como otros aerosoles para el alivio del dolor de garganta. Son poco claros los efectos de la equinácea sola. Se necesita más investigación en esta área.

C 

Complemento de la vacuna (aumento de la respuesta a la vacuna) 

La investigación preliminar indica que un producto combinado con equinácea podría mejorar la respuesta a la vacuna para la hepatitis B; no obstante, es poco claro el efecto de la equinácea sola. Se necesita más investigación en esta área.

C 

Infecciones vaginales por cándida 

Algunas investigaciones sugieren que el uso de la equinácea junto con una crema de venta con receta podría producir infecciones vaginales por cándida menos frecuentes. Los estudios también sugieren que el extracto de equinácea podría bloquear el crecimiento de la cándida. Aunque no se ha estudiado bien en los seres humanos, un extracto de la raíz de la equinácea podría estimular el sistema inmunitario. Se necesita más investigación en esta área.

C 

Verrugas 

La investigación preliminar sugiere que la equinácea podría no tener efecto en la prevención y el tratamiento de las verrugas sobre la piel. Se necesita más investigación en esta área.

C 

 

*Clave para los grados: 

A: Evidencia científica sólida para este uso;
B:Evidencia científica buena para este uso;
C:Evidencia científica dudosa para este uso;
D:Evidencia científica aceptable contra este uso (podría no funcionar);
F:Evidencia científica sólida contra este uso (probablemente no funciona).

Tradición/Teoría 

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

Abscesos (acumulación de pus en los tejidos), acné, antioxidante, trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH, ADHD), infección bacteriana (estafilococo, estreptococo), picaduras de abeja, forúnculos, bronquitis, quemaduras, catarro (inflamación de la nariz y las vías respiratorias), difteria (infección bacteriana de la nariz y la garganta), mareos, dispepsia (ardor), eccema (picazón e inflamación de la piel), gripe, cardiopatía, hemorroides, infección por VIH, picaduras de insectos, inflamación del hígado, protección hepática, paludismo, menopausia, cefalea por migraña, llagas en la boca, dolor, psoriasis (áreas escamosas de la piel), infecciones respiratorias en los perros, reumatismo (dolor en las articulaciones), septicemia (infección de la sangre), úlceras en la piel, picaduras de serpientes, dolor de estómago, protección solar, sífilis (enfermedad de transmisión sexual), tifoidea (infección que causa diarrea y erupción cutánea), trastornos urinarios, infección de las vías urinarias, tos ferina.


Seguridad

La Administración de Drogas y Alimentos de EE.UU. (FDA) no regula las hierbas y suplementos de manera estricta. No hay garantías respecto a la potencia, pureza o seguridad de los productos, y los efectos podrían variar. Lea siempre las etiquetas del producto. Si usted padece de alguna afección, o si está tomando otras drogas, hierbas o suplementos, deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de iniciar una terapia nueva. Consulte con un proveedor médico de inmediato si sufre efectos secundarios.

Alergias

  • Evitar en personas con alergia o hipersensibilidad conocida a la equinácea, sus componentes o cualquiera de los miembros de la familia de las Asteraceae o las Compositae (tales como crisantemos, margaritas, caléndulas y ambrosía).
  • Las personas con asma o atopía (tendencia a sufrir asma alérgico, alergia en los ojos y la piel, alergia a los alimentos o rinitis alérgica) podrían tener mayor tendencia a sufrir reacciones alérgicas después del uso por vía oral de equinácea o la aplicación sobre la piel. Se informaron casos de urticaria, picazón, presión arterial baja, espasmos pulmonares, erupción cutánea, reacción alérgica grave, choque anafiláctico, enrojecimiento de la piel e inflamación debajo de la piel con el uso de la equinácea.
  • Se informó un aumento del riesgo de sufrir erupción cutánea después del uso de la equinácea para el tratamiento de los síntomas del resfriado en los niños de 2-11 años.

Efectos secundarios y advertencias

  • Generalmente, la equinácea se tolera bien con muy pocos efectos secundarios. Los efectos secundarios más comunes son erupción cutánea y malestar estomacal.
  • Los estudios han indicado que se halló contaminación por endotoxina en ciertas muestras de Esberitox®, un producto combinado con equinácea.
  • Se cree que la equinácea es posiblemente segura cuando se usa en los niños y las mujeres embarazadas como se indica; no obstante, se necesita más investigación de seguridad.
  • La equinácea podría alterar la hemorragia. Se sugiere precaución en las personas con trastornos hemorrágicos o en aquellos que toman medicamentos que podrían alterar la hemorragia. Podría ser necesario realizar ajustes en la dosis.
  • Usar con precaución durante periodos prolongados. El uso de la equinácea durante periodos prolongados podría reducir el recuento de glóbulos blancos. La equinácea podría causar un trastorno de la sangre en el que se forman coágulos de sangre en los vasos sanguíneos pequeños, lo que provoca un bajo recuento de plaquetas.
  • Usar con precaución en forma inyectable, especialmente en las personas con diabetes, dados los posibles cambios en los niveles de azúcar en la sangre.
  • Usar con precaución las tinturas en los alcohólicos y las personas que toman agentes que podrían afectar el sistema inmunitario, agentes que podrían afectar el procesamiento de los medicamentos por parte del hígado, medicamentos que podrían ser tóxicos para el hígado, amoxicilina, corticosteroides, disulfiram, kava o metronidazol.
  • Usar con precaución en los niños con resfriado. La equinácea podría aumentar el riesgo de infección en los ojos en estos niños.
  • Usar con precaución en las personas con riesgo de sufrir trastornos hepáticos o en aquellos que consumen grandes cantidades de equinácea. La equinácea podría causar daño hepático.
  • Usar con precaución en las personas que niveles anormalmente altos de hierro, recuento anormal de glóbulos blancos, artritis y otras enfermedades de las articulaciones, atopía (tendencia a sufrir asma alérgico, alergia en los ojos y la piel, alergia a los alimentos o rinitis alérgica), trastornos autoinmunitarios, cáncer, migraña o cefalea crónica, colagenosis, cardiopatía, VIH/SIDA, enfermedad renal, trastornos mentales (ansiedad o nerviosismo), esclerosis múltiple, enfermedades de la piel, trastornos del sueño, problemas estomacales o tuberculosis.
  • Usar con precaución en mujeres embarazadas o mujeres que están tratando de quedar embarazadas. Muchas tinturas contienen altos niveles de alcohol y deberían evitarse durante el embarazo.
  • Evitar en las personas con alergia o hipersensibilidad conocida a la equinácea, sus componentes o cualquiera de los miembros de la familia de las Asteraceae o las Compositae (tales como crisantemos, margaritas, caléndulas y ambrosía).
  • Evitar el uso en combinación con anestesia o en personas que se están preparando para someterse a cirugía de trasplante.
  • La equinácea también podría causar ansiedad y nerviosismo, mal sabor, bronquitis, cambios en los glóbulos rojos, cambios en la frecuencia cardíaca, movilidad del esperma, constipación, diarrea, mareos, sequedad en la boca, dolor de garganta, fatiga, cefalea, acidez, dolor en las articulaciones, insuficiencia renal, somnolencia leve, náuseas leve, irritación de la boca, adormecimiento de la lengua, pénfigo vulgar (enfermedad autoinmunitaria que causa ampollas, llagas en la piel), trastornos del sueño, dolor estomacal y vómitos.

Embarazo y lactancia

  • La investigación sugiere que la equinácea es uno de los suplementos herbarios más comúnmente usados en las mujeres antes y durante el embarazo; no obstante, es limitada la información de seguridad sobre el uso de la equinácea en las mujeres lactantes, embarazadas o que están tratando de quedar embarazadas.

Interacciones

La mayoría de las hierbas y suplementos no se han probado completamente en cuando a la interacción con otras hierbas, suplementos, drogas o alimentos. Las interacciones que se señalan a continuación se basan en informes y publicaciones científicas, experimentos de laboratorio o uso tradicional. Siempre debe leer las etiquetas del producto. Si usted padece de alguna afección, o si está tomando otras drogas, hierbas o suplementos, deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de iniciar una terapia nueva.

Interacciones con drogas

  • La equinácea podría interactuar con medicamentos que aumentan el riesgo de hemorragia. Algunos ejemplos incluyen la aspirina, anticoagulantes (diluyentes de la sangre) como la warfarina (Coumadin®) o la heparina, antiagregantes plaquetarios como el clopidogrel (Plavix®) y medicamentos antiinflamatorios no esteroides como el ibuprofeno (Motrin®, Advil®) o el naproxeno (Naprosyn®, Aleve®).
  • La equinácea podría interferir con la manera como el cuerpo procesa ciertos medicamentos al usar el sistema de enzimas citocromo P450 del hígado. Como resultado, podrían alterarse los niveles de estos medicamentos en la sangre, y podría haber reacciones adversas potencialmente graves. Los pacientes que consumen medicamentos deberían verificar el prospecto y consultar con un profesional de la salud calificado, incluyendo un farmacéutico, sobre las posibles interacciones.
  • La equinácea podría interactuar con agentes que se eliminan del cuerpo a través de los riñones, agentes que podrían afectar el sistema inmunitario, agentes que podrían ser tóxicos para el hígado, agentes que podrían aumentar la sensibilidad a la luz, agentes que podría tratar los espasmos musculares, agentes que podrían tratar las infecciones retrovirales (VIH/SIDA), anestesia, antibióticos, antineoplásicos, antiinflamatorios, antivíricos, cafeína, glucósidos cardiacos, corticosteroides, disfulram (Antabuse®), nitrato de econazol (Spectazole®), metronidazol (Flagyl®), agentes que regulan la p-glicoproteína y esteroides.

Interacciones con hierbas y suplementos dietéticos

  • La equinácea podría interactuar con hierbas y suplementos que se cree aumentan el riesgo de hemorragia. Se han informado múltiples casos de hemorragias con el uso del Ginkgo biloba y menos casos con el ajo y la palma enana americana. En teoría, muchos otros agentes podrían aumentar el riesgo de hemorragia, aunque esto no se ha comprobado en la mayoría de los casos.
  • La equinácea podría interferir con la manera en que el cuerpo procesa ciertas hierbas o suplementos al usar el sistema de enzimas citocromo P450 del hígado. Como resultado, podrían alterarse los niveles de estas hierbas o suplementos en la sangre, y podría haber reacciones adversas potencialmente graves. También podría alterar los efectos que otras hierbas o suplementos posiblemente tengan sobre el sistema P450.
  • La equinácea también podría interactuar con anestesia, antibacterianos, hierbas y suplementos antineoplásicos, hierbas y suplementos antiinflamatorios, antioxidantes, antivíricos, astrágalo, hierbas y suplementos que contienen cafeína, glucósidos cardiacos, glicirriza, hierbas y suplementos que se eliminan del cuerpo a través del hígado, hierbas y suplementos que podrían afectar el sistema inmunitario, hierbas y suplementos que podrían ser tóxicos para el hígado, hierbas y suplementos que podrían aumentar la sensibilidad a la luz, hierbas y suplementos que podrían tratar los espasmos musculares, kava, agentes que regulan la p-glicoproteína y vitaminas.

Información Del Autor/Actualizatión

Referencias

Natural Standard desarrolló la información anterior con base en la evidencia mediante una revisión sistemática de todos los artículos científicos disponibles. Para obtener información completa acerca de terapias alternas y complementarias a nivel profesional, visite www.naturalstandard.com. Las referencias seleccionadas se indican a continuación.

  1. Barrett B, Brown R, Rakel D, et al. Placebo effects and the common cold: a randomized controlled trial. Ann.Fam.Med 2011;9(4):312-322.
  2. Bensch K, Tiralongo J, Schmidt K, et al. Investigations into the antiadhesive activity of herbal extracts against Campylobacter jejuni. Phytother.Res 2011;25(8):1125-1132.
  3. Bright-Gbebry M, Makambi KH, Rohan JP, et al. Use of multivitamins, folic acid and herbal supplements among breast cancer survivors: the black women's health study. BMC.Complement Altern.Med 2011;11:30.
  4. De Hert S, Imberger G, Carlisle J, et al. Preoperative evaluation of the adult patient undergoing non-cardiac surgery: guidelines from the European Society of Anaesthesiology. Eur.J Anaesthesiol. 2011;28(10):684-722.
  5. Fonseca BL, dos Santos BC, Martins P, et al. Neuroprotective effects of a new skin care formulation following ultraviolet exposure. Cell Prolif. 2012;45(1):48-52.
  6. He SM, Chan E, and Zhou SF. ADME properties of herbal medicines in humans: evidence, challenges and strategies. Curr.Pharm.Des 2011;17(4):357-407.
  7. Hudson JB. Applications of the phytomedicine Echinacea purpurea (Purple Coneflower) in infectious diseases. J Biomed.Biotechnol. 2012;2012:769896.
  8. Isbaniah F, Wiyono WH, Yunus F, et al. Echinacea purpurea along with zinc, selenium and vitamin C to alleviate exacerbations of chronic obstructive pulmonary disease: results from a randomized controlled trial. J Clin.Pharm.Ther 2011;36(5):568-576.
  9. Kowalsky PE. Common interactions with herbal supplements and prescription drugs. AACN.Adv.Crit Care 2011;22(2):101-106.
  10. Kumar A, Rinwa P, and Chhabra M. Pharmacotherapeutics of Echinacea purpurea: Gardening shelf to Clinic. J Pharm Educ Res 2011;2(2):45-54.
  11. Ma H, Carpenter CL, Sullivan-Halley J, et al. The roles of herbal remedies in survival and quality of life among long-term breast cancer survivors--results of a prospective study. BMC.Cancer 2011;11:222.
  12. Molto J, Valle M, Miranda C, et al. Herb-drug interaction between Echinacea purpurea and darunavir-ritonavir in HIV-infected patients. Antimicrob.Agents Chemother. 2011;55(1):326-330.
  13. Sharma M, Schoop R, Suter A, et al. The potential use of Echinacea in acne: control of Propionibacterium acnes growth and inflammation. Phytother.Res 2011;25(4):517-521.
  14. Smith CA, Collins CT, and Crowther CA. Aromatherapy for pain management in labour. Cochrane Database.Syst.Rev. 2011;(7):CD009215.
  15. Walsh NP, Gleeson M, Pyne DB, et al. Position statement. Part two: Maintaining immune health. Exerc.Immunol.Rev. 2011;17:64-103.

Natural Standard Monograph (www.naturalstandard.com). Copyright © 2014 Natural Standard Inc. Se prohíbe la distribución o reproducción comercial.

La información en esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, y está diseñada para ayudar a los usuarios a aclarar sus inquietudes de salud. La información está basada en la revisión de datos de investigación científica, patrones históricos de práctica y experiencia clínica. Esta información no se debe interpretar como un consejo médico especifico. Los usuarios deben consultar con un proveedor médico calificado para preguntas específicas respecto a terapias, diagnósticos y/o enfermedades, antes de tomar decisiones acerca de una terapia.

previous  Dígitopresión 
Essiac  next