Susan G Komen  
I've Been Diagnosed With Breast Cancer Someone I Know Was Diagnosed Share Your Story Join Us And Stay Informed Donate To End Breast Cancer
Home > Espanol > Terapias Complementarias > Cúrcuma

  


Cúrcuma

 

Natural Standard Monograph, Copyright © 2013 (www.naturalstandard.com). La información en esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, y está diseñada para ayudar a los usuarios a aclarar sus inquietudes de salud. La información está basada en la revisión de datos de investigación científica, patrones históricos de práctica y experiencia clínica. Esta información no se debe interpretar como un consejo médico especifico. Los usuarios deben consultar con un proveedor médico calificado para preguntas específicas respecto a terapias, diagnósticos y/o enfermedades, antes de tomar decisiones acerca de una terapia.

Términos Relacionados

  • 1-(3-Ciclopentilpropil)-2,4-dimetilbenceno, 1,7-bis(4-hidroxi-3-metoxifenil)-1,6-heptadieno-3,5-diona, 1,8-cineol, 2-(2'-metil-1'-propenil)-4,6-dimetil-7-hidroxiquinolina, 2,5-dihidroxibisabola-3,10-dieno, 4''-(4'''-hidroxifenil)-2''-oxo-3''-butenil-3-(4'-hidroxifenil-3'-metoxi)-propenoato, 4''-(4'''-hidroxifenil-3'''-metoxi)-2''-oxo-3''-butenil-3-(4'-hydroxifenil)-propenoato, 4,5-dihidroxibisabola-2,10-dieno, (6S)-2-metil-6-(4-formilfenil)-2-hepteno-4-ona, (6S)-2-metil-6-(4-hidroxifenil)-2-hepteno-4-ona, (6S)-2-metilo-6-(4-hidroxifenil-3-metil)-2-hepteno-4-ona, alantona, alfa-curcumeno, alfa-turmerona, alfa-zingibereno, Amomum curcuma, anlatona (constituyente), ar-curcumeno, ar-tumerona, ar-turmerona, atlantona, BCM-95® (Biocurcumax™), beta-bisaboleno, beta-cariofileno, beta-curcumeno, beta-sesquifelandreno, beta-turmerina, beta-turmerona, bisacurona, bisacurona A, bisacurona B, bisacurona C, bisdemetoxicurcumina, calebina, C.I. 75300, C.I. Natural Yellow 3, CUR, Curcuma, Curcuma aromatica, Curcuma aromatica Salisbury, Curcuma domestica, Curcuma domestica Valeton, curcuma long oil (inglés), Curcuma longa, Curcuma longa Linn., aceites de Curcuma longa, Curcuma longa rhizoma, aceite de cúrcuma, curcumina, curcuminoides, curlona, dehidrozingerona, demetoxicurcumina, diaril heptanoides, diferuloilmetano, E 100, e zhu, Gelbwurzel (alemán), germacreno, gurkemeje (danés), haidr, halad (maratí), haldar (guyaratí), haldi (dogri, hindi, nepalí, punjabi, urdú), halud (bengalí), haridra (sánscrito), HSDB 4334, azafrán indio, raíz amarilla india, jiang huang (chino mandarín), jianghuang, kacha haldi, kunir (indonesio), kunyit (indonesio), Kurkumawurzelstock (alemán), kurkumina, kyoo (japonés), merita earth (inglés), NMXCC95™, Number Ten (NT), aceite de cúrcuma, olena, raíz de Zedoaria longa, resveratrol, rizoma de cúrcuma, safran des Indes (francés), sesquiterpenoides, shati, souchet, tumeric, tumerona, aceite de cúrcuma, raíz de cúrcuma, cúrcuma amarilla, turmerona, turmeronol A, ukon (japonés), ukonano A, ukonano B, ukonano C, ukonano D, jengibre amarillo, raíz amarilla, yellowroot (inglés), yo-kin, yujin, cedoaria, zerumbona, zingerona, Zingiberaceae (familia), zingiberena, zingiberona, Zitterwurzel (alemán), zlut prirodni 3.

Historia

  • La cúrcuma es una especia, comúnmente usada en la cocina asiática, derivada de la raíz de la planta de la cúrcuma (Curcuma longa). La curcumina es el componente activo primario de color amarillo derivado de la cúrcuma y se usa comúnmente para dar color a los alimentos y a los cosméticos.
  • El rizoma (raíz) de la cúrcuma ha sido usado desde tiempos ancestrales en la medicina asiática para tratar el malestar gastrointestinal, el dolor artrítico y la "poca energía". Aunque no ha sido bien estudiado en los seres humanos, se ha demostrado que la cúrcuma y su constituyente, la curcumina, tienen propiedades demostradas antiinflamatorias, antioxidantes, de protección nerviosa, insecticidas y anticancerígenas. La evidencia preliminar en los seres humanos sugiere una posible efectividad para tratar la dispepsia (acidez), la infección por Helicobacter pylori, el alivio del dolor, la leucoplasia (parches en la boca), la osteoartrosis y el colesterol alto.

Evidencia Científica

 

Usos 

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

Grado* 

La enfermedad de Alzheimer 

Las primeras investigaciones no apoyan el uso de la curcumina o cúrcuma para la enfermedad de Alzheimer. Sin embargo, se necesita más investigación antes de llegar a una conclusión hecha.

C 

Antioxidante 

La investigación preliminar sugiere que la cúrcuma podría tener efectos antioxidantes. No obstante, se requiere más investigación antes de poder llegar a una conclusión.

C 

Prevención de coágulos de sangre 

La investigación preliminar sugiere que la cúrcuma podría prevenir la formación de coágulos de sangre. No obstante, se requiere más investigación antes de poder llegar a una conclusión.

C 

Cáncer 

Varios estudios preliminares han informado propiedades anticancerígenas (colon, piel y mamas). Se han considerado varios mecanismos, incluyendo actividad antioxidante, prevención de la formación de nuevos vasos sanguíneos y efectos directos sobre las células cancerosas. Actualmente, no es claro si la cúrcuma o la curcumina ayude a prevenir o tratar los cánceres en los seres humanos. Se están realizando varios estudios en esta área.

C 

Prevención de la colelitiasis/colagogo 

Se dice que hay pocas personas con cálculos biliares en la India, hecho que a veces se atribuye a la cúrcuma en la dieta. Los estudios preliminares han informado que la curcumina, un químico en la cúrcuma, podría disminuir la formación de cálculos biliares. No obstante, no existen suficientes estudios en humanos en esta área. El uso de la cúrcuma podría no recomendarse en pacientes con cálculos biliares activos.

C 

Función cognitiva 

En estudios clínicos preliminares, se ha demostrado que la curcumina tiene propiedades antioxidantes y antiinflamatorias y que reduce el beta-amiloide y la carga de la placa. No obstante, en la actualidad no existe suficiente evidencia para sugerir el uso de la curcumina para el rendimiento cognitivo.

C 

Eczema 

En base a la investigación preliminar usando una combinación de una fórmula de hierbas, la cúrcuma podría ayudar a disminuir los síntomas del eczema. No obstante, no se ha estudiado el efecto de la cúrcuma sola. Se necesita más investigación antes de poder llegar a una conclusión.

C 

Problemas en los ojos 

En base a la investigación preliminar usando una combinación de una fórmula de hierbas, la cúrcuma podría ser útil en el tratamiento de ciertos problemas en los ojos. La investigación ha indicado que la curcumina podría ser también beneficiosa. A pesar de estos hallazgos, sigue siendo limitada la información sobre la efectividad de la cúrcuma.

C 

Infección por H. pylori 

En base a la investigación preliminar, la curcumina no resultó beneficiosa para erradicar el H. pylori en pacientes con gastritis. No obstante, se necesita investigación bien diseñada antes de poder llegar a una conclusión.

C 

Acidez 

Tradicionalmente, la cúrcuma ha sido utilizada para tratar problemas estomacales (como la indigestión debido a una comida grasosa). Existe evidencia preliminar de que la cúrcuma podría brindar cierto alivio para estos problemas estomacales. No obstante, las dosis altas o el uso prolongado de cúrcuma podrían en realidad irritar o dañar el estómago. Se necesita más investigación en los seres humanos antes de poder llegar a una conclusión.

C 

Colesterol alto 

Los primeros estudios han sugerido que la cúrcuma podría disminuir el colesterol de lipoproteína de baja densidad (colesterol "malo") y el colesterol total en la sangre. Se necesitan estudios más completos en los seres humanos antes de poder llegar a una conclusión.

C 

Inflamación 

Aunque no ha sido bien estudiado en humanos, se han descubierto propiedades antiinflamatorias tanto la cúrcuma como en la curcumina. No existen estudios confiables en los seres humanos.

C 

Síndrome del colon irritable 

Los estudios preliminares han sugerido que la cúrcuma podría disminuir los síndromes del colon irritable. Se necesitan más estudios para confirmar estos hallazgos.

C 

Leucoplasia 

La investigación preliminar ha sugerido que la cúrcuma podría aliviar los síntomas de leucoplasia oral (parches blancos en la boca). Se necesita más investigación antes de poder hacer una evaluación definitiva.

C 

Protección hepática 

En la medicina ayurvédica tradicional de India, la cúrcuma ha sido usada para revitalizar la función hepática. La investigación preliminar sugiere que la cúrcuma podría tener un efecto protector sobre el hígado; no obstante, se necesita más investigación antes de poder legar a una conclusión.

C 

Osteoartritis 

La cúrcuma ha sido usada desde tiempos ancestrales para tratar las condiciones reumáticas. Aunque no ha sido bien estudiada en los seres humanos, la cúrcuma y su constituyente, la curcumina, podría aliviar los síntomas asociados con la artrosis dada sus propiedades antiinflamatorias. Se necesita más investigación en los seres humanos antes de poder llegar a una conclusión.

C 

La artritis reumatoide 

Las primeras investigaciones sugieren que la curcumina puede reducir los síntomas asociados con la artritis reumatoide. Sin embargo, se necesita más investigación antes de llegar a una conclusión hecha.

C 

Sarna 

Desde tiempos ancestrales, la cúrcuma ha sido usada sobre la piel para tratar las úlceras crónicas de piel y la sarna. También ha sido usada en combinación con las hojas de la hierba Azadirachta indica (neem). Se necesita más investigación antes de poder llegar a una conclusión.

C 

Úlcera estomacal 

La cúrcuma ha sido usada desde tiempos ancestrales para tratar las úlceras estomacales y duodenales. No obstante, las dosis altas o el uso prolongado de cúrcuma podrían empeorar la irritación o el daño en el estómago. En la actualidad, no existe suficiente evidencia en humanos para llegar a una conclusión firme.

C 

Recuperación de una cirugía 

La evidencia preliminar sugiere que la curcumina, solo o como parte de una dieta rica en alimentos picantes, podría ayudar a reducir el dolor asociado con la cirugía. Se necesita más investigación.

C 

Uveítis 

Los estudios preliminares han demostrado una actividad antiinflamatoria en la cúrcuma y su constituyente, la curcumina. Se necesita más investigación confiable en los seres humanos antes de poder llegar a una conclusión sobre el uso de la cúrcuma para tratar la uveítis (inflamación en los ojos).

C 

Pérdida de peso 

Se realizó un estudio preliminar en los seres humanos en el que se usó un producto combinado con cúrcuma para la pérdida de peso. En esta oportunidad, existen insuficientes estudios de alta calidad sobre la cúrcuma sola para la pérdida de peso. Se necesita investigación adicional.

C 

 

*Clave para los grados: 

A: Evidencia científica sólida para este uso;
B:Evidencia científica buena para este uso;
C:Evidencia científica dudosa para este uso;
D:Evidencia científica aceptable contra este uso (podría no funcionar);
F:Evidencia científica sólida contra este uso (probablemente no funciona).

Tradición/Teoría 

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

Distensión abdominal, absceso, acné, envejecimiento, alcoholismo, alergia, amenorrea, (ausencia de la menstruación), antihelmíntico (agentes que eliminan los helmintos (una clase de gusanos parásitos)), antibacteriano, antimicótico, antimicrobiano, antiespasmódico, antitoxina, antivírico, estimulante del apetito, artritis (general), asma, ateroesclerosis (endurecimiento de las arterias), forúnculos, hematomas, quemaduras, cataratas, quimioprotector, parto (cuidado del cordón umbilical), síndrome de fatiga crónica, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, cólicos, constipación, anticonceptivo, usos cosméticos, tos, enfermedad de Crohn, fibrosis quística, demencia, prevención de caries dentales, depresión, diabetes, diarrea, procedimiento de diagnóstico (colorante histológico), mareos, síndrome del ojo seco, dismenorrea (menstruación con dolor), epilepsia, expectorante (afloja la mucosidad), fiebre, fístula, agente saborizante, usos en las comidas (colorante), gas, gonorrea, crecimiento del pelo, condiciones cardíacas, daño cardíaco por la doxorrubicina (Adriamycin®, Doxil®), hematuria (sangre en la orina), hemorragia, hepatitis, herpes (herpes labial), presión arterial alta, virus papiloma humano (VPH, HPV), función inmunológica, mayor recuento/movilidad de espermatozoides, más leche materna, infertilidad (bovina), picadura de insectos, repelente de insectos, ictericia, enfermedad renal, cálculos renales, trasplante renal, lepra, hepatopatía, fibrosis pulmonar, paludismo, menopausia, dolor menstrual, farmacorresistencia múltiple, esclerosis múltiple, dolor muscular, estiramiento/dolor muscular, trastornos neurodegenerativos, neuropatía, apoyo nutricional, trasplante de órgano (inmunosupresión), pancreatitis, parásitos, enfermedad de Parkinson, problemas en la próstata, protección contra el humo del cigarrillo, rabia, radioprotector, trastornos respiratorios, trastornos reumáticos, rinitis (congestión nasal), dermatofitosis, cicatrización, escleroderma, septicemia, condiciones en la piel, mordedura de serpiente, lesiones de los tejidos blandos, prevención de accidente cerebrovasculares, toxicidad (ácidos 5-aminosalicilato, 5-ASA), colitis ulcerosa, trastornos urinarios, vitiligo (pérdida de la pigmentación de la piel), enfermedad de Wilson, cicatrización de las heridas.


Seguridad

La Administración de Drogas y Alimentos de EE.UU. (FDA) no regula las hierbas y suplementos de manera estricta. No hay garantías respecto a la potencia, pureza o seguridad de los productos, y los efectos podrían variar. Lea siempre las etiquetas del producto. Si usted padece de alguna afección, o si está tomando otras drogas, hierbas o suplementos, deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de iniciar una terapia nueva. Consulte con un proveedor médico de inmediato si sufre efectos secundarios.

Alergias

  • Evitar en pacientes con alergia o hipersensibilidad conocida a la cúrcuma, sus constituyentes (incluyendo la curcumina), ciertos colorantes alimenticios amarillos, u otros miembros de la familia Zingiberaceae (jengibre).

Efectos secundarios y advertencias

  • Generalmente, la curcumina se considera segura cuando se usa en cantidades que comúnmente se encuentran en los alimentos.
  • La cúrcuma podría causar delirio, fiebre leve, infección en la garganta, el empeoramiento de los síntomas de la artritis, enrojecimiento de la piel, endurecimiento de la piel, sarpullido y zonas de inflamación en la piel, saciedad y dolor abdominal, bloqueo auriculoventricular completo transitorio (medición del corazón), estrés oxidante, pérdida de cabello, alteración de la frecuencia cardíaca, efectos en la tiroides, molestia estomacal, acidez, náuseas, diarrea, úlceras inducidas o cálculos renales.
  • La cúrcuma podría aumentar el riesgo de hemorragia. Se sugiere precaución en pacientes con trastornos hemorrágicos o en aquellos que ingieren medicamentos que podrían aumentar el riesgo de hemorragia. Podría ser necesario realizar ajustes en la dosis.
  • La cúrcuma podría disminuir los niveles de azúcar en la sangre. Se sugiere precaución en los pacientes con diabetes o hipoglucemia y en aquellos que consumen medicamentos, hierbas o suplementos que afectan los niveles de azúcar en la sangre. Podría ser necesario que un profesional de la salud calificado, incluyendo un farmacéutico, controlara los niveles de glucosa en la sangre. Podría ser necesario realizar ajustes en la medicación.
  • La cúrcuma podría elevar la presión arterial. Se sugiere precaución en los pacientes que consumen medicamentos, hierbas o suplementos que reducen la presión arterial.
  • La cúrcuma podría interferir con la manera en que el cuerpo procesa ciertos medicamentos al usar el sistema de enzimas citocromo P450 del hígado. Como resultado, los niveles de estos medicamentos podrían elevarse o disminuir en la sangre, y los efectos podrían ser mayores o menores, o podría haber reacciones adversas potencialmente graves. Los pacientes que ingieren medicamentos deberían verificar el prospecto y consultar con un profesional de la salud calificado, incluyendo un farmacéutico, sobre las posibles interacciones.
  • Usar con precaución en pacientes con un hígado comprometido o función hepática disminuida, dado que la cúrcuma podría incrementar las pruebas de función hepática.
  • Usar con precaución en pacientes con un sistema inmunitario debilitado, dado que la cúrcuma podría debilitar el sistema inmunitario
  • Usar con precaución en hombres, dado que los extractos de cúrcuma podrían disminuir la producción de espermatozoides y la infertilidad.
  • Usar con precaución en fumadores y ex-fumadores, en pacientes con riesgo de carencia de hierro y cálculos renales, o en pacientes con enfermedades adquiridas del almacenamiento de metal (incluida la hepatitis C), vitiligo (pérdida de pigmentación en la piel), sensibilidad a los cambios en niveles hormonales o trastornos gastrointestinales.
  • Usar con precaución cuando se ingieren hipocolesterolémicos o medicamentos absorbidos por la p-glicoproteína.
  • Usar con precaución en combinación con los inhibidores de las histonas deacetilasas (HDAC) o el docetaxel.
  • Usarlo con precaución en pacientes que intentan concebir, dado sus potenciales efectos antifertilizantes.
  • Usar con precaución en las mujeres embarazadas, dado que la cúrcuma podría causar estimulación del útero y estimular el flujo menstrual.
  • Evitar la cúrcuma en dosis mayores a 8,000 miligramos por día.
  • Evitar en pacientes con obstrucción de las vías biliares o colelitiasis.
  • Evitar en pacientes con úlceras gástricas o duodenales o con trastornos de hiperacidez gástrica.
  • Evitar en pacientes con alergia a la cúrcuma, a cualquiera de sus constituyentes (incluida la curcumina), aciertos colorantes alimenticios amarillos, o a otros miembros de la familia Zingiberaceae (jengibre).

Embarazo y lactancia

  • Usar con precaución en las mujeres embarazadas, dado que la cúrcuma podría causar estimulación del útero y estimular el flujo menstrual. No se recomienda la cúrcuma en las mujeres embarazadas o lactantes, dada la falta de información de seguridad.

Interacciones

La mayoría de las hierbas y suplementos no se han probado completamente en cuando a la interacción con otras hierbas, suplementos, drogas o alimentos. Las interacciones que se señalan a continuación se basan en informes y publicaciones científicas, experimentos de laboratorio o uso tradicional. Siempre debe leer las etiquetas del producto. Si usted padece de alguna afección, o si está tomando otras drogas, hierbas o suplementos, deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de iniciar una terapia nueva.

Interacciones con drogas

  • La cúrcuma podría aumentar el riesgo de hemorragia cuando se consume con medicamentos que aumentan el riesgo de hemorragia. Algunos ejemplos incluyen la aspirina, anticoagulantes (diluyentes de la sangre) como la warfarina (Coumadin®) o la heparina, antiagregantes plaquetarios como el clopidogrel (Plavix®) y medicamentos antiinflamatorios no esteroides como el ibuprofeno (Motrin®, Advil®) o el naproxeno (Naprosyn®, Aleve®)
  • La cúrcuma podría disminuir los niveles de azúcar en la sangre. Se sugiere precaución al usar medicamentos que también podrían disminuir el nivel de azúcar en la sangre. Los pacientes insulinodependientes o que ingieren medicamentos por vía oral para la diabetes deberían ser controlados rigurosamente por un profesional de la salud calificado, incluyendo un farmacéutico. Podría ser necesario realizar ajustes en la medicación.
  • La cúrcuma podría elevar la presión arterial. Se sugiere precaución en los pacientes que ingieren medicamentos que disminuyen la presión arterial.
  • La cúrcuma podría interferir con la manera en que el cuerpo procesa ciertos medicamentos al usar el sistema de enzimas citocromo P450 del hígado. Como resultado, los niveles de estos medicamentos podrían elevarse o disminuir en la sangre, y los efectos podrían ser mayores o menores, o podría haber reacciones adversas potencialmente graves. Los pacientes que ingieren cualquier medicamento deberían verificar el prospecto y consultar con un profesional médico calificado, incluyendo un farmacéutico, sobre las posibles interacciones.
  • La cúrcuma podría también interactuar con el acetaminofeno, los inhibidores de la acetilcolinesterasa, amilorida, analgésicos, antibióticos, anticancerígenos, anticonvulsivantes, antidepresivos, antimicóticos, antipalúdicos, agentes contra la obesidad, antiparasitarios, antivíricos, agentes óseos, bloqueadores de los canales de calcio, agentes cardiovasculares, celecoxib, medicamentos para reducir el colesterol, ciprofloxacina, cisplatina, ciclodextrina, ciclofosfamida, ciclosporina, dimetilsulfóxido, docetaxel, hepatotóxicos, medicamentos que afectan el sistema inmunitario, vasodilatadores, eritromicina, eritropoietina, fluoruro, agentes gastrointestinales, inhibidores de las histonas deacetilasa, medicamentos hormonales, metronidazol, morfina, relajantes musculares, agentes neurológicos, nifedipina, agentes antiinflamatorios no esteroides (AINEs, NSAIDs), norfloxacina, oxaliplatina, medicamentos que regulan la p-glicoproteína, paclitaxel, paracetamol, curcumina glicosilada de polietileno, praziquantel, prulifloxacina, rapamicina, retinol, ritonavir, sulindac sulfona, sulfinosina, tacrolimus, talinolol, tamoxifeno, taxol, talidomida, tricostatina A, vinorelbina y warfarina.

Interacciones con hierbas y suplementos dietéticos

  • La cúrcuma podría aumentar el riesgo de hemorragia cuando se ingiere con hierbas o suplementos que se cree que aumentan el riesgo de hemorragia. Se ha informado múltiples casos de hemorragias con el uso de Ginkgo biloba, algunos casos con el ajo y meno casos con la palma enana americana. En teoría, muchos agentes podrían aumentar el riesgo de hemorragia, aunque esto no se ha comprobado en la mayoría de los casos.
  • La cúrcuma podría disminuir los niveles de azúcar en la sangre. Se sugiere precaución al usar hierbas o suplementos que también podrían disminuir los niveles de azúcar en la sangre. Podría ser necesario controlar los niveles de glucosa en la sangre y ajustar las dosis.
  • La cúrcuma podría disminuir la presión arterial. Se sugiere precaución en los pacientes que ingieren hierbas o suplementos que disminuyen la presión arterial.
  • La cúrcuma podría interferir con la manera en que el cuerpo procesa ciertas hierbas o suplementos al usar el sistema de enzimas citocromo P450 del hígado. Como consecuencia, los niveles de otras hierbas o suplementos podrían elevarse demasiado en la sangre. También podría alterar los efectos que otras hierbas o suplementos podrían tener en el sistema citocromo P450.
  • La cúrcuma podría también interactuar con los inhibidores de la acetilcolinesterasa, analgésicos, antibacterianos, hierbas y suplementos anticancerígenos, hierbas y suplementos anticonvulsivantes, hierbas y suplementos antidepresivos, hierbas y suplementos antimicóticos, hierbas y suplementos antiinflamatorios, hierbas y suplementos antipalúdicos, hierbas y suplementos contra la obesidad, hierbas y suplementos antioxidantes, hierbas y suplementos antiparasitarios, hierbas y suplementos antivíricos, beta-caroteno, extracto de hoja de betel, hierbas y suplementos óseos, bloqueadores de los canales de calcio, capsaicina, hierbas y suplementos cardiovasculares, caseína, catequina, hierbas y suplementos hipocolesterolémicos, cobalto, café, cobre, danshensu, galato de epigalocatequina (GEGQ), alholva (fenugreco), aceite de pescado, ajo, hierbas y suplementos gastrointestinales, genisteína, té verde, herbas y suplementos hepatotóxicos, hierbas y suplementos que afectan el sistema inmunitario, hierbas y suplementos vasodilatadores, hierbas y suplementos hormonales, hierro, isoflavonas, isotiocianatos, lignina, Monascus pilosus, relajantes musculares, hierbas y suplementos neurológicos, ácidos grasos omega-3, hierbas y suplementos reguladores de la p-glicoproteína, piperina, piplartina, Protandim®, quercetina, resveratrol, retinol, azafrán, selenio, vitamina C, vitamina D y vitamina E.

Información Del Autor/Actualizatión

Referencias

Natural Standard desarrolló la información anterior con base en la evidencia mediante una revisión sistemática de todos los artículos científicos disponibles. Para obtener información completa acerca de terapias alternas y complementarias a nivel profesional, visite www.naturalstandard.com. Las referencias seleccionadas se indican a continuación.

  1. Agarwal, K. A., Tripathi, C. D., Agarwal, B. B., and Saluja, S. Efficacy of turmeric (curcumin) in pain and postoperative fatigue after laparoscopic cholecystectomy: a double-blind, randomized placebo-controlled study. Surg Endosc. 6-14-2011;
  2. Aggarwal BB, Kunnumakkara AB, Harikumar KB, et al. Potential of spice-derived phytochemicals for cancer prevention. Planta Med 2008 Oct;74(13):1560-9.
  3. Adhvaryu MR, Reddy NM, Vakharia BC. Prevention of hepatotoxicity due to anti tuberculosis treatment: a novel integrative approach. World J Gastroenterol 2008 Aug 14;14(30):4753-62.
  4. Brinkhaus B, Hentschel C, Von Keudell C, et al. Herbal medicine with curcuma and fumitory in the treatment of irritable bowel syndrome: a randomized, placebo-controlled, double-blind clinical trial. Scand J Gastroenterol 2005 Aug;40(8):936-43.
  5. Chandran B, Goel A. A randomized, pilot study to assess the efficacy and safety of curcumin in patients with active rheumatoid arthritis. Phytother Res. 2012 Mar 9. [Epub ahead of print]
  6. Epstein J, Sanderson IR, Macdonald TT. Curcumin as a therapeutic agent: the evidence from in vitro, animal and human studies. Br J Nutr 2010:103(11):1545-57.
  7. Koosirirat, C., Linpisarn, S., Changsom, D., Chawansuntati, K., and Wipasa, J. Investigation of the anti-inflammatory effect of Curcuma longa in Helicobacter pylori-infected patients. Int Immunopharmacol. 2010;10(7):815-818.
  8. Kositchaiwat C, Kositchaiwat S, Havanondha J. Curcuma longa Linn. in the treatment of gastric ulcer comparison to liquid antacid: a controlled clinical trial. J Med Assoc Thai 1993;76(11):601-605.
  9. Limtrakul P, Anuchapreeda S, Buddhasukh D. Modulation of human multidrug-resistance MDR-1 gene by natural curcuminoids. BMC Cancer 4-17-2004;4(1):13.
  10. López-Lázaro M. Anticancer and carcinogenic properties of curcumin: considerations for its clinical development as a cancer chemopreventive and chemotherapeutic agent. Mol Nutr Food Res 2008 Jun;52 Suppl 1:S103-27.
  11. Prusty BK, Das BC. Constitutive activation of transcription factor AP-1 in cervical cancer and suppression of human papillomavirus (HPV) transcription and AP-1 activity in HeLa cells by curcumin. Int J Cancer 3-1-2005;113(6):951-960.
  12. Rithaporn T, Monga M, Rajasekaran M. Curcumin: a potential vaginal contraceptive. Contraception 2003;68(3):219-223.
  13. Strimpakos AS, Sharma RA. Curcumin: preventive and therapeutic properties in laboratory studies and clinical trials. Antioxid Redox Signal 2008 Mar;10(3):511-45.
  14. Taher MM, Lammering G, Hershey C, et al. Curcumin inhibits ultraviolet light induced human immunodeficiency virus gene expression. Mol Cell Biochem 2003;254(1-2):289-297.
  15. Usharani P, Mateen AA, Naidu MU, et al. Effect of NCB-02, atorvastatin and placebo on endothelial function, oxidative stress and inflammatory markers in patients with type 2 diabetes mellitus: a randomized, parallel-group, placebo-controlled, 8-week study. Drugs R D 2008;9(4):243-50.

Natural Standard Monograph (www.naturalstandard.com). Copyright © 2013 Natural Standard Inc. Se prohíbe la distribución o reproducción comercial.

La información en esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, y está diseñada para ayudar a los usuarios a aclarar sus inquietudes de salud. La información está basada en la revisión de datos de investigación científica, patrones históricos de práctica y experiencia clínica. Esta información no se debe interpretar como un consejo médico especifico. Los usuarios deben consultar con un proveedor médico calificado para preguntas específicas respecto a terapias, diagnósticos y/o enfermedades, antes de tomar decisiones acerca de una terapia.

previous  Contacto terapéutico 
Dandelion  next