• Above all, we make a difference.
  • Cinc

     

    Natural Standard Monograph, Copyright © 2014 (www.naturalstandard.com). La información en esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, y está diseñada para ayudar a los usuarios a aclarar sus inquietudes de salud. La información está basada en la revisión de datos de investigación científica, patrones históricos de práctica y experiencia clínica. Esta información no se debe interpretar como un consejo médico especifico. Los usuarios deben consultar con un proveedor médico calificado para preguntas específicas respecto a terapias, diagnósticos y/o enfermedades, antes de tomar decisiones acerca de una terapia.

    Términos Relacionados

    • A-84, Articulin-F®, Astra, número atómico 30, Curiosin® (cinc y ácido hialurónico), Herpigon, Indian tin, Nels Cream®, Orazinc®, estaño, polaprecinc, Solvezink®, Virudermin Gel®, Zeta N®, Zicam® Nasal Gel, acetato de cinc, acexamato de cinc, aspartato de cinc, carbonato de cinc, cloruro de cinc, citrato de cinc, gluconato de cinc, metionato de cinc, metionina de cinc, monometionina de cinc, óxido de cinc, picolinato de cinc, sulfato de cinc, Zincolak®, Zincomed, Zineryt®, Zink, Zinvit-C250, ZN, Zn.

    Historia

    • El cinc es necesario para el funcionamiento de más de 300 enzimas diferentes y desempeña una función vital en un gran número de procesos biológicos. El cinc es un cofactor para la enzima antioxidante superóxido dismutasa (SOD) y está presente en una gran cantidad de reacciones enzimáticas que intervienen en el metabolismo de los carbohidratos y las proteínas.
    • Entre las actividades que fortalecen el sistema inmunitario se encuentran la regulación de los linfocitos T, las células CD4, los linfocitos citolíticos naturales y la interleucina-2. Además, se ha afirmado que el cinc posee propiedades antivirales. El cinc es necesario para la maduración del espermatozoide y el desarrollo normal del feto. Interviene en la percepción sensorial (gusto, olfato y visión) y controla la liberación desde el hígado de la vitamina A almacenada. En cuanto al sistema endocrino, se ha demostrado que el cinc regula la actividad de la insulina y promueve la conversión de la hormona tiroidea tiroxina en triyodotironina.
    • El cinc se ha usado desde los tiempos del antiguo Egipto para mejorar la cicatrización de las heridas, aunque la utilidad de este método está sólo parcialmente comprobada mediante la información clínica actual. A través de la investigación disponible, se ha demostrado que el cinc interviene en la cicatrización de las heridas, especialmente después de las quemaduras o las incisiones quirúrgicas. Según la evidencia científica disponible, el cinc podría ser efectivo para el tratamiento de una gran cantidad de condiciones, incluyendo la diarrea en los niños desnutridos, las condiciones de la piel (como el acné común, el eccema y la psoriasis), las úlceras gástricas, el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH, ADHD), los trastornos inmunitarios, la anemia de células falciformes, las úlceras en las piernas, la infertilidad, la enfermedad de Wilson, los herpes, los trastornos del gusto y del olfato, la diabetes y la neuropatía diabética. El cinc también ha ganado popularidad por su uso en la prevención del resfrío común.
    • La función del cinc es controvertida en algunos casos dado que los resultados de los estudios publicados proporcionan información contradictoria y/o la calidad metodológica de los estudios no permite llegar a una conclusión segura con respecto a la función del cinc en las enfermedades en cuestión.

    Evidencia Científica

     

    Usos 

    Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

    Grado* 

    Diarrea (niños) 

    Muchos estudios en los países en vías de desarrollo descubrieron que los suplementos de cinc podrían reducir la gravedad y la duración de la diarrea en los niños desnutridos con diarrea aguda, especialmente en aquellos con bajos niveles de cinc.

    A 

    Úlceras gástricas 

    El proceso de cicatrización de las úlceras gástricas podría mejorarse mediante el tratamiento con cinc, aunque se necesitarán más estudios para determinar en qué medida el cinc podría ser beneficioso para los pacientes con esta condición. La mayoría de los estudios informan pocos o ningún efecto adverso asociado con su uso.

    A 

    Carencia de cinc 

    La carencia de cinc se debe a la absorción o al consumo inadecuados, a la mayor excreción de cinc o a la mayor necesidad orgánica de cinc. Los síntomas de la carencia de cinc incluyen retraso en el crecimiento, pérdida de cabello, diarrea, maduración sexual tardía, impotencia, condiciones de los ojos y de la piel y pérdida de apetito. Otros síntomas podrían incluir pérdida de peso, cicatrización tardía de las heridas, cambios en el gusto y letargo mental. Los niveles de cinc se pueden medir en el plasma, los glóbulos rojos, los glóbulos blancos y el cabello.

    A 

    Acné común 

    Según los estudios de alta calidad, el uso tópico o por vía oral de cinc parece ser un tratamiento seguro y efectivo para el acné común. No obstante, algunos estudios informan efectos negativos o ningún efecto sobre el cinc. Además, muchos estudios usaron tratamientos combinados. Varios estudios han identificado una relación de coincidencia entre los niveles séricos de cinc y la gravedad del acné, mientras que otros estudios no establecieron esta relación. Falta determinar hasta qué punto los niveles internos de cinc podrían relacionarse con la gravedad del acné.

    B 

    Trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH, ADHD) 

    Los estudios preliminares han mostrado una relación entre los bajos niveles séricos de ácidos grasos libres y los niveles séricos de cinc en los niños con trastorno por déficit de atención con hiperactividad. Otros estudios descubrieron que los suplementos de cinc redujeron los síntomas hiperactivos, impulsivos y de socialización alterada pero no redujeron los síntomas de déficit de atención. Los suplementos de cinc podrían ser un tratamiento más efectivo para los niños mayores con mayor índice de masa corporal (IMC, BMI). Se necesita más investigación antes de poder llegar a una conclusión.

    B 

    Virus del herpes simple 

    Se han realizado estudios de baja calidad para evaluar los efectos del cinc (tópico o por vía oral) sobre los herpes de tipo 1 o 2. Varios de estos estudios usaron tratamientos combinados o permitieron el uso continuo de otros medicamentos, razón por la cual es incierta la función exacta del cinc en dichos estudios. No obstante, los resultados positivos obtenidos en la mayoría de los ensayos sugieren que el cinc podría ser un tratamiento alternativo seguro y efectivo para los herpes de tipo 1 y 2. Asimismo, estos resultados positivos deberían generar más investigación sobre este tema a través del uso de estudios bien diseñados.

    B 

    Función inmunitaria 

    El cinc parece ser un elemento traza esencial para el sistema inmunitario. No obstante, las investigaciones acerca del efecto de los suplementos de cinc sobre la función inmunitaria son escasas y en su mayoría se focaliza en pacientes con enfermedades específicas. El gluconato de cinc parece tener efectos positivos sobre los inmunocitos. Existen relativamente pocos estudios acerca de los niveles de cinc y los efectos de los suplementos de cinc sobre la salud de los ancianos. Se necesita más investigación antes de poder hacer una recomendación.

    B 

    Anemia de células falciformes (tratamiento) 

    Existe buena evidencia científica que sugiere que el cinc podría ayudar a tratar o reducir los síntomas de la anemia de células falciformes. La mayoría de estos estudios informó un aumento en la altura, el peso, la función del sistema inmunitario y los niveles de testosterona, además de una reducción del número de crisis y de células falciformes después del tratamiento con cinc.

    B 

    Enfermedad de Wilson 

    La enfermedad de Wilson es un trastorno hereditario del metabolismo del cobre caracterizado por la incapacidad del hígado para eliminar el cobre. Esto provoca su acumulación en el hígado, el cerebro, la córnea y el riñón, lo que causa cambios degenerativos crónicos. La investigación preliminar sugiere que el tratamiento con cinc podría ser efectivo para el tratamiento de la enfermedad de Wilson. Se han informado relativamente pocos efectos adversos, incluyendo un caso clínico de muerte. Sin embargo, no está claro si el cinc fue el causante de la muerte. Los mismos autores han realizado varios estudios, razón por la cual podría haber una opinión sesgada. Se necesitan más ensayos bien diseñados para confirmar estos resultados preliminares. El Galzin® (acetato de cinc) es un medicamento aprobado por la Administración de Drogas y Alimentos de los EE. UU (U.S. Food and Drug Administration, FDA) usado para inhibir la absorción del cobre en los pacientes con la enfermedad de Wilson. No está indicado como terapia inicial para la enfermedad de Wilson en los pacientes sintomáticos sino para el tratamiento de mantenimiento en los pacientes anteriormente tratados con un quelante.

    B 

    Degeneración macular relacionada con la edad 

    La mayoría de los estudios que examinaron la relación entre la ingesta alimenticia de cinc y la degeneración macular durante muchos años no informaron relaciones positivas. No obstante, algunas investigaciones de alta calidad que examinaron la eficacia de los suplementos de cinc para la prevención de la pérdida de la agudeza visual descubrieron que los suplementos de cinc ayudaron a prevenir la degeneración macular relacionada con la edad. Dado que los resultados de los estudios son contradictorios, se necesitan más ensayos clínicos bien diseñados antes de poder llegar a una conclusión.

    C 

    Alopecia areata (pérdida de cabello) 

    Algunos estudios que examinaron la eficacia del cinc para el tratamiento de la alopecia informaron resultados contradictorios. Se necesita más investigación antes de poder llegar a una conclusión.

    C 

    Estomatitis aftosa (úlceras bucales) 

    Se ha estudiado el sulfato de cinc para el tratamiento de la estomatitis aftosa recurrente (úlceras bucales). No obstante, los resultados son contradictorios y, en esta oportunidad, no se puede llegar a una conclusión.

    C 

    Estimulante del apetito (en niños infectados con VIH) 

    En la investigación clínica preliminar, los suplementos de multimacronutrientes en los niños infectados con VIH mejoraron el apetito. Sin embargo, no se pueden determinar los efectos del cinc solo a partir de este estudio. Se necesitan más ensayos bien diseñados con cinc solo antes de llegar a una conclusión.

    C 

    Beta-talasemia  

    La investigación limitada informó que los niños con beta-talasemia (un trastorno sanguíneo que reduce la producción de hemoglobina) que tomaron suplementos de cinc por vía oral durante 1-7 años aumentaron su altura más que aquellos que no tomaron cinc. Se necesitan más estudios para confirmar estos hallazgos.

    C 

    Trastornos sanguíneos (aceruloplasminemia) 

    La información de los casos clínicos sugiere que los suplementos de cinc podrían desempeñar una función en la aceruloplasminemia, una enfermedad neurodegenerativa causada por una mutación genética. Se necesita más investigación antes de poder llegar a una conclusión.

    C 

    Quemaduras 

    Los estudios de los suplementos de sulfato de cinc administrados a víctimas de quemaduras para mejorar la cicatrización arrojaron diversos resultados. Se necesita más investigación antes de poder llegar a una conclusión.

    C 

    Cáncer 

    En la investigación clínica preliminar, los pacientes con cáncer de cabeza y cuello que recibieron radioterapia tuvieron un mejor desenlace clínico después de tomar los suplementos de cinc en comparación con quienes no lo hicieron. Se necesita más investigación de alta calidad para confirmar estos hallazgos.

    C 

    Celiaquía 

    En un estudio muy pequeño, los suplementos de cinc por vía oral no parecieron mejorar el estado clínico de los pacientes con síndrome celíaco resistente. Se necesita más investigación en esta área.

    C 

    Enfermedad reumática inflamatoria crónica 

    Los estudios preliminares descubrieron que los suplementos de cinc no parecieron beneficiar a los pacientes con la enfermedad reumática inflamatoria crónica. Se necesita más investigación antes de poder llegar a una conclusión.

    C 

    Prostatitis crónica (inflamación de la próstata) 

    Los estudios preliminares sugieren que los suplementos de cinc ingeridos con antibióticos podrían ser más efectivos que los antibióticos solos para reducir el dolor, los síntomas urinarios, la calidad de vida y la presión máxima de cierre uretral en los pacientes con prostatitis crónica (inflamación de la próstata). Se necesita más investigación para confirmar estos resultados.

    C 

    Lesiones craneales cerradas 

    Los estudios preliminares pobremente diseñados indican que los suplementos de cinc podrían mejorar la recuperación neurológica en los pacientes con traumatismo craneal cerrado. Se necesita más investigación para confirmar estos resultados.

    C 

    Trastornos cognitivos (niños) 

    Los estudios preliminares indican que los suplementos de cinc de uso diario podrían ser de poca utilidad para mejorar el razonamiento en las mujeres adolescentes y en los niños de edad escolar expuestos al plomo. Podría ser necesario más investigación en esta área.

    C 

    Función cognitiva 

    Según un ensayo aleatorizado comparativo, los suplementos de cinc en los adultos más jóvenes (<70 años) podrían tener efectos positivos sobre la función cognitiva. Se necesitan más ensayos bien diseñados antes de poder llegar a una conclusión.

    C 

    Resfrío común 

    Son contradictorios los resultados con respecto al efecto de las fórmulas de cinc para tratar la duración y la gravedad de los síntomas del resfrío común. Si bien el cinc podría ser beneficioso para el tratamiento de los síntomas del resfrío si se toma al comienzo de los síntomas, se necesitan más estudios para aclarar qué fórmulas de cinc podrían ser más efectivas, qué rinovirus se ven afectados por el cinc y si los aerosoles nasales ofrecen una alternativa útil para el tratamiento con cinc. Los resultados negativos podrían deberse al uso de dosis de cinc demasiado bajas o a la presencia de compuestos como el ácido cítrico o tartárico, que podrían reducir la eficacia debido a la quelación del ión de cinc.

    C 

    Diálisis peritoneal ambulatoria continua (DPAC, CAPD) 

    En un ensayo bien diseñado, los suplementos de cinc no mejoraron el estado nutricional en los pacientes con diálisis peritoneal ambulatoria continua (DPAC, CAPD). Se necesita más investigación para confirmar estos resultados.

    C 

    Enfermedades graves 

    El cinc es necesario para que el sistema inmunitario funcione, además de ser un cofactor necesario para muchas enzimas. En los pacientes que no están gravemente enfermos, se han asociado los suplementos de cinc con una mejora en los indicadores de la función inmunitaria. Se necesita más investigación en los pacientes con enfermedad grave antes de poder llegar a una conclusión.

    C 

    Condiciones cutáneas (leishmaniasis) 

    En algunos estudios de calidad variable, se inyectó sulfato de cinc por vía intralesional a los pacientes con leishmaniasis cutánea. Se demostró que el sulfato de cinc actuó mejor que el antimoniato de meglumina durante las primeras cuatro semanas; sin embargo, no se observaron diferencias significativas después de seis semanas. En general, los resultados de los estudios son diferentes y se necesita más investigación en esta área.

    C 

    Fibrosis quística 

    Los suplementos de cinc no parecen afectar el estado clínico, la velocidad del crecimiento o la función pulmonar en los niños con fibrosis quística. Se necesita más investigación para confirmar los resultados de los estudios disponibles.

    C 

    Caspa 

    Se ha demostrado que un champú con piritiona de cinc al 1% reduce la caspa en algunas personas. Se necesita más investigación de alta calidad en esta área.

    C 

    Demencia 

    En un estudio pequeño, los suplementos de cinc no tuvieron ningún efecto sobre el funcionamiento psicológico de los adultos con demencia senil. Se necesitan ensayos más grandes, bien diseñados.

    C 

    Diabetes 

    Por lo general, los pacientes diabéticos tienen niveles séricos de cinc significativamente inferiores en comparación con los patrones normales. En los estudios preliminares de alta calidad, los suplementos de cinc podrían tener efectos positivos sobre el aumento del nivel sérico de cinc y el mejoramiento del control glucémico en la diabetes de tipo 2 dado que disminuye las concentraciones de HbA1c. Se necesita más investigación antes de poder llegar a una conclusión.

    C 

    Neuropatía diabética (daño nervioso) 

    Los suplementos de cinc por vía oral podrían mejorar el control glucémico y la gravedad de la neuropatía periférica. Se necesita más investigación antes de poder llegar a una conclusión.

    C 

    Dermatitis del pañal  

    El cinc podría reducir la incidencia de la dermatitis del pañal y tener un efecto preventivo. Se necesitan más ensayos bien diseñados antes de poder llegar a una conclusión.

    C 

    Síndrome de Down 

    En varios estudios, los suplementos de cinc parecieron contrarrestar el hipotiroidismo y reducir levemente el número de infecciones en los niños con síndrome de Down. Sin embargo, el cinc no pareció mejorar los sistemas inmunitarios débiles. Se necesita más investigación en los seres humanos antes de poder llegar a una conclusión firme.

    C 

    Disentería (tratamiento complementario para la siguelosis) 

    Según la investigación clínica, el cinc podría ser beneficioso en los niños con siguelosis, como tratamiento complementario. Se necesitan más estudios bien diseñados antes de poder llegar a una conclusión.

    C 

    Trastornos alimenticios 

    Los informes sobre la efectividad del cinc para el tratamiento de los síntomas de la anorexia nerviosa observados en adultos jóvenes se basan en estudios pequeños de baja calidad. Se necesitan ensayos bien diseñados con un número más grande de participantes para confirmar estos resultados.

    C 

    Eccema 

    Existe información contradictoria con respecto a la relación de los niveles séricos de cinc y el eccema. Un estudio indicó que el cinc podría haber causado mayor picazón después de varias semanas de ingerirse como suplemento. Se necesita más investigación para aclarar estos resultados.

    C 

    Rendimiento físico 

    El cinc podría mejorar el rendimiento físico en los atletas con bajos niveles séricos de cinc o con carencia de cinc. Se necesita más evidencia antes de poder llegar a una conclusión.

    C 

    Furunculosis (forúnculos) 

    En la investigación preliminar, los forúnculos no reaparecieron en los pacientes tratados con cinc. Se necesitan ensayos clínicos bien diseñados para confirmar este posible beneficio.

    C 

    Síndrome de Gilbert 

    El síndrome de Gilbert, cuyo nombre se debe a un gastroenterólogo francés, es un trastorno común, a menudo hereditario, que afecta el procesamiento por parte del hígado de los pigmentos marrón verdoso en la bilis (llamados bilirrubina). El aumento anormal de bilirrubina en el torrente sanguíneo puede provocar ictericia (que la piel se torne amarillenta); no obstante, el hígado permanece normal. Es más común en los hombres que en las mujeres. En un estudio pequeño, los suplementos de sulfato de cinc parecieron reducir los niveles séricos de bilirrubina no conjugada. Se necesitan ensayos clínicos bien diseñados para confirmar estos resultados.

    C 

    Bocio 

    Los suplementos de cinc podrían alterar los niveles de la hormona tiroidea en los pacientes con bocio. Se necesitan ensayos mejor diseñados antes de poder llegar a una conclusión.

    C 

    Halitosis (mal aliento) 

    Los estudios preliminares indicaron que el consumo de goma de mascar con cinc o los enjuagues bucales con una solución con cinc parecieron reducir el mal aliento (halitosis). Se necesitan más ensayos bien diseñados antes de poder llegar a una conclusión.

    C 

    Encefalopatía hepática 

    La encefalopatía hepática es una función cerebral anormal causada por el pasaje de sustancias tóxicas del hígado a la sangre. Los ensayos preliminares de alta calidad sobre el cinc para esta indicación han arrojado resultados contradictorios.

    C 

    Hepatitis (crónica) 

    Los estudios preliminares han demostrado que el cinc combinado con el interferón, o el interferón y la ribavirina, no tuvieron beneficios significativos para la infección viral de la hepatitis C, excepto en un estudio, que demostró una menor incidencia de efectos secundarios gastrointestinales. Se necesita más investigación en esta área. La evidencia reciente de alta calidad sugiere que los suplementos de polaprezinc podrían disminuir el daño a las células hepáticas en los pacientes bajo tratamiento con interferón pegilado alfa-2b y ribavirina.

    C 

    VIH/SIDA 

    Los pacientes con VIH/SIDA, especialmente aquellos con bajos niveles de cinc, podrían beneficiarse con los suplementos de cinc. Algunos estudios de baja calidad mencionaron una reducción de las infecciones, un aumento de peso y una mejor función del sistema inmunitario, incluyendo un aumento de las células CD4 y CD8. No obstante, otros estudios de baja calidad contradicen estos hallazgos. Se necesita más investigación antes de poder llegar a una conclusión.

    C 

    HIperlipidemia (colesterol alto) 

    El cinc podría mejorar los niveles de colesterol en la sangre en los pacientes sometidos a hemodiálisis. Existe evidencia que indica que el cinc podría mejorar la proporción entre HDL ("colesterol bueno") y LDL ("colesterol malo"), lo cual podría considerarse un efecto positivo. Se necesitan ensayos clínicos bien diseñados antes de poder llegar a una conclusión.

    C 

    Hiperprolactinemia (niveles altos de prolactina en la sangre) 

    La investigación preliminar no informó que el cinc tenga un efecto inhibidor sobre la liberación de prolactina en los pacientes hiperprolactinémicos. Se necesita más investigación antes de poder llegar a una conclusión.

    C 

    Hipotiroidismo (baja producción de hormona tiroidea) 

    La información de los casos clínicos sugiere que los suplementos de cinc podrían mejorar los niveles de la hormona tiroidea (particularmente de T3) en las mujeres con hipotiroidismo. Se necesitan más ensayos bien diseñados antes de poder llegar a una conclusión.

    C 

    Trastorno de tolerancia a la glucosa 

    Los suplementos de cinc podrían mejorar la tolerancia a la glucosa en los pacientes con cirrosis. Se necesita más investigación antes de poder llegar a una conclusión.

    C 

    Heridas por incisión  

    Si bien con frecuencia se cree que el cinc tiene efectos positivos sobre la cicatrización de las heridas por incisión, pocos estudios han investigado este uso. Se necesita más investigación antes de poder llegar a una conclusión.

    C 

    Desarrollo de los bebés / cuidado neonatal 

    Los resultados de un ensayo clínico sugieren que el cinc no posee beneficios para el desarrollo físico y mental de los bebés. Se necesitan más estudios bien diseñados sobre la terapia con cinc sola antes de poder llegar a una conclusión.

    C 

    Infecciones (niños) 

    El cinc podría reducir la incidencia de infección, aunque esto podría depender del tipo de infección. Se necesita más investigación en esta área.

    C 

    Infertilidad 

    Muchos estudios informan que los suplementos de cinc tienen resultados beneficiosos para la infertilidad, según se refleja en la mejora de la cantidad y la calidad de los espermatozoides, aunque este efecto podría depender de la causa de la infertilidad. En un estudio se observó un leve aumento de espermatozoides anormales en los hombres subfértiles que tomaban cinc. Se necesita más investigación antes de poder llegar a una conclusión firme.

    C 

    Enfermedad inflamatoria intestinal 

    Los estudios de los suplementos de cinc para la enfermedad inflamatoria intestinal han arrojado resultados diferentes. Un estudio clínico pequeño descubrió que los suplementos de cinc tienen efectos positivos sobre los niveles de la timulina en los pacientes con la enfermedad de Crohn. Sin embargo, en otro estudio, no se informó que los suplementos de cinc brinden una mejora para la enfermedad inflamatoria intestinal. Se necesitan ensayos clínicos bien diseñados para confirmar estos resultados.

    C 

    Función renal 

    Los estudios preliminares mostraron una posible mejora en los pacientes urémicos que tomaban suplementos de cinc. Los suplementos de cinc podrían recomendarse únicamente en los pacientes con carencia probada de cinc; no obstante, son cuestionables para todos los pacientes con insuficiencia renal crónica. Se necesita más investigación para confirmar los resultados de los estudios disponibles.

    C 

    Cuasiorcor 

    (desnutrición por baja ingesta de proteína)Los suplementos de cinc de uso no prolongado podrían provocar un aumento de peso y una reducción de las infecciones, la inflamación, la diarrea, la anorexia y las úlceras de la piel en los niños con desnutrición extrema. Se necesita más investigación en esta área.

    C 

    Úlceras en las piernas 

    Los hallazgos son contradictorios con respecto al posible beneficio del cinc para la cicatrización de las úlceras en las piernas. No obstante, todos los estudios informaron pocos o ningún efecto adverso. El proceso de cicatrización de las úlceras en las piernas podría mejorarse mediante el tratamiento con cinc, aunque se necesitan más estudios para determinar en qué medida el cinc podría ser beneficioso para los pacientes con esta condición.

    C 

    Lepra 

    Algunos estudios han examinado la eficacia del tratamiento con cinc para la lepra. Los estudios del cinc por vía oral informaron resultados positivos, mientras que otras investigaciones sobre el cinc tópico informaron resultados negativos. Se necesita más investigación antes de poder llegar a una conclusión.

    C 

    Cirrosis hepática 

    Las personas con cirrosis hepática alcohólica podrían tener carencia de cinc. Los estudios preliminares sugieren que el cinc podría ser beneficioso para estos pacientes. Se necesita más investigación para confirmar estos hallazgos.

    C 

    Infecciones de las vías respiratorias bajas en niños 

    Los resultados obtenidos de los ensayos clínicos grandes sugieren que los suplementos de cinc podrían reducir la incidencia y la gravedad de las infecciones de las vías respiratorias bajas. Algunos estudios sugieren que estos efectos son evidentes en los niños pero no en las niñas. En un estudio se observó una tendencia al aumento de las infecciones respiratorias en los niños. Un estudio reciente no apoya el uso de suplementos de cinc para el tratamiento de las infecciones respiratorias bajas agudas que necesitan hospitalización en los niños indígenas que viven en regiones remotas. Dados los resultados contradictorios, se necesita más investigación antes de poder llegar a una conclusión. Los futuros estudios podrían examinar si los grupos de adultos tienen una respuesta similar.

    C 

    Paludismo 

    Son contradictorios los resultados acerca del efecto del cinc sobre los síntomas del paludismo. Algunos estudios de alta calidad sugieren que los suplementos de cinc no tienen efecto sobre la gravedad del paludismo. Otros estudios sugieren que los suplementos de cinc podrían reducir el número de internaciones y el índice de mortalidad causado por la infección por P. falciparum. Se necesitan más ensayos bien diseñados para abordar estas discrepancias.

    C 

    Calambres menstruales 

    La información de los casos clínicos sugiere que los suplementos de cinc podrían desempeñar una función en los calambres menstruales. Se necesita más investigación para confirmar estos hallazgos.

    C 

    Trastornos menstruales 

    Los suplementos de cinc podrían mejorar los estados de ánimo en las mujeres jóvenes. Se necesitan más ensayos bien diseñados antes de poder llegar a una conclusión.

    C 

    Reducción de la mortalidad 

    La evidencia de los estudios de alta calidad disponibles no demostró una asociación entre los suplementos de cinc y la mortalidad en los niños. Se necesita más investigación en esta área.

    C 

    Mucositis (inducida por radiación) 

    La radiación tiene como posible efecto secundario la mucositis, que es la inflamación de las membranas mucosas en el interior de la boca, la nariz y la garganta. Los estudios clínicos sugieren que el cinc podría reducir el grado de la mucositis en los pacientes sometidos a la radiación. Se necesita más investigación para confirmar estos resultados.

    C 

    Calambres musculares (cirrosis) 

    Los suplementos de cinc podrían mejorar los calambres musculares en los pacientes con cirrosis. Se necesita más investigación para confirmar los resultados de los estudios disponibles.

    C 

    Parásitos 

    En algunos estudios de calidad variable, se les inyectó sulfato de cinc por vía intralesional a los pacientes con leishmaniasis cutánea. Un estudio descubrió que el sulfato de cinc fue mejor que el antimoniato de meglumina durante las primeras cuatro semanas, pero no se observaron diferencias significativas después de seis semanas. El cinc podría disminuir la gravedad de la infección y la reinfección por S. mansoni, pero no parece prevenir la infección inicial. Se necesita más investigación para examinar de qué manera el cinc afecta el ciclo de vida del S. mansoniy si esta información se puede extrapolar a otras especies de Schistosoma. Se han examinado los efectos del cinc sobre el índice de parasitosis recurrente en los niños. No se descubrió ningún efecto en el tratamiento con cinc. La información reciente derivada de estudios de alta calidad sugiere que los suplementos de cinc y de vitamina A podrían alterar de manera favorable el índice y la duración de la infección en los niños. Dados los resultados contradictorios en esta área, se necesita más investigación antes de poder recomendar el cinc para el tratamiento de los parásitos.

    C 

    Placa / gingivitis 

    Algunos estudios han informado una reducción significativa de la acumulación de la placa después de un tratamiento con enjuagues y dentífricos con cinc. La investigación preliminar sugiere que el dentífrico con citrato de cinc podría reducir la gravedad y la formación del sarro supragingival. No obstante, se necesitan más estudios bien diseñados para confirmar estos beneficios. La investigación adicional podría ayudar a determinar la posible eficacia del cinc en otras aplicaciones dentales.

    C 

    Neumonía 

    Los estudios descubrieron que los suplementos de cinc no parecen disminuir la duración de la respiración anormalmente acelerada, la hipoxia (cantidad inadecuada de oxígeno), la retracción costal, la incapacidad de alimentarse, el letargo, la enfermedad grave o la hospitalización en los niños.

    C 

    Envenenamiento (arsénico) 

    Una combinación de extracto de espirulina y cinc podría ser beneficiosa para el tratamiento de la intoxicación crónica por arsénico que produce melanosis y queratosis. Se necesita más investigación para confirmar los efectos del cinc solo.

    C 

    Embarazo 

    Según múltiples revisiones, no existe evidencia para sugerir que los suplementos de cinc son beneficiosos durante el embarazo, aunque existe una posible reducción de los partos prematuros y las complicaciones del parto. No obstante, los resultados de estudios individuales sugieren que los suplementos de cinc podrían ser beneficiosos para la presión arterial durante el embarazo. Se necesita más investigación antes de poder llegar a una conclusión.

    C 

    Psoriasis 

    Sólo algunos estudios examinaron la eficacia del tratamiento con cinc para los síntomas de la psoriasis, incluyendo los síntomas similares a la artritis inducidos por la psoriasis. Un ensayo observó una reducción del dolor y la inflamación de las articulaciones. Otros estudios no apoyaron la función del cinc en el alivio de los síntomas de la psoriasis. Se necesitan más ensayos clínicos bien diseñados para aclarar estos resultados.

    C 

    Enfermedad respiratoria (papilomatosis respiratoria ) 

    La evidencia de los casos clínicos sugiere que los suplementos de cinc podrían desempeñar una función como terapia adyuvante en la papilomatosis respiratoria recurrente juvenil (JORRP). Se necesita más investigación en esta área.

    C 

    Infecciones de las vías respiratorias (superiores) 

    Los estudios sobre los efectos del cinc para tratar las infecciones de las vías respiratorias han arrojado resultados diferentes. Se necesitan más ensayos bien diseñados antes de poder llegar a una conclusión.

    C 

    Artritis reumatoide 

    La mayoría de los ensayos no mostraron mejoras significativas en los síntomas de la artritis después del tratamiento con cinc. Es difícil interpretar la información dado que en los estudios se les permitió a los pacientes continuar con su medicación anterior para la artritis y la mayoría de los estudios usaron un pequeño número de participantes. Se necesitan ensayos clínicos bien diseñados antes de poder llegar a una conclusión.

    C 

    Función sexual / libido / disfunción eréctil 

    Se han realizado varios estudios sobre la hemodiálisis de mantenimiento crónica en hombres. No obstante, los resultados son contradictorios. Se necesitan más ensayos bien diseñados antes de poder llegar a una conclusión.

    C 

    Daño en la piel causado por la incontinencia 

    La evidencia preliminar sugiere que el aceite de óxido de cinc tópico podría ayudar a tratar el daño de la piel perianal y de los glúteos en los pacientes con incontinencia. Se necesita más investigación para confirmar estos resultados.

    C 

    Estrés 

    El cinc podría ayudar a reducir el estrés en los ancianos. Se necesitan más ensayos bien diseñados antes de poder llegar a una conclusión.

    C 

    Trastornos del gusto 

    Son contradictorios los resultados de los estudios que investigaron la posible función del cinc para el tratamiento de los trastornos del gusto y del olfato. Se necesita investigación bien diseñada para determinar si el cinc contribuye al tratamiento de los trastornos del gusto y del olfato.

    C 

    Percepción del gusto (hemodiálisis, cáncer) 

    Son contradictorios los resultados de los estudios que investigaron la posible función del cinc en el tratamiento de los trastornos del gusto y del olfato en los pacientes con enfermedad cancerígena o renal. Recientemente, un ensayo grande de alta calidad no mostró que los suplementos de cinc tuvieran beneficio en la alteración del gusto en los pacientes sometidos a radioterapia para el cáncer de cuello y de cabeza. Se necesita investigación bien diseñada en esta área.

    C 

    Pitiriasis versicolor 

    El champú de piritiona de cinc podría ser un tratamiento efectivo para la pitiriasis versicolor, una infección fúngica de la piel. No se observaron efectos secundarios en la investigación disponible. Se necesita más investigación antes de poder llegar a una conclusión.

    C 

    Acúfenos  

    Los estudios sobre la eficacia del cinc para el tratamiento de los acúfenos han arrojado resultados contradictorios en base a los hallazgos subjetivos. Se necesita más investigación antes de poder llegar a una conclusión.

    C 

    Úlceras (úlceras de pie) 

    El hialuronato de cinc podría ayudar a cicatrizar las úlceras en el pie en los pacientes con diabetes. Se necesitan más ensayos bien diseñados antes de poder llegar a una conclusión.

    C 

    Vaginitis (tricomoniasis) 

    Existe poca investigación disponible sobre la eficacia del cinc para el tratamiento de la tricomoniasis, una enfermedad de transmisión sexual (ETS, STD). Un estudio muy pequeño sugirió que el lavado vaginal con sulfato de cinc y el antibiótico metronidazol de venta con receta podrían ser eficaces en pacientes con tricomoniasis resistente al tratamiento. No obstante, se necesitan más estudios bien diseñados en los seres humanos antes de poder llegar a una conclusión firme.

    C 

    Verrugas virales 

    La investigación preliminar sugiere que el sulfato de cinc podría ser efectivo para las verrugas virales resistentes al tratamiento. Se necesitan más estudios bien realizados para aclarar estos resultados.

    C 

    Crecimiento 

    La evidencia limitada sugiere que los suplementos de cinc más hierro (pero no cinc solo) podrían mejorar el crecimiento lineal (longitud) en los bebés atrofiados con niveles bajos de hemoglobina. Los estudios generales que usaron cinc solo no sugieren ningún efecto sobre el crecimiento.

    D 

     

    *Clave para los grados: 

    A: Evidencia científica sólida para este uso;
    B:Evidencia científica buena para este uso;
    C:Evidencia científica dudosa para este uso;
    D:Evidencia científica aceptable contra este uso (podría no funcionar);
    F:Evidencia científica sólida contra este uso (probablemente no funciona).

    Tradición/Teoría 

    Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

    Acrodermatitis enteropática (trastorno metabólico que afecta la absorción del cinc), envejecimiento, alcoholismo, enfermedad de Alzheimer, antiinflamatorio, antioxidante, antiséptico (piel), afrodisíaco, ateroesclerosis (endurecimiento de las arterias), hiperplasia prostática benigna, cáncer de vejiga, enfermedades óseas, trastornos intestinales (síndrome del intestino corto), bulimia, cataratas, limpieza (ducha vaginal), anticonceptivos, condiciones visuales (ceguera nocturna, anomalías de la pigmentación por el retinol), inflamación gastrointestinal, virus del papiloma humano, corea / enfermedad de Huntington, hiperglucemia, hipogonadismo, hipoxia, enfermedad hepática, menopausia, linfoma no Hodgkin, artrosis, pancreatitis, enfermedad de Parkinson, envenenamiento (níquel), depresión posparto, cáncer de próstata, psicosis, retinopatía, esquizofrenia, convulsiones, condiciones de la piel, trastornos del bazo (agrandamiento), tuberculosis, cicatrización.


    Seguridad

    La Administración de Drogas y Alimentos de EE.UU. (FDA) no regula las hierbas y suplementos de manera estricta. No hay garantías respecto a la potencia, pureza o seguridad de los productos, y los efectos podrían variar. Lea siempre las etiquetas del producto. Si usted padece de alguna afección, o si está tomando otras drogas, hierbas o suplementos, deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de iniciar una terapia nueva. Consulte con un proveedor médico de inmediato si sufre efectos secundarios.

    Alergias

    • Se informó alergia al óxido de cinc. Evitar en caso de alergias o hipersensibilidad conocidas a los compuestos de cinc.

    Efectos secundarios y advertencias

    • Se considera que el cinc es relativamente seguro y en general se tolera bien cuando se toma en las dosis recomendadas. Pocos estudios informan efectos secundarios. Ocasionalmente, se observaron efectos adversos tales como náuseas, vómitos o diarrea. Se observó una reducción de los niveles de la lipoproteína de alta densidad (HDL) o colesterol "bueno", después de la ingesta diaria de los suplementos de cinc. También se observó una reducción de las respuestas inmunitarias. Se informó un leve hormigueo o sensación de ardor en el orificio nasal causado por el gel nasal con cinc. Se observó una tendencia al aumento de las infecciones respiratorias en los niños. Se informó un caso de neumonitis por hipersensibilidad.
    • Ocasionalmente, se informaron casos de sabor desagradable, trastorno del sabor y calambre abdominal, especialmente en los estudios que examinaron la eficacia de las pastillas con cinc para el tratamiento de los síntomas del resfrío común o de la diarrea en los niños.
    • Se observaron condiciones de la piel. En un estudio, se observó el empeoramiento de la condición del acné después de la aplicación tópica de cinc, aunque muchos estudios mostraron efectos positivos del cinc sobre el acné. Un caso clínico sugirió la presencia de dermatitis causada por la carencia de cinc.
    • Usar cantidades que regularmente exceden los niveles superiores tolerables recomendados (mayores a 40 miligramos por día) únicamente bajo supervisión médica. Se han informado casos de anemia sideroblástica, leucopenia, anemia microcítica, neutropenia, erosión gástrica hemorrágica, hepatitis (inflamación del hígado), insuficiencia hepática, hemorragia intestinal, necrosis tubular aguda y nefritis intersticial después de la ingesta de grandes cantidades de cinc. Los estudios de alta calidad han descubierto una asociación entre el uso de suplementos de cinc en altas dosis y la hospitalización por complicaciones urinarias, incluyendo la hiperplasia prostática benigna o la retención urinaria, la infección de las vías urinarias y la litiasis urinaria. Esto fue especialmente evidente en los hombres.
    • Existe un informe de una muerte posterior a la ingesta de 400 monedas (la mayoría de un centavo). Estas monedas están compuestas en su mayor parte por cinc. También existe un caso clínico de muerte causada por la degeneración cística en el putamen y necrosis en el hipotálamo. Se informó que fue como consecuencia del tratamiento con cinc para la enfermedad de Wilson. No obstante, el paciente había recibido penicilamina, seguida de una dosis diaria de cinc relativamente alta durante varias semanas y seguida nuevamente de penicilamina durante un período de tiempo no especificado. Por lo tanto, sigue siendo incierto si el cinc fue el causante de la muerte.
    • El cinc podría aumentar el riesgo de hemorragia. Se sugiere precaución en pacientes con trastornos hemorrágicos o en aquellos que consumen medicamentos que podrían aumentar el riesgo de hemorragia. Podría ser necesario realizar ajustes en la dosis.
    • El cinc podría disminuir los niveles de azúcar en la sangre. Se sugiere precaución en pacientes con diabetes o hipoglucemia, y en aquellos que consumen medicamentos, hierbas o suplementos que afectan los niveles de azúcar en la sangre. Es posible que sea necesario que los niveles de azúcar en la sangre sean controlados por un profesional médico calificado, incluyendo un farmacéutico; puede ser necesario realizar ajustes en la medicación.
    • Usar con precaución en los pacientes con colesterol alto o grasas en la sangre, alto riesgo de desarrollar cardiopatía, trastornos de la piel, trastornos gastrointestinales, enfermedad hepática, condiciones genitourinarias, trastornos sanguíneos, trastornos neurológicos, trastornos pulmonares o respiratorios, trastornos inmunitarios, o enfermedad renal, o en pacientes que toman antidepresivos, diuréticos ahorradores de potasio, antibióticos (particularmente tetraciclinas y quinolonas), hierro, penicilamina, hormonas tiroideas o cobre.
    • Evitar en pacientes homocigóticos para la hemocromatosis (un trastorno metabólico que provoca la deposición de pigmentos con hierro en los tejidos y caracterizado por el bronceado de la piel, la diabetes y la debilidad).
    • Evitar el uso de Zicam® intranasal. Existen numerosos informes sobre la pérdida del olfato asociada con los productos Zicam® con cinc. Estas fórmulas con cinc se han retirado del mercado estadounidense.
    • Evitar en caso de alergias o hipersensibilidad conocidas a los compuestos de cinc.

    Embarazo y lactancia

    • El cinc generalmente es seguro cuando se consume en cantidades que por lo general se encuentran en los alimentos (o como parte de una multivitamina o un compuesto multimineral) en las mujeres no alérgicas. No hay suficiente información científica disponible acerca de la seguridad o la eficacia del uso medicinal del cinc durante el embarazo o la lactancia. Se ha estudiado la relación entre la ingesta o los niveles de cinc y el bajo peso al nacer o las complicaciones del parto, pero los resultados son contradictorios.
    • Durante el embarazo y la lactancia, el aporte dietético recomendado (ADR, RDA) de cinc es lo siguiente: para las mujeres embarazadas de 19 años de edad en adelante, 11 miligramos por día; para las mujeres embarazadas de 14-18 años, 13 miligramos por día; para las mujeres lactantes de 19 años en adelante, 12 miligramos por día; y para las mujeres lactantes de 14-18 años, 14 miligramos por día.

    Interacciones

    La mayoría de las hierbas y suplementos no se han probado completamente en cuando a la interacción con otras hierbas, suplementos, drogas o alimentos. Las interacciones que se señalan a continuación se basan en informes y publicaciones científicas, experimentos de laboratorio o uso tradicional. Siempre debe leer las etiquetas del producto. Si usted padece de alguna afección, o si está tomando otras drogas, hierbas o suplementos, deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de iniciar una terapia nueva.

    Interacciones con drogas

    • El cinc podría aumentar el riesgo de hemorragia cuando se ingiere con medicamentos que aumentan el riesgo de hemorragia. Algunos ejemplos incluyen la aspirina, los anticoagulantes (diluyentes de la sangre) como la warfarina (Coumadin®) o la heparina, los antiagregantes plaquetarios como el clopidogrel (Plavix®) y los medicamentos antiinflamatorios no esteroides como el ibuprofeno (Motrin®, Advil®) o el naproxeno (Naprosyn®, Aleve®).
    • El cinc podría disminuir los niveles de azúcar en la sangre. Se sugiere precaución al usar medicamentos que también podrían disminuir el azúcar en la sangre. Los pacientes insulinodependientes o que ingieren medicamentos para la diabetes por vía oral deberían ser controlados rigurosamente por un profesional médico calificado, incluyendo un farmacéutico. Podría ser necesario realizar ajustes en la medicación.
    • El cinc también podría interactuar con la acetazolamida, los inhibidores ECA (ACE), los bloqueadores de los receptores de la enzima conversiva de la angiotensina, los antibióticos, los antidiarreicos, los antiinflamatorios, los anticancerígenos, los antiulcerosos, los antivirales, la cafeína, las sales de calcio, el análogo de la carbenoxolona (BX24), la vacuna para el cólera, los agentes que disminuyen el colesterol, los corticosteroides, la deferoxamina (Desferal®), el dexrazoxano, el disulfiram, los diuréticos, los medicamentos que afectan el sistema inmunitario, los medicamentos para la osteoporosis, los estrógenos, el etanol (alcohol), el ácido fólico, los bloqueadores H2, las sales de hierro, los suplementos de magnesio, el metilfenidato, la niacina, los analgésicos, los sustitutos de las enzimas pancreáticas, la penicilamina, (Cuprimine®), la fenitoína, el propofol, los inhibidores de la bomba de protones, las hormonas tiroideas, los antidepresivos tricíclicos, la trientina y la zidovudina.

    Interacciones con hierbas y suplementos dietéticos

    • El cinc podría aumentar el riesgo de hemorragias cuando se ingiere con hierbas y suplementos que se cree aumentan el riesgo de hemorragias. Se han informado múltiples casos de hemorragias con el uso de Ginkgo biloba y menos casos con ajo y palma enana americana. Muchos otros agentes podrían aumentar el riesgo de hemorragias, aunque esto no se ha comprobado en la mayoría de los casos.
    • El cinc podría disminuir los niveles de azúcar en la sangre. Se sugiere precaución cuando se usan hierbas o suplementos que también podrían disminuir el azúcar en sangre. Podría ser necesario controlar los niveles de glucosa en la sangre y ajustar las dosis.
    • El cinc también podría interactuar con los antibióticos, las hierbas y los suplementos anticancerígenos, los antidepresivos, los antidiarreicos, las hierbas y los suplementos antiinflamatorios, los antioxidantes, las hierbas y los suplementos antiulcerosos, los antivirales, el ácido ascórbico, la bromelaína, la cafeína, el calcio, la uña de gato, las hierbas y los suplementos que disminuyen el colesterol, el cromo, el ácido cítrico, el cobre, los alimentos lácteos, los diuréticos, el ácido etilendiaminotetraacético, la fibra, el ácido fólico, las hierbas y los suplementos que se cree tienen propiedades estrogénicas, las hierbas y los suplementos que afectan el sistema inmunitario, las hierbas y los suplementos que afectan la tiroides, las hierbas y los suplementos para el acné, las hierbas y los suplementos para la osteoporosis, el IP-6 (ácido fítico), el hierro, el magnesio, el manganeso, los extractos de hongos, la niacina, la nicotinamida, los analgésicos, el fósforo, la riboflavina, el selenio, el ácido tártico, la vitamina A y la vitamina D.

    Información Del Autor/Actualizatión

    Referencias

    Natural Standard desarrolló la información anterior con base en la evidencia mediante una revisión sistemática de todos los artículos científicos disponibles. Para obtener información completa acerca de terapias alternas y complementarias a nivel profesional, visite www.naturalstandard.com. Las referencias seleccionadas se indican a continuación.

    1. Al-Awadhi, A. M., Alfadhli, S. M., Al-Khaldi, D., et al. Investigation of the distribution of lymphocyte subsets and zinc levels in multitransfused beta-thalassemia major patients. Int.J Lab Hematol. 2010;32(2):191-196.
    2. Bao, B., Prasad, A. S., Beck, F. W., et al. Zinc decreases C-reactive protein, lipid peroxidation, and inflammatory cytokines in elderly subjects: a potential implication of zinc as an atheroprotective agent. Am J Clin Nutr 2010;91(6):1634-1641.
    3. Barbosa, E., Faintuch, J., Machado Moreira, E. A., et al. Supplementation of vitamin E, vitamin C, and zinc attenuates oxidative stress in burned children: a randomized, double-blind, placebo-controlled pilot study. J Burn Care Res 2009;30(5):859-866.
    4. Bhandari, N., Mazumder, S., Taneja, S., et al. Effectiveness of zinc supplementation plus oral rehydration salts compared with oral rehydration salts alone as a treatment for acute diarrhea in a primary care setting: a cluster randomized trial. Pediatrics 2008;121(5):e1279-e1285.
    5. Cereda, E., Gini, A., Pedrolli, C., et al. Disease-specific, versus standard, nutritional support for the treatment of pressure ulcers in institutionalized older adults: a randomized controlled trial. J Am Geriatr.Soc 2009;57(8):1395-1402.
    6. Hu, D., Sreenivasan, P. K., Zhang, Y. P., et al. The effects of a zinc citrate dentifrice on bacteria found on oral surfaces. Oral Health Prev Dent. 2010;8(1):47-53.
    7. Iannotti, L. L., Zavaleta, N., Leon, Z., et al. Maternal zinc supplementation reduces diarrheal morbidity in peruvian infants. J Pediatr 2010;156(6):960-4, 964.
    8. Latva-Pukkila, U., Isolauri, E., and Laitinen, K. Dietary and clinical impacts of nausea and vomiting during pregnancy. J Hum Nutr Diet. 2010;23(1):69-77.
    9. Lin, Y. S., Lin, L. C., and Lin, S. W. Effects of zinc supplementation on the survival of patients who received concomitant chemotherapy and radiotherapy for advanced nasopharyngeal carcinoma: follow-up of a double-blind randomized study with subgroup analysis. Laryngoscope 2009;119(7):1348-1352.
    10. Orsini, G., Procaccini, M., Manzoli, L., et al. A double-blind randomized-controlled trial comparing the desensitizing efficacy of a new dentifrice containing carbonate/hydroxyapatite nanocrystals and a sodium fluoride/potassium nitrate dentifrice. J Clin Periodontol. 2010;37(6):510-517.
    11. Sawada, T. and Yokoi, K. Effect of zinc supplementation on mood states in young women: a pilot study. Eur J Clin Nutr 2010;64(3):331-333.
    12. Shi, Z., Yuan, B., Qi, L., et al. Zinc intake and the risk of hyperglycemia among Chinese adults: the prospective Jiangsu Nutrition Study (JIN). J Nutr Health Aging 2010;14(4):332-335.
    13. Shidfar, F., Aghasi, M., Vafa, M., et al. Effects of combination of zinc and vitamin A supplementation on serum fasting blood sugar, insulin, apoprotein B and apoprotein A-I in patients with type I diabetes. Int.J Food Sci Nutr 2010;61(2):182-191.
    14. Taneja, S., Strand, T. A., Sommerfelt, H., et al. Zinc supplementation for four months does not affect growth in young north Indian children. J Nutr 2010;140(3):630-634.
    15. Valentiner-Branth, P., Shrestha, P. S., Chandyo, R. K., et al. A randomized controlled trial of the effect of zinc as adjuvant therapy in children 2-35 mo of age with severe or nonsevere pneumonia in Bhaktapur, Nepal. Am J Clin Nutr 2010;91(6):1667-1674.

    Natural Standard Monograph (www.naturalstandard.com). Copyright © 2014 Natural Standard Inc. Se prohíbe la distribución o reproducción comercial.

    La información en esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, y está diseñada para ayudar a los usuarios a aclarar sus inquietudes de salud. La información está basada en la revisión de datos de investigación científica, patrones históricos de práctica y experiencia clínica. Esta información no se debe interpretar como un consejo médico especifico. Los usuarios deben consultar con un proveedor médico calificado para preguntas específicas respecto a terapias, diagnósticos y/o enfermedades, antes de tomar decisiones acerca de una terapia.

    previous  Cartílago de tiburón 
    Coenzima Q10  next