Susan G Komen  
I've Been Diagnosed With Breast Cancer Someone I Know Was Diagnosed Share Your Story Join Us And Stay Informed Donate To End Breast Cancer
Home > Espanol > Terapias Complementarias > Vitamina C

  


Vitamina C

 

Natural Standard Monograph, Copyright © 2013 (www.naturalstandard.com). La información en esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, y está diseñada para ayudar a los usuarios a aclarar sus inquietudes de salud. La información está basada en la revisión de datos de investigación científica, patrones históricos de práctica y experiencia clínica. Esta información no se debe interpretar como un consejo médico especifico. Los usuarios deben consultar con un proveedor médico calificado para preguntas específicas respecto a terapias, diagnósticos y/o enfermedades, antes de tomar decisiones acerca de una terapia.

Términos Relacionados

  • Acide ascorbique (francés), acide cévitamique (francés), acide iso-ascorbique (francés), acide L-ascorbique (francés), ácido ascórbico, vitamina antiescorbútica, ascorbato, ascorbate de calcium (francés), ascorbate de sodium (francés), ácido ascórbico (AA), palmitato de ascorbilo, ascorbato de calcio, ácido cevitámico, ácido iso-ascórbico, ácido L-ascórbico, ascorbato de magnesio, palmitate d'ascorbyl (francés), ascorbato de selenio, ascorbato de sodio, vitamina C, vitamine antiscorbutique (francés), vitamine C (francés).

Historia

  • La vitamina C (ácido ascórbico) es una vitamina soluble en agua necesaria en el cuerpo para formar el colágeno en los huesos, los cartílagos, los músculos y los vasos sanguíneos. Además, ayuda en la absorción del hierro. Las fuentes alimenticias de vitamina C incluyen las frutas y las verduras, particularmente las frutas cítricas como las naranjas.
  • La carencia grave de vitamina C causa escorbuto (hipovitaminosis C). Si bien es raro, el escorbuto incluye consecuencias potencialmente graves y puede causar muerte súbita. Los pacientes con escorbuto reciben tratamiento con vitamina C y deberían estar bajo supervisión médica.
  • Se han propuesto varios usos para la vitamina C pero pocos han demostrado ser beneficiosos en los estudios científicos. En particular, sigue siendo inconclusa la investigación sobre el asma, el cáncer y la diabetes. Además, no se han descubierto beneficios para la prevención de las cataratas o la cardiopatía.
  • Sigue siendo controvertido el uso de la vitamina C para la prevención o el tratamiento del resfrío común y las infecciones respiratorias. Se continúa con la investigación. Para la prevención del resfrío, se han examinado los efectos de la ingesta diaria de vitamina C en más de 30 ensayos clínicos que incluyeron más de 10,000 participantes. En general, no se observó una reducción significativa del riesgo de contraer resfríos. En las personas que contrajeron resfríos mientras tomaban vitamina C, no se observó diferencia en la gravedad de los síntomas en general. No obstante, se informó una pequeña pero significativa disminución de la duración de los resfríos (aproximadamente un 10% en los adultos y un 15% en los niños). Notablemente, algunos estudios realizados con personas que viven en circunstancias extremas, incluyendo los soldados en operaciones subárticas, los esquiadores y los maratonistas, descubrieron una reducción significativa del riesgo de contraer resfrío, de aproximadamente un 50%. Se necesita más investigación en esta área, y podría resultar interesante en los atletas profesionales o el personal militar. Para el tratamiento del resfrío, numerosos estudios han examinado los efectos de la vitamina C después del comienzo de los síntomas del resfrío. Hasta el momento, no se han observado beneficios significativos.

Evidencia Científica

 

Usos 

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

Grado* 

Carencia de vitamina C (escorbuto) 

El escorbuto se debe a la carencia alimenticia de vitamina C. Si bien el escorbuto es poco común, podría ocurrir en las personas desnutridas, en aquellas con mayores necesidades de vitamina C (como las mujeres embarazadas o lactantes), o en los bebés cuya única fuente de alimentación es la leche materna. La vitamina C administrada por boca o inyección es efectiva para curar el escorbuto. Si la vitamina C no está disponible, puede usarse jugo de naranja para el escorbuto infantil. Los síntomas deberían empezar a mejorar dentro de las 24-48 horas y la cura debería observarse dentro de los siete días. El tratamiento debería estar bajo estricta supervisión médica.

A 

Prevención del resfrío común (ambientes con temperaturas extremas) 

Por lo general, los estudios científicos sugieren que la vitamina C no previene el comienzo de los síntomas del resfrío. No obstante, en una subcategoría de estudios realizados con personas que viven en circunstancias extremas, incluyendo los soldados en operaciones subárticas, los esquiadores y los maratonistas, la vitamina C redujo de manera significativa el riesgo de contraer resfríos, en aproximadamente un 50%. Esta área necesita más investigación y podría resultar interesante en los atletas profesionales o el personal militar.

B 

Mejora de la absorción del hierro 

Según la investigación científica, la vitamina C parece mejorar la absorción por vía oral del hierro. El uso simultáneo de la vitamina C podría ayudar en la absorción de los suplementos de hierro en la dieta.

B 

Infección de las vías urinarias (durante el embarazo) 

La vitamina C podría reducir el riesgo de desarrollar infecciones de las vías urinarias durante el embarazo. Se necesita más investigación para confirmar este hallazgo.

B 

Degeneración macular relacionada con la edad (DMRE, AMD) 

No existe evidencia que demuestre los efectos positivos de la vitamina C sola para el tratamiento de la degeneración macular relacionada con la edad (DMRE, AMD). Se necesita más investigación en esta área.

C 

Enfermedad de Alzheimer 

Es limitada la investigación sobre los efectos de la vitamina C sola sobre la evolución de la enfermedad de Alzheimer. Se necesita más investigación antes de poder llegar a una conclusión.

C 

Anemia 

La vitamina C podría mejorar la absorción del hierro en la dieta. No obstante, se necesita más investigación antes de poder llegar a una conclusión.

C 

Artritis (artrosis y artritis reumatoide) 

El consumo de vitamina C podría reducir el riesgo de pérdida de cartílago y la evolución de la enfermedad en las personas con artrosis. No obstante, se necesitan más ensayos clínicos bien diseñados para determinar si la vitamina C es beneficiosa para la artrosis o la artritis reumatoide.

C 

Asma 

Se ha sugerido que los bajos niveles de vitamina C (u otros antioxidantes) podrían aumentar el riesgo de desarrollar asma. Desde la década de 1980, se ha estudiado el uso de la vitamina C para el tratamiento del asma (particularmente del asma inducido por el ejercicio). No obstante, sigue siendo inconclusa la evidencia en esta área. Se necesita más investigación antes de poder llegar a una conclusión.

C 

Autismo 

El ácido ascórbico podría reducir la gravedad de los síntomas en los niños con autismo. Se necesitan más ensayos antes de poder llegar a una conclusión.

C 

Úlceras de estómagos con hemorragia por el consumo de aspirina 

La evidencia preliminar sugiere que la vitamina C podría ayudar en el daño gástrico inducido por la aspirina. Se necesita más investigación antes de poder llegar a una conclusión.

C 

Cáncer de mama (prevención) 

Algunos estudios han examinado la relación entre el consumo de frutas y verduras y la prevención del cáncer de mama. Sin embargo, no es clara la función exacta de la vitamina C. Se necesitan más estudios.

C 

Quemaduras 

La administración de ácido ascórbico a pacientes con quemaduras graves redujo significativamente las necesidades de reposición de líquidos, el aumento de peso corporal y el edema por quemadura. Se necesitan más estudios antes de poder llegar a una conclusión.

C 

Prevención del cáncer 

En los estudios de población, la ingesta alimenticia de frutas y verduras ricas en vitamina C se ha asociado con una reducción del riesgo de padecer varios tipos de cáncer (particularmente cáncer de boca, esófago, estómago, colon o pulmón). Sin embargo, no está claro si el beneficio se debió específicamente a la vitamina C en estos alimentos. Además, no se ha demostrado que los suplementos de vitamina C estén asociados con este efecto de protección. Los expertos han recomendado aumentar el consumo alimenticio de frutas y verduras ricas en vitamina C como los espárragos, las bayas, el brócoli, la col, el melón (el melón cantalupo, el melón de pulpa verde dulce, la sandía), la coliflor, las frutas cítricas (los limones, las naranjas), el pan fortificado, los granos y los cereales, la col rizada, el kiwi, las papas, la espinaca y los tomates.

C 

Tratamiento del cáncer 

La vitamina C tiene una larga historia de uso como complemento en la terapia contra el cáncer. Si bien no ha habido ninguna evidencia de beneficio definitiva de la vitamina C por vía oral o venosa, existe evidencia de beneficio en algunos casos. Se necesitan más estudios bien diseñados antes de poder hacer una recomendación.

C 

Quimioterapia (complemento) 

La vitamina C no mostró una ventaja significativa sobre el placebo como complemento a la quimioterapia, en base al aumento de la supervivencia o la remisión del tumor. Se necesitan más estudios en esta área.

C 

Enfermedades crónicas (prevención de la mortalidad) 

La vitamina C en altas dosis podría tener efectos beneficiosos sobre la inflamación aguda y el funcionamiento de los vasos sanguíneos. Sin embargo, no es clara la función exacta de la vitamina C en las enfermedades crónicas; además se necesitan más estudios de alta calidad en los seres humanos.

C 

Insuficiencia venosa crónica 

La evidencia disponible no permite determinar la función de la vitamina C sola en la insuficiencia venosa crónica. Se necesitan más estudios.

C 

Cáncer colorrectal 

No se ha demostrado que la vitamina C disminuya la incidencia de cáncer total o la mortalidad por cáncer. Se necesitan más estudios antes de poder llegar a una conclusión.

C 

Síndrome del dolor regional complejo 

La investigación clínica sugiere que la vitamina C podría prevenir el síndrome de dolor regional complejo en las pacientes ancianas de sexo femenino con fractura de muñeca. Otros estudios sugieren que la vitamina C podría ayudar a reducir el dolor asociado con este síndrome.

C 

Fibrosis quística  

En la actualidad, no es clara la función de la vitamina C en los pacientes con fibrosis quística. Se necesita más investigación en esta área.

C 

Retinopatía diabética 

Una revisión incluyó cuatro estudios sobre la relación entre la vitamina C sola y la neuropatía diabética. Sin embargo, no existieron estudios en los que se ha administrado vitamina C para determinar si tuvo algún efecto sobre los síntomas asociados con esta condición. Se necesitan ensayos bien diseñados.

C 

Cáncer de endometrio (prevención) 

Según los estudios incluidos en una revisión, son diversos los efectos de los suplementos de vitamina C sobre la prevención del cáncer de endometrio. Se necesita más investigación antes de poder llegar a una conclusión.

C 

Protoporfiria eritropoyética (PPE, EPP) 

La protoporfiria eritropoyética (PPE, EPP) es una enfermedad hereditaria rara caracterizada por la fotosensibilidad cutánea debido a la acumulación del fotosensibilizador protoporfirina IX. Se necesita más investigación para determinar si la vitamina C es beneficiosa para esta condición.

C 

Rendimiento en el ejercicio 

En las personas sanas, la vitamina C podría prevenir el daño oxidativo al tejido graso y muscular inducido por el ejercicio de resistencia. Se necesita más investigación antes de poder llegar a una conclusión.

C 

Enfermedad de la vesícula biliar 

Los suplementos de vitamina C y el aumento de los niveles séricos de vitamina C podrían disminuir el riesgo de desarrollar colecistopatía (enfermedad de la vesícula biliar) en las mujeres. Se necesitan ensayos bien diseñados.

C 

Condiciones cardíacas (protección cardíaca durante la quimioterapia) 

En la actualidad, no existen estudios que han examinado los efectos de la vitamina C sola para la protección del corazón en los pacientes que reciben tratamiento de quimioterapia. Se necesitan más estudios.

C 

Infección por Helicobacter pylori 

El agregado de vitamina C a una terapia triple con omeprazol, amoxicilina y claritromicina para el tratamiento de la úlcera gástrica causada por Helicobacter pylori podría implicar la disminución de la dosis de claritromicina. Se necesita más investigación para confirmar este resultado.

C 

Presión arterial alta 

Las restricciones alimenticias de la vitamina C podrían estar asociadas con un aumento tanto de la presión arterial diastólica como de la sistólica. Se ha demostrado que los suplementos de vitamina C reducen la presión arterial sistólica y diastólica. Se necesita más investigación en esta área.

C 

Colesterol alto 

Según los estudios en los seres humanos, los suplementos de vitamina C podrían tener efectos positivos en los pacientes con colesterol alto. Se necesita más investigación en esta área.

C 

VIH (transmisión) 

Según fuentes secundarias, los suplementos de vitaminas B, C y E en las madres con VIH podrían reducir la mortalidad infantil y la transmisión del VIH a través de la leche materna. Se necesitan estudios bien diseñados.

C 

Cardiopatía isquémica 

Dadas sus propiedades antioxidantes, se informó el uso de vitamina C en los pacientes con cardiopatía isquémica. La información preliminar sugiere que la vitamina C podría tener beneficio sobre el flujo sanguíneo en el corazón. No obstante, se necesita más investigación para confirmar este hallazgo.

C 

Enfermedad renal (prevención de la nefropatía por contraste) 

El uso de la vitamina C antes y después de la arteriografía coronaria podría reducir el riesgo de desarrollar nefropatía por contraste. Según un ensayo incluido en una revisión sistemática, se observó una reducción significativa de la nefropatía por contraste. Se necesitan más ensayos antes de poder llegar a una conclusión.

C 

Toxicidad del plomo 

El consumo de vitamina C proveniente de fuentes alimenticias podría reducir las concentraciones de plomo en la sangre. Se necesitan más estudios.

C 

Enfermedad hepática 

Podría ser beneficiosa la administración de vitamina C en las personas con cirrosis. No obstante, la vitamina C no fue efectiva en los pacientes con hepatitis C crónica. Se necesitan más estudios antes de poder llegar a una conclusión.

C 

Enfermedad pulmonar 

Un equilibrio oxidante-antioxidante podría contribuir a mantener una función pulmonar adecuada. Los estudios limitados han examinado la función de la vitamina C sola para las enfermedades pulmonares. Se necesitan más ensayos bien diseñados antes de poder llegar a una conclusión.

C 

Anomalías metabólicas 

La alcaptonuria es un trastorno caracterizado por la ausencia de la enzima oxidasa del ácido homogentísico, que provoca la acumulación de ácido homogentísico en la sangre y en la orina. La investigación limitada indica que las altas dosis diarias de vitamina C podrían brindar alivio de los síntomas y retrasar la evolución de las complicaciones de este trastorno. Se necesita más investigación en esta área. La vitamina C por vía oral o intramuscular podría mejorar la tirosinemia (trastorno genético del metabolismo de la tirosina que causa trastornos hepáticos, renales y cerebrales) en los bebés prematuros con dietas ricas en proteínas. Se necesitan ensayos bien diseñados en esta área antes de poder llegar a una conclusión.

C 

Tolerancia al nitrato 

La vitamina C por vía oral podría prevenir el desarrollo de la tolerancia al nitrato en los pacientes que toman nitroglicerina por vía sublingual (debajo de la lengua). Además, el uso no prolongado de la vitamina C podría impedir la atenuación de la tolerancia a los efectos de dilatación de los vasos sanguíneos del nitrato. Se necesitan ensayos bien diseñados en esta área antes de poder llegar a una conclusión.

C 

Apoyo nutricional (bebés prematuros) 

En un estudio, no se encontraron beneficios ni efectos nocivos de los suplementos de ácido ascórbico durante los primeros 28 días de vida. Se necesitan más estudios antes de poder llegar a una conclusión.

C 

Enfermedad de Parkinson 

La ingesta de vitamina E, vitamina C y carotenoides podría no ser beneficiosa para los síntomas asociados con la enfermedad de Parkinson. No pueden determinarse los efectos de la vitamina C sola a partir de estos estudios. Se necesitan más estudios.

C 

Capacidad física de trabajo 

La investigación en base a la población sugiere que una ingesta mayor de vitamina C podría estar asociada con una mejora del rendimiento físico y la fuerza muscular en los ancianos. Se necesitan ensayos bien diseñados antes de poder llegar a una conclusión.

C 

Placa / cálculos en los dientes 

En los estudios preliminares, se observó una reducción de las cantidades de sarro, placa visible y hemorragia gingival después del uso de goma de mascar con vitamina C. Se necesita más investigación para confirmar estos resultados.

C 

Neumonía (prevención) 

La vitamina C podría desempeñar una función en la prevención de la neumonía. No obstante, se necesita más investigación para confirmar los resultados de los estudios disponibles.

C 

Embarazo 

No existe evidencia suficiente para determinar si los suplementos de vitamina C solos o combinados con otros suplementos son beneficiosos durante el embarazo. Los nacimientos prematuros podrían aumentar con los suplementos de vitamina C. Los resultados de algunos estudios demuestran que los suplementos de uso diario podrían disminuir de manera efectiva la incidencia de la ruptura prematura de las membranas corioamnióticas (PROM). Se debería consultar con un ginecólogo o con un farmacéutico antes de tomar cualquier hierba o suplemento durante el embarazo.

C 

Úlceras por presión 

Los suplementos de vitamina C podrían ser efectivos para reducir las úlceras por presión. No obstante, son contradictorios los resultados de los estudios disponibles en los seres humanos.

C 

Cáncer de próstata 

Se informó el uso de vitamina C para el tratamiento del cáncer de próstata. Es diversa la evidencia actual. Además, no está claro si la vitamina C es beneficiosa para las personas con cáncer de próstata.

C 

Proteinuria (albuminuria) 

La vitamina C más la vitamina E podrían reducir la excreción de albúmina en los pacientes con diabetes de tipo 2. Se necesita más investigación en esta área.

C 

Envejecimiento de la piel (arrugas) 

Las preparaciones tópicas con vitamina C al 3-10% podrían mejorar la apariencia de la piel con arrugas, según lo que se demostró en la mejora de las arrugas finas y gruesas, el color amarillento y cetrino, la aspereza y el tono de la piel. Se necesitan ensayos bien diseñados en esta área antes de poder llegar a una conclusión.

C 

Condiciones de la piel (eritema) 

El uso de una fórmula de vitamina C a base a agua sobre la piel podría reducir la irritación después de los tratamientos con láser para la eliminación de las cicatrices y las arrugas. Se necesitan estudios bien diseñados.

C 

Daño a la piel causada por el sol (inducido por rayos UVA) 

La aplicación de vitamina C y vitamina E sobre la piel podría no prevenir el daño que los rayos UVA causan a la piel (bronceada). Se necesita más investigación para confirmar este hallazgo.

C 

Trastornos de pigmentación de la piel (pigmentación perifolicular) 

La evidencia limitada sugiere que la vitamina C podría desempeñar una función en la pigmentación perifolicular, caracterizada por un aumento de los pigmentos de color cerca del folículo capilar. Se necesitan más estudios antes de poder llegar a una conclusión.

C 

Prevención de accidente cerebrovascular 

Son variables los resultados de los estudios que determinaron la asociación entre la ingesta de vitamina C y el riesgo de sufrir accidente cerebrovascular. Algunos estudios no han informado beneficios, mientras que otros informaron que una dosis baja de vitamina C por día podría reducir el riesgo de muerte por accidente cerebrovascular. Se necesita más investigación en esta área. Las personas con riesgo de sufrir accidente cerebrovascular deberían consultarle a sus profesionales de la salud sobre la función de los suplementos de vitamina C en la prevención de los accidentes cerebrovasculares.

C 

Tétanos 

El tétanos es una infección grave que podría prevenirse a través de la vacunación. En los países en vías de desarrollo, la cobertura de las vacunas no siempre es alta y aún podría haber casos de tétanos, particularmente en los ancianos, debido al menor funcionamiento de sus sistemas inmunitarios. Se ha estimado que existen alrededor de un millón de casos de tétanos por año en el mundo. La vitamina C podría prevenir la mortalidad a causa de la infección por el tétanos. No obstante, se necesitan más estudios de alta calidad en los seres humanos.

C 

Diabetes tipo 2 

Son diversos los efectos de la vitamina C en los pacientes con diabetes. Se necesitan más estudios.

C 

Vaginitis 

La investigación preliminar en los seres humanos demuestra que el uso de óvulos vaginales una vez por día podría ayudar a las pacientes que sufren de vaginitis no específica. Se necesita más investigación para confirmar este hallazgo.

C 

Cataratas (prevención / progreso) 

Si bien la investigación preliminar en las poblaciones sugirió una reducción de la formación de cataratas en las personas que tomaron vitamina C durante al menos 10 años, la investigación posterior reveló que el uso diario de vitamina C no redujo el riesgo de siete años de formación o evolución de las cataratas relacionadas con la edad.

D 

Prevención del resfrío común (general) 

Más de 30 ensayos clínicos que incluyeron a más de 10,000 participantes han examinado los efectos de la ingesta diaria de vitamina C sobre la prevención de los resfríos. En general, no se observó una reducción significativa del riesgo de contraer resfríos. En las personas que contrajeron resfríos mientras tomaban vitamina C, no se observó ninguna diferencia en la gravedad de los síntomas en general. No obstante, se informó una pequeña pero significativa disminución de la duración de los resfríos (aproximadamente un 10% en los adultos y un 15% en los niños). Son contradictorios los resultados de los experimentos de laboratorio en los que se infectó a los voluntarios con virus respiratorios mientras tomaban vitamina C. No obstante, en general, informaron diferencias pequeñas o poco significativas en la gravedad de los síntomas después de la infección. Notablemente, algunos estudios realizados con personas que viven en circunstancias extremas, incluyendo los soldados en operaciones subárticas, los esquiadores y los maratonistas, informaron una reducción significativa del riesgo de contraer resfrío, de aproximadamente un 50%. Esta área necesita más investigación y podría resultar interesante en los atletas profesionales o el personal militar.

D 

Tratamiento del resfrío común 

Se han examinado los efectos de la vitamina C en numerosos estudios después del comienzo de los síntomas del resfrío. En general, no se han observado beneficios significativos. La evidencia inicial de un estudio informó posibles beneficios con la ingesta de altas dosis de vitamina C al comienzo de los síntomas. No obstante, dada la inexistencia de más evidencia, esto sigue siendo incierto. En esta oportunidad, la evidencia científica no apoya este uso de la vitamina C.

D 

Prevención de la cardiopatía 

La vitamina C no parece reducir los niveles de colesterol o el riesgo de sufrir ataques cardíacos. Siguen siendo poco claros los efectos sobre las placas de colesterol en las arterias coronarias (ateroesclerosis). Algunos estudios han sugerido posibles propiedades vasodilatadoras (apertura de las arterias) beneficiosas. En base a la evidencia científica disponible, por lo general, no se recomienda la vitamina C para este uso. Las personas con riesgo de sufrir ataques cardíacos deberían consultarles a sus profesionales de la salud sobre las medidas preventivas como la aspirina.

D 

 

*Clave para los grados: 

A: Evidencia científica sólida para este uso;
B:Evidencia científica buena para este uso;
C:Evidencia científica dudosa para este uso;
D:Evidencia científica aceptable contra este uso (podría no funcionar);
F:Evidencia científica sólida contra este uso (probablemente no funciona).

Tradición/Teoría 

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

Acné, envejecimiento, antiinflamatorio, ateroesclerosis (endurecimiento de las arterias), trastorno por déficit de atención con hiperactividad, úlceras por presión, trastornos sanguíneos (metamoglobinemia idiopática, hematuria), trastornos de los vasos sanguíneos (fragilidad capilar), bronquitis, bursitis, displasia cervical, síndrome de fatiga crónica (SFC, CFS), función cognitiva, trastorno de los tejidos conectivos (trastornos del colágeno), constipación, cistitis, demencia, condiciones dentales (decoloración del esmalte de los dientes, cavidades dentales y piorrea), depresión, dermatitis, desintoxicación (histamina), abstinencia a las drogas, disentería, resistencia, trastornos visuales (glaucoma), fatiga, fracturas, furunculosis (forúnculos recurrentes), úlcera gástrica, gota, enfermedad de las encías, rinitis polínica, hemorragia (retina), púrpura trombocitopénica idiomática, trastornos inmunitarios (síndrome Chediak-Higashi, estimulación inmunitaria), infertilidad, gripe (gripe porcina), picaduras de medusas, enfermedad de Lyme, melasma, menorragia (menstruación abundante), inflamación muscular, dolor (dolor de espalda, fracturas), prostatitis, células falciformes, úlceras estomacales, estrés, trombosis (vascular), toxicidad (levodopa, paracetamol, aspirina, arsénico, eliminación de mercurio), tuberculosis, acidificación de la orina, infecciones virales, cicatrización.


Seguridad

La Administración de Drogas y Alimentos de EE.UU. (FDA) no regula las hierbas y suplementos de manera estricta. No hay garantías respecto a la potencia, pureza o seguridad de los productos, y los efectos podrían variar. Lea siempre las etiquetas del producto. Si usted padece de alguna afección, o si está tomando otras drogas, hierbas o suplementos, deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de iniciar una terapia nueva. Consulte con un proveedor médico de inmediato si sufre efectos secundarios.

Alergias

  • Evitar si es alérgico o hipersensible a cualquier componente de los productos con vitamina C.

Efectos secundarios y advertencias

  • Por lo general, se considera que la vitamina C es segura en las cantidades que normalmente provienen de los alimentos. Por lo general, se considera que los suplementos de vitamina C también son seguros en la mayoría de las personas en las cantidades recomendadas. Raras veces se informan efectos secundarios incluyendo náuseas, vómitos, acidez, calambres abdominales y dolor de cabeza. La erosión dental podría deberse a masticar por tiempo prolongado comprimidos de vitamina C.
  • Las altas dosis de vitamina C se han asociado con varios efectos adversos. Estos incluyen cálculos renales, diarrea grave, náuseas y gastritis. Rara vez se ha observado enrojecimiento, debilidad, mareos y fatiga. En los casos de toxicidad por una gran ingesta de vitamina C podría ser beneficioso forzar líquidos y la diuresis. En las mujeres posmenopáusicas con diabetes, el uso de los suplementos de vitamina C en dosis mayores a 300 miligramos por día se ha asociado con un mayor riesgo de muerte relacionada con el corazón.
  • Los adultos sanos que ingieren altas dosis de vitamina C por tiempo prolongado podrían sufrir una disminución de los niveles de vitamina C en la sangre cuando dejan de ingerir las altas dosis y continúan con una ingesta normal. Para evitar esta posible complicación, las personas que ingieren altas dosis y desean reducir su ingesta deberían hacerlo de forma gradual y no drástica. Existen pocos informes de escorbuto debido a la tolerancia o a la resistencia después de la suspensión luego del uso prolongado de altas dosis, como en los bebés cuyas madres ingirieron vitamina C adicional durante el embarazo.
  • La vitamina C en altas dosis parece interferir con los efectos diluyentes de los anticoagulantes como la warfarina al reducir el tiempo de protrombina (TP, PT). Se sugiere precaución en los pacientes con trastornos hemorrágicos o en aquellos que toman medicamentos que influyen en la hemorragia. Podría ser necesario realizar ajustes en la dosis.
  • La vitamina C podría afectar los niveles de azúcar en la sangre. Se sugiere precaución en los pacientes con diabetes o hipoglucemia y en aquellos que consumen medicamentos, hierbas o suplementos que afectan los niveles de azúcar en sangre. Podría ser necesario que un profesional de la salud, incluyendo un farmacéutico, controlara los niveles de azúcar en la sangre. Podría ser necesario realizar ajustes en la medicación.
  • Usar con precaución en los pacientes con cáncer, carencia de glucosa-6-fosfato deshidrogenasa, anemia y condiciones relacionadas, cálculos renales o anemia de células falciformes o después de una angioplastia. Usar con precaución en los pacientes que toman antibióticos, anticancerígenos, medicamentos para el VIH, barbitúricos, estrógenos, flufenazina o suplementos de hierro. Usar con precaución la vitamina C por vía parenteral (inyectada) dado que podría causar mareos, debilidad o malestar en el área inyectada, y en altas dosis, podría provocar insuficiencia renal (problemas en la función renal).
  • Evitar en los pacientes con alergias e hipersensibilidad conocidas a cualquier componente de los productos con vitamina C. Evitar las altas dosis de vitamina C en las personas con condiciones agravadas por la sobrecarga de ácido como la cirrosis, la gota, la acidosis tubular renal o la hemoglobinuria paroxística nocturna. Evitar las altas dosis de vitamina C en los pacientes con insuficiencia renal o en aquellos que toman agentes que podrían dañar los riñones debido al aumento del riesgo de la insuficiencia renal.

Embarazo y lactancia

  • Por lo general, se considera que la ingesta de vitamina C proveniente de los alimentos es segura durante el embarazo. No está claro si los suplementos de vitamina C son seguros o beneficiosos durante el embarazo en cantidades que exceden las recomendaciones del aporte dietético recomendado. Existen pocos informes de escorbuto causado por la tolerancia o la resistencia en los bebés cuyas madres ingirieron vitamina C adicional durante el embarazo. Existe poca información para determinar si los suplementos de vitamina C solos o combinados con otros suplementos son beneficiosos durante el embarazo. Los nacimientos prematuros podrían aumentar con los suplementos de vitamina C.
  • La vitamina C está presente en la leche materna. Por lo general, se considera que la ingesta de vitamina C proveniente de los alimentos es segura en las madres lactantes. La investigación limitada sugiere que la vitamina C en la leche materna podría reducir el riesgo de desarrollar alergia infantil. No está claro si los suplementos de vitamina C son seguros o beneficiosos durante la lactancia en cantidades que exceden las recomendaciones de la ingesta dietética de referencia.

Interacciones

La mayoría de las hierbas y suplementos no se han probado completamente en cuando a la interacción con otras hierbas, suplementos, drogas o alimentos. Las interacciones que se señalan a continuación se basan en informes y publicaciones científicas, experimentos de laboratorio o uso tradicional. Siempre debe leer las etiquetas del producto. Si usted padece de alguna afección, o si está tomando otras drogas, hierbas o suplementos, deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de iniciar una terapia nueva.

Interacciones con drogas

  • La vitamina C en altas dosis parece interferir con los efectos diluyentes de los anticoagulantes como la warfarina al reducir el tiempo de protrombina (TP, PT).
  • La vitamina C podría afectar los niveles de azúcar en la sangre. Se sugiere precaución al usar medicamentos que también podrían afectar los niveles de azúcar en la sangre. Los pacientes insulinodependientes o que ingieren medicamentos por vía oral para la diabetes deberían ser controlados rigurosamente por un profesional médico calificado, incluyendo un farmacéutico. Podría ser necesario realizar ajustes en la medicación.
  • La vitamina C podría afectar los niveles de azúcar en la sangre. Se sugiere precaución en los pacientes que toman medicamentos que afectan la presión arterial.
  • La vitamina C también podría interactuar con el acetaminofeno, los acidificantes, los antiácidos, los antibióticos, los anticancerígenos, la aspirina, los barbitúricos, los agentes que disminuyen el colesterol, los diuréticos, los estrógenos, la flufenazina, los medicamentos para el VIH, el indinavir, los agentes que dañan los riñones, la levodopa, la nicardipina, los productos que contienen nicotina (como los cigarrillos, los cigarros, el tabaco de mascar o los parches de nicotina), la progesterona, los inhibidores de la bomba de protones (IBP, PPIs) y los salicilatos.

Interacciones con hierbas y suplementos dietarios

  • La vitamina C en altas dosis parece interferir con los efectos diluyentes de los anticoagulantes como la warfarina al reducir el tiempo de protrombina (TP, PT).
  • La vitamina C podría afectar los niveles de azúcar en la sangre. Se sugiere precaución cuando se usan hierbas o suplementos que también podrían afectar los niveles de azúcar en la sangre. Podría ser necesario controlar los niveles de azúcar en la sangre y ajustar las dosis.
  • La vitamina C podría afectar la presión arterial. Se sugiere precaución en los pacientes que consumen hierbas o suplementos que afectan la presión arterial.
  • Cuando se ingieren juntos, la vitamina C podría aumentar la absorción del hierro en el tubo digestivo. No obstante, este efecto parece ser variable y podría no ser clínicamente significativo.
  • Las altas dosis de vitamina C podrían interferir con la absorción y el metabolismo de la vitamina B12.
  • La vitamina C también podría interactuar con la acerola, los antiácidos, los antibióticos, los anticancerígenos, los antioxidantes, los antivirales, la rosa mosqueta Cherokee, los agentes que disminuyen el colesterol, el cromo, el cobre, los diuréticos, el extracto de semilla de uva, el pomelo, los agentes hormonales, los agentes que dañan los riñones, la luteína, la niacina, el tabaco, los sedantes, los acidificantes de la orina y la vitamina E.

Información Del Autor/Actualizatión

Referencias

Natural Standard desarrolló la información anterior con base en la evidencia mediante una revisión sistemática de todos los artículos científicos disponibles. Para obtener información completa acerca de terapias alternas y complementarias a nivel profesional, visite www.naturalstandard.com. Las referencias seleccionadas se indican a continuación.

  1. Bjelakovic G, Gluud LL, Nikolova D, et al. Meta-analysis: antioxidant supplements for liver diseases - the Cochrane Hepato-Biliary Group. Aliment Pharmacol Ther. 2010 Aug;32(3):356-67.
  2. Douglas RM, Hemilä H, Chalker E, et al. Vitamin C for preventing and treating the common cold. Cochrane Database Syst Rev 2007 Jul 18;(3):CD000980.
  3. Duconge J, Miranda-Massari JR, et al. Vitamin C pharmacokinetics after continuous infusion in a patient with prostate cancer. Ann Pharmacother 2007 Jun;41(6):1082-3.
  4. Ehrlich M, Rao J, Pabby A, et al. Improvement in the appearance of wrinkles with topical transforming growth factor beta(1) and l-ascorbic acid. Dermatol Surg 2006 May;32(5):618-25.
  5. Hemilä H, Louhiala P. Vitamin C for preventing and treating pneumonia. Cochrane Database Syst Rev 2007 Jan 24;(1):CD005532.
  6. Inui S, Itami S. Perifollicular pigmentation is the first target for topical vitamin C derivative ascorbyl 2-phosphate 6-palmitate (APPS): randomized, single-blinded,placebo-controlled study. J Dermatol 2007 Mar;34(3):221-3.
  7. Jiang L, Yang KH, Tian JH, et al. Efficacy of antioxidant vitamins and selenium supplement in prostate cancer prevention: a meta-analysis of randomized controlled trials. Nutr Cancer. 2010 Aug;62(6):719-27.
  8. Konturek PC, Kania J, Hahn EG, et al. Ascorbic acid attenuates aspirin-induced gastric damage: role of inducible nitric oxide synthase. J Physiol Pharmacol 2006 Nov;57 Suppl 5:125-36.
  9. Lin J, Cook NR, Albert C, et al. Vitamins C and E and beta carotene supplementation and cancer risk: a randomized controlled trial. J Natl Cancer Inst 2009 Jan 7;101(1):14-23.
  10. McNulty PH, Robertson BJ, Tulli MA, et al. Effect of hyperoxia and vitamin C on coronary blood flow in patients with ischemic heart disease. J Appl Physiol 2007 May;102(5):2040-5.
  11. Muran PJ. Mercury elimination with oral DMPS, DMSA, vitamin C, and glutathione: an observational clinical review. Altern Ther Health Med 2006 May-Jun;12(3):70-5.
  12. Nankivell BJ, Murali KM. Images in clinical medicine. Renal failure from vitamin C after transplantation.N Engl J Med 2008 Jan 24;358(4):e4.
  13. Ochoa-Brust GJ, Fernández AR, Villanueva-Ruiz GJ, et al. Daily intake of 100 mg ascorbic acid as urinary tract infection prophylactic agent during pregnancy. Acta Obstet Gynecol Scand 2007;86(7):783-7.
  14. Puvabanditsin P, Vongtongsri R. Efficacy of topical vitamin C derivative (VC-PMG) and topical vitamin E in prevention and treatment of UVA suntan skin. J Med Assoc Thai 2006 Sep;89 Suppl 3:S65-8.
  15. Zollinger PE, Tuinebreijer WE, Breederveld RS, et al. Can vitamin C prevent complex regional pain syndrome in patients with wrist fractures? A randomized, controlled, multicenter dose-response study. J Bone Joint Surg Am 2007 Jul;89(7):1424-31.

Natural Standard Monograph (www.naturalstandard.com). Copyright © 2013 Natural Standard Inc. Se prohíbe la distribución o reproducción comercial.

La información en esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, y está diseñada para ayudar a los usuarios a aclarar sus inquietudes de salud. La información está basada en la revisión de datos de investigación científica, patrones históricos de práctica y experiencia clínica. Esta información no se debe interpretar como un consejo médico especifico. Los usuarios deben consultar con un proveedor médico calificado para preguntas específicas respecto a terapias, diagnósticos y/o enfermedades, antes de tomar decisiones acerca de una terapia.

previous  Vitamina B12 
Vitamina D  next