Susan G Komen  
I've Been Diagnosed With Breast Cancer Someone I Know Was Diagnosed Share Your Story Join Us And Stay Informed Donate To End Breast Cancer
Home > Espanol > Terapias Complementarias > Ajo

  


Ajo

Garlic  

Natural Standard Monograph, Copyright © 2013 (www.naturalstandard.com). La información en esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, y está diseñada para ayudar a los usuarios a aclarar sus inquietudes de salud. La información está basada en la revisión de datos de investigación científica, patrones históricos de práctica y experiencia clínica. Esta información no se debe interpretar como un consejo médico especifico. Los usuarios deben consultar con un proveedor médico calificado para preguntas específicas respecto a terapias, diagnósticos y/o enfermedades, antes de tomar decisiones acerca de una terapia.

Términos Relacionados

  • 2 ácido propenelsufémico, extracto de ajo añejo, aglio, ail, ail commun, ajo, ajoene, akashneem, alisat, alicina, Allicor®, Allii sativi bulbus, alliinase, allium, allitridium, allyl mercaptan, alubosa elewe, Amarilidáceas (familia), ayo-ishi, ayu, banlasun, alcanfor del pobre, diente de ajo, da-suan, dai toan, dasuan, dawang, disulfuro de dialil, sulfuro de dialil, disulfuro de dipropil, sulfuro de dipropil, dra thiam, foom, diente de ajo, granos de ajo, extracto de ajo, aceite de ajo, pasta de ajo, extracto de polvo de ajo, Gartenlauch, hom khaao, hom kia, hom thiam, hua thiam, Karinat®, kesumphin, kitunguu-sumu, knoblauch, kra thiam, Krathiam, krathiam cheen, krathiam khaao, Kwai®, Kyolic®, l'ail, lahsun, lai, la-juan, lasan, lashun, la-suan, lasun, lasuna, lauch, lay, layi, lehsun, lesun, liliáceas (familia), lobha, majo, naharu, néctar de los dioses, Ninniku, pa-se-waa, melaza del pobre, rason, rasonam, rasun, melaza de óxido, melazas rústicas, S-allylcysteine (SAC), seer, skordo, sluon, rosa maloliente, sudulunu, tafanuwa, ta-suam, ta-suan, tellagada, Tellagaddalu, thiam, derivado de tioalil, tiosulfinatos, toi thum, tum, umbi bawang putih, vallaippundu, Velluli, vellulli, verum, vinilo de dithiin.

Historia

  • El ajo es una hierba culinaria que se utiliza ampliamente para el tratamiento y prevención de enfermedades cardiovasculares y el cáncer. Numerosos ensayos controlados han examinado los efectos del ajo por vía oral en lípidos séricos. Los efectos a largo plazo en lípidos y en morbilidad cardiovascular y mortalidad aún permanecen desconocidos. No se han estudiado a fondo otras preparaciones (como recubrimiento entérico o ajo crudo).
  • Se han reportado pequeñas reducciones en la presión arterial (<10 milímetros de mercurio), inhibición en el conglomerado de plaquetas y mejoramiento de la actividad fibrinolítica y pueden ejercer efectos en los resultados cardiovasculares, aunque la evidencia es preliminar en estas áreas.
  • Numerosos estudios en casos controlados basados en la población indican que un consumo regular de ajo (particularmente ajo sin procesar) puede reducir el riesgo de desarrollo de diferentes tipos de cáncer, incluso malignidades gástricas y colorrectales. Sin embargo, hacen falta futuros ensayos controlados.
  • Se han asociado con el consumo del ajo múltiples casos de hemorragia y se debe tener precaución en pacientes con riesgo de hemorragia o antes de un procedimiento quirúrgico o dental. El ajo no parece afectar significativamente los niveles de glucosa en la sangre.

Evidencia Científica

 

Usos 

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

Grado* 

Hipertensión 

Numerosos estudios en humanos reportan que el ajo puede reducir levemente la presión arterial.

A 

Colesterol alto 

Múltiples estudios en humanos han arrojado pequeñas reducciones en el colesterol total en la sangre y lipoproteínas de baja densidad ("colesterol malo") en periodos cortos (4 a 12 semanas). No es claro si existen beneficios después de este periodo. No son claros los efectos en las lipoproteínas de alta densidad ("colesterol bueno"). Este tema permanece en un área de controversia. Se necesitan estudios mejor diseñados y más extensos en esta área.

A 

Prevención de ataques cardíacos 

El ajo puede prevenir futuros ataques cardíacos. Los efectos del ajo sobre los niveles de colesterol pueden ser beneficiosos.

B 

Alopecia (pérdida del cabello) 

La aplicación de gel de ajo en la piel puede ser benéfica en el tratamiento de la alopecia areata (pérdida de cabello). Se requieren estudios adicionales.

C 

Angina 

La evidencia preliminar sugiere que el ajo reduce los episodios de angina no controlada por el alivio de espasmos de los vasos coronarios y la acción antitrombótica. Se necesitan ensayos clínicos bien diseñados antes de se puede hacer una conclusión.

C 

Antibacterial 

La evidencia preliminar sugiere que el ajo tiene efectos antibacterianos. Se necesitan ensayos clínicos bien diseñados antes de se puede hacer una conclusión.

C 

Antifúngico 

Varios estudios describen la aplicación de ajo sobre la piel para tratar la micosis incluidas las infecciones de levadura. Se debe tener precaución ya que el ajo puede causar quemaduras graves y salpullido cuando se aplica sobre piel sensible.

C 

Aterosclerosis ("endurecimiento" de las arterias) 

Las investigaciones preliminares en humanos indican que los depósitos de colesterol en los vasos sanguíneos podrían aumentar con menor rapidez en las personas que consumen ajo. No está claro si esto se debe a la propiedad del ajo de reducir los niveles de colesterol, o a otros efectos del ajo.

C 

Lesiones deportivas 

Con base en estudios preliminares, la alicina (el principal componente biológicamente activo del ajo) de suplementos puede reducir el ejercicio inducido daño muscular. El mecanismo puede estar asociado con los efectos antioxidantes de la alicina. Se necesitan más estudios para confirmar estos resultados.

C 

Rendimiento atlético 

Una sola administración de ajo resultó en la capacidad de resistencia mayor en los seres humanos. El uso a largo plazo de ajo para este fin debe ser investigado.

C 

Enfermedad benigna de seno 

La ingestión de suplementos de ajo por vía oral puede mejorar algunos síntomas de la enfermedad benigna de seno. Se requieren estudios adicionales.

C 

Cáncer 

La evidencia preliminar en humanos indica que el consumo regular de ajo (particularmente ajo sin procesar) puede reducir el riesgo de desarrollo de diferentes tipos de cáncer, incluidas las malignidades gástricas y colorrectales. Algunos estudios usan productos con múltiples ingredientes de manera que se hace difícil determinar si el ajo por si solo constituye un beneficio. Se necesitan ensayos clínicos mejor diseñados en humanos para concluir si comer ajo o tomar suplementos de ajo puede prevenir o tratar el cáncer.

C 

Cardiaca de prevención secundaria 

Los estudios en humanos demuestran reducciones moderadas a corto plazo en el colesterol total y los niveles de lipoproteína de baja densidad tienen con suplementos de ajo. Existe evidencia limitada sobre los efectos del ajo en la morbilidad y la mortalidad cardíaca, y no está claro si el ajo reduce la incidencia del infarto de miocardio o muerte cardíaca.

C 

Circulación 

Con base en estudios observacionales, los suplementos de ajo aumentaron del flujo de sangre en las pantorrillas de individuos sanos. Se necesita investigación adicional antes de se pueden hacer conclusiones.

C 

Hipercolesterolemia familiar 

La hipercolesterolemia familiar es un trastorno genético en el cual existen niveles muy altos de colesterol en la familia. Las investigaciones en niños con herencia de alguna forma de colesterol alto indican que el ajo no tiene mayor efecto en la reducción del colesterol en estos pacientes.

C 

Gastritis 

La evidencia preliminar sugiere que un producto combinado que contiene el ajo (Karinat ®) puede ser beneficioso en el tratamiento de la gastritis crónica atrófica, un precursor de cáncer de estómago. Se necesita evidencia adicional antes de se pueden hacer conclusiones.

C 

Infección por Helicobacter pylori 

Los primeros estudios en humanos muestran la falta de un efecto de ajo en las úlceras gástricas o duodenales.

C 

Repelente de mosquitos 

Actualmente no existe suficiente evidencia que indique la efectividad del ajo para repeler mosquitos.

C 

Otitis media (infecciones del oído medio) 

La evidencia preliminar sugiere que un producto combinado que contiene el ajo (Naturopathic Herbal Extract Ear Drops [NHED]) puede ser beneficiosa para el dolor de oído causado por la otitis media aguda en niños. Se necesita evidencia adicional antes de se pueden hacer conclusiones.

C 

Infecciones parasitarias 

Algunos estudios en humanos sugieren que el ajo puede ser eficaz contra las infecciones parasitarias. Estudios mejor diseñados son necesarios.

C 

Enfermedad vascular periférica (bloqueo de las arterias en las piernas) 

Algunos estudios humanos indican que el ajo puede mejorar levemente la circulación en las piernas, pero este tema permanece sin claridad. Se necesitan estudios mejor diseñados.

C 

Pre-eclampsia 

No existe evidencia suficiente para recomendar un incremento en la ingestión de ajo con el fin de prevenir la pre-eclampsia y sus complicaciones.

C 

Anemia de células falsiformes 

La evidencia preliminar indica que la actividad antioxidante del ajo puede ser benéfica para la anemia de células falsiformes. Se requiere investigación adicional.

C 

Esclerosis sistémica 

No existe suficiente evidencia para recomendar el uso del ajo para esta afección.

C 

Repelente contra garrapatas 

La evidencia preliminar en un estudio reportó que las personas que recibieron ajo notificaron un número significantemente menor de picaduras de garrapatas en comparación a aquellos que recibieron una píldora placebo de "azúcar." Se requiere investigación adicional para comprobar tales resultados.

C 

Diabetes tipo 2 

Los estudios en animales indican que el ajo puede reducir el azúcar en la sangre e incrementar la liberación de insulina; sin embargo, los estudios en humanos no confirman este efecto.

C 

Infección del tracto respiratorio superior 

Los reportes preliminares indican que el ajo puede reducir la gravedad de las infecciones en el tracto respiratorio superior. Sin embargo, esto no se ha demostrado en estudios bien diseñados en humanos.

C 

Verrugas 

Basado en investigaciones preliminares, el uso tópico de extracto acuoso del ajo o extracto lipídico puede ser beneficioso en el tratamiento de las verrugas y callos. Se necesitan más estudios.

C 

 

*Clave para los grados: 

A: Evidencia científica sólida para este uso;
B:Evidencia científica buena para este uso;
C:Evidencia científica dudosa para este uso;
D:Evidencia científica aceptable contra este uso (podría no funcionar);
F:Evidencia científica sólida contra este uso (probablemente no funciona).

Tradición/Teoría 

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

Aborto, problemas de memoria relacionados con la edad, envejecimiento de piel, SIDA, alergias, enfermedad de Alzheimer, ántrax, antioxidante, antiespasmódico, antitrombótico (previene formación de coágulo de sangre), antitoxina, antivirales, ansiedad, afrodisíaco, intoxicaciones arsenicales, artritis, protección pulmonar contra el asbesto, asma, problemas de secreción biliar, desordenes de vejiga, sangre en la orina, enfermedades óseas, bronquitis, toxicidad de quimioterapia, colagogo (promueve flujo de bilis de vesícula biliar), cólera, resfriados, contracepción, tos, citomegalovirus, demencia (prevención), dolor dental, diarrea (viajeros), ayuda digestiva, difteria, diurético (píldora de agua), cardiotoxicidad por doxorubicina, disentería, dismenorrea (menstruación dolorosa), dispepsia, dolor de oído, emético (induce el vómito), emenagogo (induce la menstruación), energía, expectorante (se disuelve mucosidad), quema de grasa, fatiga, fiebre, cálculos biliares, hipermotilidad gastrointestinal, glaucoma, crecimiento del cabello, dolor de cabeza, desórdenes del ritmo cardíaco, hemorroides, síndrome hepatopulmonar, VIH/SIDA, efectos hormonales, estimulación del sistema inmunológico, inflamación, enfermedad inflamatoria del intestino, gripe, problemas hepáticos, daño en los riñones causado por antibióticos, leucemia, libido, salud del hígado, toxicidad hepática (acetaminofén), tumores del hígado, enfermedad pulmonar, malaria, resistente a meticilina de Staphylococcus aureus, espasmos musculares, síndrome nefrótico, neuroprotección, obesidad, osteoporosis, parásitos y lombrices, transpiración, neumonía, síndrome premenstrual, psoriasis, protección radiológica, enfermedad de Raynaud, tiña, sedante, descongestionante de los senos nasales, protección contra el veneno de serpientes, espermicida, dolor de estómago, reducción de ácido estomacal, estrés, apoplejía, dolor dental, tuberculosis, tifus, tricomoniasis vaginal, irritación vaginal, verrugas, bienestar, tosferina, curación de heridas.


Seguridad

La Administración de Drogas y Alimentos de EE.UU. (FDA) no regula las hierbas y suplementos de manera estricta. No hay garantías respecto a la potencia, pureza o seguridad de los productos, y los efectos podrían variar. Lea siempre las etiquetas del producto. Si usted padece de alguna afección, o si está tomando otras drogas, hierbas o suplementos, deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de iniciar una terapia nueva. Consulte con un proveedor médico de inmediato si sufre efectos secundarios.

Alergias

  • Las personas que tengan conocimiento de ser alérgicas al ajo, a cualquiera de sus ingredientes o a cualquier otro miembro de la familia de las liliáceas, como el jacinto, tulipán, cebolla, puerro y cebollines, deben evitar el ajo. Se han reportado reacciones alérgicas al ajo tomado vía oral, inhalado o aplicado sobre la piel. Algunas de estas reacciones son graves, incluidas la inflamación de la garganta y dificultad para respirar (anafilaxia). Se ha sugerido que algunos casos de asma por inhalación de ajo pueden deberse a los ácaros presentes en el mismo. El ajo fresco aplicado sobre la piel tiene mas probabilidades de causar salpullido que el extracto de ajo.

Efectos secundarios y advertencias

  • Los efectos secundarios del ajo mas comúnmente reportados son el mal aliento, olor en el cuerpo y reacciones alérgicas. El ajo fresco ha causado salpullido o quemaduras en la piel en personas sometidas a terapia con ajo y en las personas que lo manipulan al preparar alimentos. La mayoría de las reacciones mejoran después de suspender la terapia con ajo. Otros efectos secundarios reportados incluyen mareo, dolor de estómago, anorexia, diarrea, náuseas, vómitos, gases, pérdida de peso, eructos, ardor de estómago, estreñimiento, enrojecimiento facial, aumento del ritmo cardíaco, incremento de sudoración, dolor de cabeza, picor, fiebre, escalofríos, ataques de asma y mucosidad nasal.
  • La hemorragia es un efecto secundario potencialmente grave del uso del ajo, la cual incluye hemorragia después de una cirugía y sangrado espontáneo. Se reportan varios casos de hemorragia, los cuales se pueden deber a los efectos del ajo en las plaquetas de la sangre o al incremento del rompimiento de coágulos sanguíneos (fibrinolisis). Existe debate acerca de los efectos del ajo en personas tratadas con warfarina (Coumadin®), pero los estudios indican que el ajo no altera los valores de la Proporción Normalizada Internacional (INR - International Normalized Ratio) que se usan para medir los efectos de la warfarina en el adelgazamiento de la sangre. El consumo de ajo debe suspenderse con anterioridad a algún procedimiento quirúrgico o dental debido al incremento en el riesgo de hemorragia. Se recomienda precaución a las personas con trastornos de sangrado o que toman medicamentos para adelgazamiento de la sangre (anticoagulantes, aspirina/agentes antiplaquetarios, drogas sin esteroides y antiinflamatorias como ibuprofeno o naproxeno) o hierbas/suplementos que pueden incrementar el riesgo de hemorragia. Se podría requerir de ajustes en la dosificación.
  • El ajo o sus ingredientes pueden reducir los niveles de azúcar en la sangre e incrementar la liberación de insulina. Sin embargo, los estudios en humanos no muestran cambios en el control de azúcar en la sangre en personas con o sin diabetes. No obstante, se aconseja tener precaución en personas con diabetes o hipoglicemia y en aquéllas que toman drogas, hierbas, o suplementos que afectan el nivel de azúcar en la sangre. Los niveles de azúcar en la sangre pueden necesitar la supervisión de un proveedor médico y ajustes en la medicación. Reportes informales describen baja absorción de yodo en la tiroides y bajos niveles de la hormona tiroidea (hipotiroidismo) con la suplementación de ajo. Pocos reportes indican que el ajo y plantas similares estén asociados con la aparición de nódulos o tumor en la tiroides. Se ha reportado conteo bajo de esperma en ratas.
  • Las preparaciones con ajo deshidratado o con ajo crudo consumidas vía oral pueden causar quemaduras en la boca, dolor abdominal o sensación de llenura, inapetencia, gases, eructos, náusea, vómito, irritación del revestimiento estomacal, cambios en la bacteria del intestino, acidez, diarrea o estreñimiento. Un reporte describe obstrucción del intestino de un hombre que consumió un bulbo completo de ajo. Las personas con úlceras estomacales o quienes son propensos a sufrir irritación estomacal deben consumir ajo con precaución.
  • Múltiples estudios muestran una pequeña reducción en los niveles de colesterol en la sangre después de consumir suplementos de ajo vía oral. Son también comúnmente reportadas pequeñas reducciones en la presión arterial. Se destaca un caso de ataque cardíaco en un hombre saludable después de consumir por vía oral una cantidad abundante de ajo.
  • Los individuos con enfermedad de úlcera péptica o en individuos propensos a la irritación del estómago deben usar el ajo con precaución.
  • Los pacientes que toman medicamentos antirretrovirales, antihipertensivos, fármacos que se metabolizan por el hígado, vasodilatadores, o aceite de pescado deben usar el ajo con precaución.
  • Se ha reportado contaminación de productos de ajo.
  • En Vancouver, British Columbia, una preparación comercial de ajo picado se relacionó con botulismo. Un reporte describe una sobredosis de colchicine e incluso la muerte después de consumir azafrán de la pradera (Colchicum autumnale) al ser confundido con ajo silvestre (Allium ursinium).
  • El ajo y el Pycnogenol® han mostrado incrementar la secreción de la hormona del crecimiento humano en experimentos de laboratorio.

Embarazo y lactancia

  • Basado en el consumo histórico, el ajo es probablemente seguro durante el embarazo en cantidades generalmente consumidas en los alimentos. Sin embargo, se deben evitar durante el embarazo los suplementos de ajo o el consumo de grandes cantidades de ajo debido al posible incremento del riesgo de hemorragias. Además, estudios anteriores en animales indican que el ajo puede causar contracciones del útero. Muchas tinturas contienen altos niveles de alcohol y deben evitarse durante el embarazo.
  • Basado en el consumo histórico, el ajo es probablemente seguro durante la lactancia en cantidades generalmente consumidas en los alimentos. Sin embargo algunas madres que toman suplementos de ajo reportan incremento en el tiempo de lactancia, olor en la leche y reducción en la ingesta por parte del infante. No se conoce la seguridad de los suplementos de ajo durante la lactancia.

Interacciones

La mayoría de las hierbas y suplementos no se han probado completamente en cuando a la interacción con otras hierbas, suplementos, drogas o alimentos. Las interacciones que se señalan a continuación se basan en informes y publicaciones científicas, experimentos de laboratorio o uso tradicional. Siempre debe leer las etiquetas del producto. Si usted padece de alguna afección, o si está tomando otras drogas, hierbas o suplementos, deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de iniciar una terapia nueva.

Interacción con drogas

  • Los reportes en humanos indican que el ajo puede incrementar el riesgo de hemorragia cuando se toma con drogas que también incrementan el riesgo de hemorragia. Los ejemplos incluyen la aspirina, anticoagulantes ("adelgazantes de la sangre") como warfarina (Coumadin®) o heparina, drogas antiplaquetarias como clopidogrel (Plavix®), y drogas antiinflamatorias no esteroides como ibuprofeno (Motrin®, Advil®) o naproxeno (Naprosyn®, Aleve®). Los estudios en humanos y animales muestran que el ajo puede reducir la presión arterial. Debe usarse con precaución cuando se combina con otros medicamentos que reducen la presión arterial. Varios estudios hechos en humanos reportan niveles de colesterol más bajos en las personas que consumen ajo. Estos efectos pueden incrementarse si se consume ajo con medicamentos que reducen el nivel de colesterol en la sangre como lovastatina (Mevacor®) u otras "estatinas" (inhibidores de la HMGCoA reductasa).
  • Los niveles de la droga saquinavir, usada en el tratamiento del VIH, pueden reducirse si se consume ajo y por consiguiente reducir su efectividad. También se pueden afectar otras drogas antivirales como ritonavir.
  • El ajo puede reducir los niveles de azúcar en la sangre. Aunque esto es teórico en humanos, se aconseja tener precaución cuando se tomen medicamentos que pueden bajar el nivel de azúcar en la sangre. Un proveedor médico calificado debe supervisar de cerca de los pacientes que tomen medicamentos para la diabetes, ya sea vía oral o insulina. Pueden ser necesarios ajustes en el medicamento. Los individuos con trastornos de la tiroides o quienes toman medicamentos para la misma deben tener precaución al tomar suplementos del ajo ya que estos pueden afectar la tiroides.
  • El ajo puede alterar los niveles de ciertas drogas metabolizadas por el sistema enzimático del hígado CYP450.
  • Muchas tinturas que contienen altos niveles de alcohol, pueden causar vómito o náusea cuando se toman con metronidazol (Flagyl®) o disulfiram (Antabuse®).
  • El ajo puede alterar los niveles de varias drogas anticancerosas. Consulte con su oncólogo y farmaceuta antes de empezar a tomar suplementos de ajo.
  • El ajo puede aumentar los efectos de acetaminofeno, antihelmínticos, antibióticos, antifúngicos, agentes hipotensores, agentes contra la obesidad, medicamentos usados para la osteoporosis, estrógenos, agentes neurológicos, agentes para mejorar su rendimiento, sales de potasio, o vasodilatadores.
  • El ajo puede bajar la efectividad de agentes de la fertilidad o drogas usados para suprimir el sistema inmunológico.

Interacción con hierbas y suplementos dietéticos

  • El ajo puede incrementar el riesgo de hemorragia. En teoría, el riesgo puede incrementarse aun más cuando se consume ajo con otras hierbas o suplementos que también incrementan el riesgo de hemorragia. Se han reportado múltiples casos de hemorragia con el uso de ginkgo biloba y dos casos con palma enana americana. Teóricamente, otros numerosos agentes pueden incrementar el riesgo de hemorragia aunque esto no se ha probado en la mayoría de los casos.
  • La vitamina E puede tener efectos positivos en la enfermedad cardiovascular y la arteriosclerosis. Ingerir ajo con vitamina E puede incrementar tales efectos.
  • El ajo puede tener un efecto leve en la reducción de la presión arterial. Se debe tener precaución si se toma con otros suplementos que pueden disminuir la presión arterial.
  • El ajo puede bajar los niveles de azúcar en la sangre. Se recomienda precaución cuando se usen hierbas o suplementos que también pueden bajar el nivel de azúcar en la sangre. Podría ser necesario supervisar los niveles de glucosa en la sangre y ajustar la dosis.
  • El ajo puede bajar el colesterol en pequeña cantidad. Estos efectos tal vez sean mayores de lo esperado si se toma con otros suplementos reductores de colesterol como el aceite de pescado. Los individuos con trastornos de la tiroides o que toman medicamentos para la tiroides deben tener precaución cuando tomen suplementos de ajo ya que estos pueden afectar la tiroides.
  • El ajo puede interactuar con hierbas y suplementos dietéticos que son metabolizados por el sistema enzimático del hígado CYP450.
  • El ajo y el Pycnogenol® han mostrado aumentar la secreción de la hormona del crecimiento humano en experimentos de laboratorio.
  • El ajo puede alterara los niveles de varias hierbas con propiedades anti-cáncer. Consulte con su oncólogo y farmacéutico antes de empezar a tomar suplementos de ajo.
  • El ajo puede aumentar los efectos de antihelmínticos, antibacterianos, antifúngicos, hierbas alteración de la presión intraocular, hierbas y suplementos antiobesidad, antioxidantes hierbas y suplementos utilizados para la osteoporosis, fitoestrógenos, hierbas neurológicos, aceite de pescado, y los suplementos, hierbas para mejorar el rendimiento y los suplementos, potasio , selenio, vasodilatadores, o zinc.
  • El ajo puede disminuir la efectividad de agentes de la fertilidad o hierbas o suplementos utilizados para suprimir el sistema inmunológico.

Información Del Autor/Actualizatión

Referencias

Natural Standard desarrolló la información anterior con base en la evidencia mediante una revisión sistemática de todos los artículos científicos disponibles. Para obtener información completa acerca de terapias alternas y complementarias a nivel profesional, visite www.naturalstandard.com. Las referencias seleccionadas se indican a continuación.

  1. Ashraf R, Aamir K, Shaikh AR, et al. Effects of garlic on dyslipidemia in patients with type 2 diabetes mellitus. J Ayub Med Coll Abbottabad 2005 Jul-Sep;17(3):60-4.
  2. Gail MH, You WC. A factorial trial including garlic supplements assesses effect in reducing precancerous gastric lesions. J Nutr 2006 Mar;136(3 Suppl):813S-815S.
  3. Gardner CD, Lawson LD, Block E, et al. Effect of raw garlic vs commercial garlic supplements on plasma lipid concentrations in adults with moderate hypercholesterolemia: a randomized clinical trial. Arch Intern Med 2007 Feb 26;167(4):325-6.
  4. Hajheydari Z, Jamshidi M, Akbari J, et al. Combination of topical garlic gel and betamethasone valerate cream in the treatment of localized alopecia areata: a double-blind randomized controlled study. Indian J Dermatol Venereol Leprol 2007 Jan-Feb;73(1):29-32.
  5. Josling P. Preventing the common cold with a garlic supplement: a double-blind, placebo-controlled survey. Adv Ther 2001;18(4):189-193.
  6. Kim, J. Y. and Kwon, O. Garlic intake and cancer risk: an analysis using the Food and Drug Administration's evidence-based review system for the scientific evaluation of health claims. Am.J Clin Nutr. 2009;89(1):257-264.
  7. McNulty CA, Wilson MP, Havinga W, et al. A pilot study to determine the effectiveness of garlic oil capsules in the treatment of dyspeptic patients with Helicobacter pylori. Helicobacter 2001;6(3):249-253.
  8. Meher S, Duley L. Garlic for preventing pre-eclampsia and its complications. Cochrane Database Syst Rev 2006 Jul 19;3:CD006065.
  9. Reinhart, K. M., Talati, R., White, C. M., and Coleman, C. I. The impact of garlic on lipid parameters: a systematic review and meta-analysis. Nutr.Res.Rev. 2009;22(1):39-48.
  10. Ried, K., Frank, O. R., Stocks, N. P., Fakler, P., and Sullivan, T. Effect of garlic on blood pressure: a systematic review and meta-analysis. BMC.Cardiovasc.Disord. 2008;8:13.
  11. Sabitha P, Adhikari PM, Shenoy SM, et al. Efficacy of garlic paste in oral candidiasis. Trop Doct 2005;35(2):99-100.
  12. Siegel G. Long-term effect of garlic in preventing arteriosclerosis - results of two controlled clinical trials. Eur Phytojournal 2001;Symposium posters(1):1.
  13. Takasu J, Uykimpang R, Sunga MA, et al. Aged garlic extract is a potential therapy for sickle-cell anemia. J Nutr 2006 Mar;136(3 Suppl):803S-805S.
  14. Tanaka S, Haruma K, Yoshihara M, et al. Aged garlic extract has potential suppressive effect on colorectal adenomas in humans. J Nutr 2006 Mar;136(3 Suppl):821S-826S.
  15. You WC, Brown LM, Zhang L, et al. Randomized double-blind factorial trial of three treatments to reduce the prevalence of precancerous gastric lesions. J Natl Cancer Inst 2006 Jul 19;98(14):974-83.
  16. Wojcikowski K, Myers S, Brooks L. Effects of garlic oil on platelet aggregation: a double-blind placebo-controlled crossover study. Platelets 2007 Feb;18(1):29-34.

Natural Standard Monograph (www.naturalstandard.com). Copyright © 2013 Natural Standard Inc. Se prohíbe la distribución o reproducción comercial.

La información en esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, y está diseñada para ayudar a los usuarios a aclarar sus inquietudes de salud. La información está basada en la revisión de datos de investigación científica, patrones históricos de práctica y experiencia clínica. Esta información no se debe interpretar como un consejo médico especifico. Los usuarios deben consultar con un proveedor médico calificado para preguntas específicas respecto a terapias, diagnósticos y/o enfermedades, antes de tomar decisiones acerca de una terapia.