Susan G Komen  
I've Been Diagnosed With Breast Cancer Someone I Know Was Diagnosed Share Your Story Join Us And Stay Informed Donate To End Breast Cancer
Home > Espanol > Terapias Complementarias > Licopeno

  


Licopeno

Lycopene  

Natural Standard Monograph, Copyright © 2014 (www.naturalstandard.com). La información en esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, y está diseñada para ayudar a los usuarios a aclarar sus inquietudes de salud. La información está basada en la revisión de datos de investigación científica, patrones históricos de práctica y experiencia clínica. Esta información no se debe interpretar como un consejo médico especifico. Los usuarios deben consultar con un proveedor médico calificado para preguntas específicas respecto a terapias, diagnósticos y/o enfermedades, antes de tomar decisiones acerca de una terapia.

Términos Relacionados

  • Licopeno todo E, licopeno todo-trans, carotenoides, cis-licopeno, lactolicopeno, Lycobeads®, Lyc-O-Pen®, Lycopersicon, Lycopersicon esculentum, Lycoplus, LycoVit®, MF Afragil®, Profluss, prolicopeno, psi, psi-caroteno, solanorubina, tomates mandarinas, tetra-cis-licopeno, tomate, jugo de tomate, oleorresina de tomate, pasta de tomate, trans-licopeno, Z-licopeno.
  • Selección de productos combinados: Lyc-O-Mato®, LycoRed®.
  • Nota: Diversos estudios han analizado los productos con mezclas de ingredientes que contienen licopeno, incluido Lyc-O-Mato® y LycoRed® (ambos fabricados por LycoRed Natural Products Industries Ltd., Beer-Sheva, Israel). Según el fabricante, LycoRed® y Lyc-O-Mato® son suplementos ricos en licopeno que contienen licopeno y otros nutrientes presentes en el tomate, incluido el betacaroteno. Aunque no se han determinado los efectos del licopeno aislado de los estudios que usan estos productos con mezclas de ingredientes, en esta monografía del paciente, se incluye la información sobre seguridad y eficacia de estos productos dada la amplia disponibilidad de estudios que los usan.

Historia

  • El licopeno es un pigmento rojo brillante que se encuentra naturalmente en el hígado humano, el suero (la sangre), las glándulas suprarrenales, los pulmones, la próstata, el colon y la piel en niveles más altos que otros pigmentos similares. En los estudios en animales, se ha descubierto que el licopeno posee efectos antioxidantes y también podría bloquear el crecimiento de las células cancerígenas; no obstante, aún existe controversia con respecto a si posee estos efectos en los seres humanos.
  • Muchos estudios sugieren que el consumo de alimentos ricos en licopeno o la presencia de altos niveles de licopeno en el cuerpo podría estar relacionado con un menor riesgo de sufrir cáncer, cardiopatía y trastornos oculares relacionados con la edad; no obstante, los niveles de consumo de licopeno han estado basados en la ingesta de tomates, no en el uso de suplementos de licopeno. Dado que los tomates también contienen otros nutrientes, tales como vitamina C y potasio, aún son poco claros los posibles beneficios del licopeno solo.
  • La carencia de licopeno no se considera una enfermedad. No existe evidencia con respecto a si el aumento de los bajos niveles de licopeno podría ser beneficioso para la salud.

Evidencia Científica

 

Usos 

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

Grado* 

Antioxidante 

Si bien se cree que el licopeno posee beneficios antioxidantes, la investigación en los seres humanos ha descubierto resultados variados en esta área. La mayoría de los ensayos examinaron los niveles de licopeno en el cuerpo o se centraron en los tomates o los productos a base de tomates más que en los suplementos de licopeno. Si bien los estudios limitados sobre los suplementos de licopeno sugieren beneficios antioxidantes, muchos productos usados contienen ingredientes variados. Se necesita más investigación para confirmar los posibles efectos del licopeno solo.

C 

Asma 

Varios estudios sugieren que el licopeno podría poseer efectos antioxidantes. Se cree que estos efectos ayudan a prevenir el asma causado por el ejercicio físico, aunque este método aún es poco claro. Los estudios preliminares también indican que las dietas ricas en tomate podrían beneficiar a las personas con asma; no obstante, la investigación disponible usó productos y suplementos con ingredientes variados. Se necesita más investigación para comprender mejor los posibles efectos del licopeno solo.

C 

Diluyente de la sangre 

Aunque no se ha estudiado bien en los seres humanos, la investigación preliminar sugiere que el licopeno podría actuar como diluyente de la sangre. La mayor parte de la investigación en los seres humanos ha estado limitada al uso de extracto de tomate. Se necesita más investigación para determinar los efectos de tratamientos específicos con licopeno.

C 

Tumores cerebrales 

Es limitada la investigación sobre el uso del licopeno junto con la quimioterapia para los tumores cerebrales. La investigación preliminar sugiere que esta combinación podría no tener beneficio sobre la quimioterapia sola. Se necesita más investigación sobre el uso del licopeno en los pacientes con cáncer bajo quimioterapia.

C 

Prevención del cáncer de mama 

El licopeno y los alimentos ricos en licopeno han sido estudiados como posible tratamiento para el cáncer de mama. Los estudios preliminares sobre la recurrencia y la prevención del cáncer de mama han buscado una posible relación entre el riesgo de sufrir la enfermedad y el consumo de frutas o verduras, la ingesta de tomates o los niveles de licopeno; los resultados fueron variados. No existen estudios sobre los suplementos de licopeno en la prevención del cáncer mama. Se necesita más investigación en esta área.

C 

Prevención del cáncer (general) 

Algunos estudios sugieren que las dietas ricas en frutas y verduras podrían estar relacionadas con un menor riesgo de sufrir cáncer. Aunque no se ha estudiado bien en los seres humanos, la investigación preliminar sugiere que el licopeno podría ayudar a prevenir varios tipos de cáncer, entre ellos, el cáncer de vejiga y piel; no obstante, la razón detrás de este posible beneficio continúa siendo poco clara. Los estudios también han examinado la posible función de los tomates, los productos a base de tomate y los niveles de licopeno, pero no los suplementos de licopeno. En este momento, no existe evidencia sólida que apoye al licopeno para la prevención del cáncer. Se necesita más investigación de alta calidad en esta área.

C 

Prevención del cáncer de cuello uterino 

La investigación ha examinado el posible uso del licopeno en la prevención del cáncer de cuello uterino. Algunos estudios sobre el consumo de tomate, los niveles de licopeno y el riesgo de sufrir la enfermedad sugieren que el consumo de licopeno podría tener beneficios significativos; no obstante, otros estudios arrojaron resultados contradictorios. Se necesita más investigación antes de poder llegar a una conclusión.

C 

Arteriopatía coronaria 

Varios estudios sugieren que los altos niveles de licopeno podrían estar relacionados con un menor riesgo de sufrir arteriopatía coronaria. Se cree que estos beneficios se deben a los efectos antioxidantes del licopeno. También se ha sugerido que los antioxidantes como el licopeno podrían disminuir el riesgo de progresión de la enfermedad; no obstante, los resultados aún son variados, y la mayoría de los estudios usaron tratamientos con ingredientes variados. Se necesita más información sobre los posibles efectos del licopeno solo para esta enfermedad.

C 

Diabetes (tipo 2) 

Actualmente, no existe evidencia en apoyo de una relación entre el licopeno o los alimentos con licopeno y el riesgo de sufrir diabetes de tipo 2. En la investigación en los seres humanos, tampoco existe evidencia en apoyo de los suplementos de tomate como terapéutico de suplementos de tomate a largo plazo sobre los niveles de azúcar en la sangre en la personas con diabetes de tipo 2. Se necesita más investigación de alta calidad en esta área.

C 

Hipertrofia prostática 

El licopeno ha sido estudiado para la prevención del cáncer de próstata; los resultados fueron variados. La investigación preliminar sugiere que los suplementos de licopeno podría retrasar la progresión de la enfermedad asociada con la hipertrofia prostática; no obstante, se necesitan más estudios de alta calidad en esta área.

C 

Trastornos oculares 

Se ha sugerido el uso de licopeno como posible tratamiento para algunos trastornos oculares. Estos incluyen degeneración macular relacionada con la edad (AMD), desprendimiento de retina que podría provocar pérdida de la vista y cataratas u opacidad del cristalino, en el ojo. La mayoría de los resultados de los estudios preliminares han sido negativos. Si bien algunos estudios sugieren que podría haber una relación entre los niveles más altos de licopeno y un menor riesgo de sufrir cataratas o AMD, los resultados son contradictorios. Se necesita más evidencia antes de poder llegar a una conclusión.

C 

Enfermedad de las encías 

La evidencia preliminar indica que una preparación con ingredientes variados que contenía licopeno y otros nutrientes presentes en los tomates enteros podría ayudar a disminuir la enfermedad de las encías, el sangrado y la placa. Se necesita más investigación en apoyo de estos hallazgos, especialmente sobre los efectos del licopeno solo.

C 

Cardiopatía 

La investigación preliminar en los seres humanos descubrió resultados variados sobre la posible relación entre los productos a base de tomate y un menor riesgo de sufrir cardiopatía. No existe evidencia sólida en apoyo de este beneficio. Se necesita más investigación antes de poder llegar a una conclusión firme.

C 

Presión arterial alta 

El licopeno ha sido estudiado por sus posibles efectos protectores sobre el corazón; no obstante, los resultados son variados. Si bien algunos estudios informan que el licopeno podría ayudar a disminuir la presión arterial, otros sugieren que no existen beneficios ni una asociación entre los niveles de licopeno y el riesgo de sufrir presión arterial alta. La mayoría de los tratamientos estudiados contenían ingredientes variados. Se necesita más información sobre los posibles efectos del licopeno solo. Se necesita más estudios de alta calidad en esta área.

C 

Presión arterial alta asociada con el embarazo 

La investigación preliminar descubrió resultados inconsistentes sobre el uso del licopeno en la prevención de la presión arterial alta en el embarazo. Un ensayo informó que no existen efectos, en tanto que otro informó un menor riesgo de sufrir presión arterial alta en el embarazo y problemas en el crecimiento fetal en las mujeres primerizas. La mayoría de los estudios analizó los suplementos con ingredientes variados, y es necesario determinar los efectos del licopeno solo. Se necesitan más estudios de alta calidad.

C 

Infertilidad 

Se ha sugerido que el daño oxidativo podría afectar negativamente los espermatozoides. Se cree que el licopeno posee beneficios antioxidantes y se ha estudiado para tratar la infertilidad. Si bien se ha sugerido una relación entre los niveles de licopeno y la calidad del semen, los estudios en los seres humanos han descubierto resultados contradictorios. Se necesita más investigación en esta área.

C 

Inflamación 

La investigación preliminar sugiere que el licopeno preveniente de un suplemento con ingredientes variados o tomates frescos podría no tener beneficios antinflamatorios. Los resultados han sido inconsistentes entre los estudios, muchos de los cuales examinaron los tratamientos con ingredientes variados. Se necesita más información sobre los posibles efectos del licopeno solo.

C 

Enfermedad renal 

No existen estudios de alta calidad sobre el uso de los suplementos de licopeno para los trastornos renales o el cáncer. La investigación preliminar sugiere que el licopeno podría no tener beneficios significativos en la reducción del cáncer de células renales. Se necesita más investigación para confirmar estos hallazgos.

C 

Efectos hipolipidémicos 

La información disponible sugiere el uso de dosis de más de 25 miligramos de licopeno por día podría disminuir los niveles de colesterol total y colesterol de lipoproteína de baja densidad (LDL, o colesterol "malo"). Si bien esto es prometedor, se necesita más investigación de alta calidad en esta área.

C 

Prevención del cáncer de pulmón 

Varios estudios sugieren que un mayor consumo de licopeno podría reducir el riesgo de sufrir cáncer de pulmón. Otros informaron una posible relación entre el consumo de verduras amarillas y anaranjadas y el cáncer de pulmón, al igual que los niveles de licopeno y el cáncer de pulmón; no obstante, existen resultados contradictorios que sugieren que los niveles o el consumo de licopeno podrían no tener beneficio en el desarrollo del cáncer de pulmón. Dada la inconsistencia entre los estudios, no se puede llegar a una conclusión en este momento.

C 

Menopausia 

Los estudios preliminares en las mujeres sanas sugieren que una combinación de suplementos de licopeno podría disminuir algunos de los síntomas menopáusicos. Si bien esto es prometedor, aún se desconocen los efectos del licopeno solo. Se necesita más investigación de alta calidad en esta área.

C 

Llagas en la boca 

Los estudios descubrieron beneficios en los suplementos de licopeno con ingredientes variados sobre las llagas en la boca; no obstante, la investigación es limitada, y se necesita más investigación sobre los posibles efectos del licopeno solo. Se necesita más investigación en esta área.

C 

Inflamación de la boca y la garganta 

La investigación sobre el licopeno solo y en combinación con inyecciones de esteroides sugiere beneficios en las personas con inflamación en la boca. Se necesitan más estudios sobre los posibles efectos del licopeno solo.

C 

Prevención del cáncer de ovario 

Cierta investigación sugiere que el riesgo de sufrir cáncer de ovario podría disminuir con el consumo de algunos pigmentos; no obstante, es poco claro el beneficio de los suplementos del licopeno. Si bien el consumo de licopeno ha sido asociado a un menor riesgo de sufrir cáncer de ovario en las mujeres premenopáusicas, otros estudios hallaron resultados negativos. Se necesita más investigación antes de poder llegar a una conclusión.

C 

Cáncer de páncreas 

La investigación preliminar indica que el consumo de licopeno dietético proveniente de tomates podría estar asociado a un menor riesgo de sufrir cáncer de páncreas. Si bien esto es prometedor, se necesitan más estudios en esta área.

C 

Cáncer de próstata 

La mayoría de los estudios que examinaron los efectos del licopeno sobre el cáncer de próstata se han centrado en el consumo de tomate y han hallado resultados variados. Si bien algunos estudios sugieren una relación significativa entre el consumo de licopeno proveniente de tomates con un menor riesgo de sufrir cáncer de próstata, otros informaron hallazgos contradictorios. Se necesita más información antes de poder llegar a una conclusión sobre el uso del licopeno para esta enfermedad.

C 

Inflamación de la próstata 

La investigación preliminar en los seres humanos examinó el uso del licopeno junto con la palma enana americana y el selenio en el tratamiento de la inflamación de la próstata, con evidentes beneficios. Si bien esto es prometedor, aún son poco claros los efectos del licopeno solo. Se necesita más investigación de alta calidad.

C 

Protección solar 

El uso del licopeno junto con otros nutrientes con el beta-caroteno, la vitamina C y la vitamina E ha sido sugerido como una posible forma de proteger la piel de las lesiones causadas por el sol. Una pasta de tomate rica en licopeno también se ha sugerido como un método de protección solar. Aunque se han observado beneficios en estudios pequeños, se necesita más investigación antes de poder llegar a una conclusión firme.

C 

Prevención del cáncer colorrectal y de las vías digestivas superiores 

No es concluyente la evidencia en apoyo del licopeno para la prevención del cáncer del tubo digestivo. La investigación limitada indica que podría haber una disminución significativa del riesgo de sufrir cáncer con el alto consumo de tomates; no obstante, otros estudios no hallaron evidencia o los resultados contradictorios para el cáncer colorrectal y de estómago. Se necesita más información sobre los posibles beneficios de los suplementos de licopeno para estas enfermedades.

C 

Estimulante inmunitario 

Se ha estudiado el efecto del betacaroteno sobre la función inmunitaria, pero es limitada la investigación sobre otros pigmentos similares. Un pequeño número de ensayos sobre el consumo de licopeno no halló beneficios para este fin. Si bien la información es limitada, no existe suficiente evidencia disponible para concluir una falta de efectividad.

D 

Función pulmonar después del ejercicio físico 

El ejercicio físico podría promover la producción de radicales libres, que podría provocar asma o enfermedades relacionadas. El licopeno, que se cree que posee beneficios antioxidantes, ha sido estudiado por sus efectos sobre la función pulmonar después del ejercicio físico. La mayor parte de la investigación halló resultados contradictorios. Si bien la evidencia preliminar sugiere que los niveles más altos de licopeno podrían estar asociados a una mejor función pulmonar, la investigación clínica disponible demuestra que los suplementos con ingredientes variados que contienen licopeno podría no tener beneficio. Se necesita más investigación para confirmar estos hallazgos.

D 

 

*Clave para los grados: 

A: Evidencia científica sólida para este uso;
B:Evidencia científica buena para este uso;
C:Evidencia científica dudosa para este uso;
D:Evidencia científica aceptable contra este uso (podría no funcionar);
F:Evidencia científica sólida contra este uso (probablemente no funciona).

Tradición/Teoría 

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

Comportamiento agresivo, SIDA, intoxicación por arsénico, pérdida ósea, función cognitiva, prevención de la muerte coronaria (muerte a causar de la arteriopatía coronaria), diabetes sacarina tipo 1, prevención del paro cardíaco, virus del papiloma humano (HPV), función pulmonar, mesotelioma (cáncer del tejido que recubre los órganos), pancreatitis (inflamación del páncreas), enfermedad de Parkinson, prevención del nacimiento prematuro, protección contra la radiación, infecciones respiratorias, artritis reumatoide, prevención del accidente cerebrovascular, cáncer de las vías urinarias, pérdida de peso.


Seguridad

La Administración de Drogas y Alimentos de EE.UU. (FDA) no regula las hierbas y suplementos de manera estricta. No hay garantías respecto a la potencia, pureza o seguridad de los productos, y los efectos podrían variar. Lea siempre las etiquetas del producto. Si usted padece de alguna afección, o si está tomando otras drogas, hierbas o suplementos, deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de iniciar una terapia nueva. Consulte con un proveedor médico de inmediato si sufre efectos secundarios.

Alergias

  • Evitar en las personas con alergia o sensibilidad al licopeno, los tomates u otros ingredientes presentes en los suplementos de licopeno. Se han informado reacciones alérgicas de la piel y erupción cutánea después del uso de licopeno.

Efectos secundarios y advertencias

  • En este momento, no existe suficiente evidencia sobre la seguridad de los suplementos de licopenos; no obstante, los tomates y productos a base de tomates son comunes en las dietas en los seres humanos y no se han informado efectos secundarios.
  • Usar con precaución en personas con úlceras estomacales u otros problemas estomacales o aquellos que toman agentes estomacales.
  • El licopeno podría causar presión arterial baja. Se sugiere precaución en las personas con presión arterial baja o en aquellas que consumen medicamentos, hierbas o suplementos que disminuyen la presión arterial.
  • El licopeno podría aumentar el riesgo de hemorragia. Se sugiere precaución en pacientes con trastornos hemorrágicos o en aquellos que consumen medicamentos que podrían aumentar el riesgo de hemorragia. Podría ser necesario realizar ajustes en la dosis.
  • Usar con precaución en las personas que toman estrógenos, compuestos similares al estrógeno u otro tratamiento hormonal. El licopeno podría interactuar con las isoflavonas.
  • Usar con precaución en las personas con riesgo de sufrir cáncer de próstata. El licopeno podría interferir con las pruebas para el cáncer de próstata.
  • Evitar en niños y mujeres embarazadas o lactantes, dada la falta de información de seguridad.
  • Evitar en las personas con alergia o sensibilidad al licopeno, los tomates u otros ingredientes presentes en los suplementos de licopeno. Se han informado reacciones alérgicas de la piel y erupción cutánea después del uso de licopeno.
  • El licopeno también podría causar anorexia, dolor en el pecho, diarrea, acumulación de grasa debajo de la piel, sensación de presión en el estómago, gases, paro cardíaco, indigestión, náuseas, decoloración de la piel, dolor estomacal, irritación de las úlceras estomacales, vómitos y empeoramiento de los sofocos.

Embarazo y lactancia

  • No existe evidencia científica sobre el uso del licopeno durante el embarazo o la lactancia.

Interacciones

La mayoría de las hierbas y suplementos no se han probado completamente en cuando a la interacción con otras hierbas, suplementos, drogas o alimentos. Las interacciones que se señalan a continuación se basan en informes y publicaciones científicas, experimentos de laboratorio o uso tradicional. Siempre debe leer las etiquetas del producto. Si usted padece de alguna afección, o si está tomando otras drogas, hierbas o suplementos, deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de iniciar una terapia nueva.

Interacciones con drogas

  • El licopeno podría aumentar el riesgo de hemorragia cuando se consumen medicamentos que aumentan el riesgo de hemorragia. Algunos ejemplos incluyen la aspirina, anticoagulantes (diluyentes de la sangre) como la warfarina (Coumadin®) o la heparina, antiagregantes plaquetarios como el clopidogrel (Plavix®) y medicamentos antinflamatorios no esteroides como el ibuprofeno (Motrin®, Advil®) o el naproxeno (Naprosyn®, Aleve®).
  • El licopeno podría causar presión arterial baja. Se sugiere precaución en las personas que ingieren medicamentos que disminuyen la presión arterial.
  • El licopeno podría interactuar con agentes que se unen al ácido biliar, agentes que podrían afectar el sistema inmunitario, agentes que podrían afectar el sistema nervioso, agentes que podrían aumentar la sensibilidad a la luz solar, agentes que podrían tratar los trastornos pulmonares, agentes que podrían tratar los trastornos estomacales, alcohol (etanol), andrógenos, antiasmáticos, antineoplásicos, antinflamatorios, arsénico, hipocolesterolémicos, creatina, agentes para la fertilidad, inhibidores de la HMG-CoA reductasa (estatinas), nicotina y probucol.

Interacciones con hierbas y suplementos dietarios

  • El licopeno podría aumentar el riesgo de hemorragia cuando se consumen hierbas y suplementos que se cree aumentan el riesgo de hemorragia. Se han informado múltiples casos de hemorragias con el uso del Ginkgo biloba y menos casos con el ajo y la palma enana americana. En teoría, muchos otros agentes podrían aumentar el riesgo de hemorragia, aunque esto no se ha comprobado en la mayoría de los casos.
  • El licopeno podría causar presión arterial baja. Se sugiere precaución en las personas que consumen hierbas o suplementos que disminuyen la presión arterial.
  • El licopeno podría interactuar con androgénicos, hierbas y suplementos antiasmáticos, hierbas y suplementos anticancerígenos, hierbas y suplementos antinflamatorios, antioxidantes, astaxantina, betacaroteno, cantaxantina, carotenoides, hierbas y suplementos hipocolesterolémicos, hierbas y suplementos para la fertilidad, hierbas y suplementos que podrían afectar el sistema inmunitario, hierbas y suplementos que podrían aumentar la sensibilidad a la luz solar, hierbas y suplementos que podrían tratar los trastornos pulmonares, hierbas y suplementos que podrían tratar los trastornos estomacales, isoflavonas, luteína, aceite de palma, palma enana americana, hierbas y suplementos con tabaco o nicotina, vitamina C, vitamina D y vitamina E.

Información Del Autor/Actualizatión

Referencias

Natural Standard desarrolló la información anterior con base en la evidencia mediante una revisión sistemática de todos los artículos científicos disponibles. Para obtener información completa acerca de terapias alternas y complementarias a nivel profesional, visite www.naturalstandard.com. Las referencias seleccionadas se indican a continuación.

  1. Chai W, Conroy SM, Maskarinec G, et al. Associations between obesity and serum lipid-soluble micronutrients among premenopausal women. Nutr.Res. 2010;30(4):227-232.
  2. Chan JM, Weinberg V, Magbanua MJ, et al. Nutritional supplements, COX-2 and IGF-1 expression in men on active surveillance for prostate cancer. Cancer Causes Control 2011;22(1):141-150.
  3. Darvin ME, Haag SF, Meinke MC, et al. Determination of the influence of IR radiation on the antioxidative network of the human skin. J.Biophotonics. 2011;4(1-2):21-29.
  4. Darvin ME, Haag S, Meinke M, et al. Radical production by infrared A irradiation in human tissue. Skin Pharmacol.Physiol 2010;23(1):40-46.
  5. Itsiopoulos C, Brazionis L, Kaimakamis M, et al. Can the Mediterranean diet lower HbA1c in type 2 diabetes? Results from a randomized cross-over study. Nutr.Metab Cardiovasc.Dis. 2011;21(9):740-747.
  6. Kristal AR, Till C, Platz EA, et al. Serum lycopene concentration and prostate cancer risk: results from the Prostate Cancer Prevention Trial. Cancer Epidemiol.Biomarkers Prev. 2011;20(4):638-646.
  7. Magbanua MJ, Roy R, Sosa EV, et al. Gene expression and biological pathways in tissue of men with prostate cancer in a randomized clinical trial of lycopene and fish oil supplementation. PLoS.One. 2011;6(9):e24004.
  8. McClean CM, Clegg M, Shafat A, et al. The impact of acute moderate intensity exercise on arterial regional stiffness, lipid peroxidation, and antioxidant status in healthy males. Res.Sports Med. 2011;19(1):1-13.
  9. Miyazawa T, Nakagawa K, Kimura F, et al. Plasma carotenoid concentrations before and after supplementation with astaxanthin in middle-aged and senior subjects. Biosci.Biotechnol.Biochem. 2011;75(9):1856-1858.
  10. Morgia G, Mucciardi G, Gali A, et al. Treatment of chronic prostatitis/chronic pelvic pain syndrome category IIIA with Serenoa repens plus selenium and lycopene (Profluss) versus S. repens alone: an Italian randomized multicenter-controlled study. Urol.Int. 2010;84(4):400-406.
  11. Oborna I, Malickova K, Fingerova H, et al. A randomized controlled trial of lycopene treatment on soluble receptor for advanced glycation end products in seminal and blood plasma of normospermic men. Am.J.Reprod.Immunol. 2011;66(3):179-184.
  12. Riccioni G, Scotti L, Di Ilio E, et al. Lycopene and preclinical carotid atherosclerosis. J.Biol.Regul.Homeost.Agents 2011;25(3):435-441.
  13. Ryden M, Leanderson P, Kastbom KO, et al. Effects of simvastatin on carotenoid status in plasma. Nutr.Metab Cardiovasc.Dis. 2012;22(1):66-71.
  14. Stangl V, Kuhn C, Hentschel S, et al. Lack of effects of tomato products on endothelial function in human subjects: results of a randomised, placebo-controlled cross-over study. Br.J.Nutr. 2011;105(2):263-267.
  15. Tabassum A, Bristow RG, and Venkateswaran V. Ingestion of selenium and other antioxidants during prostate cancer radiotherapy: a good thing? Cancer Treat.Rev. 2010;36(3):230-234.

Natural Standard Monograph (www.naturalstandard.com). Copyright © 2014 Natural Standard Inc. Se prohíbe la distribución o reproducción comercial.

La información en esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, y está diseñada para ayudar a los usuarios a aclarar sus inquietudes de salud. La información está basada en la revisión de datos de investigación científica, patrones históricos de práctica y experiencia clínica. Esta información no se debe interpretar como un consejo médico especifico. Los usuarios deben consultar con un proveedor médico calificado para preguntas específicas respecto a terapias, diagnósticos y/o enfermedades, antes de tomar decisiones acerca de una terapia.