Susan G Komen  
I've Been Diagnosed With Breast Cancer Someone I Know Was Diagnosed Share Your Story Join Us And Stay Informed Donate To End Breast Cancer
Home > Espanol > Terapias Complementarias > Licopeno

  


Licopeno

Lycopene  

Natural Standard Monograph, Copyright © 2013 (www.naturalstandard.com). La información en esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, y está diseñada para ayudar a los usuarios a aclarar sus inquietudes de salud. La información está basada en la revisión de datos de investigación científica, patrones históricos de práctica y experiencia clínica. Esta información no se debe interpretar como un consejo médico especifico. Los usuarios deben consultar con un proveedor médico calificado para preguntas específicas respecto a terapias, diagnósticos y/o enfermedades, antes de tomar decisiones acerca de una terapia.

Términos Relacionados

  • ψ, ψ-caroteno, all-trans licopeno, Lyc-o-Mato, Lycopersicon, Lycopersicon esculentum, LycoRed, prolicopeno, psi, psi-caroteno, solanorubin, tomates tangerina, tomate, pasta de tomate.

Historia

  • El licopeno es un carotenoide presente en el suero humano y en la piel, así como en el hígado, en las glándulas suprarrenales, en los pulmones, en la próstata, y en el colon. Se han encontrado en el licopeno propiedades antioxidantes y antiproliferantes en estudios con animales y de laboratorio, sin embargo, su efecto en los humanos sigue siendo tema de controversia.
  • Numerosos estudios correlacionan un alto consumo de alimentos que contienen licopeno, o altos niveles de licopeno sérico, con la reducción de posibilidades de padecer cáncer, enfermedades cardiovasculares y degeneración macular. Sin embargo, las estimaciones sobre el consumo de licopeno se han basado en la ingesta declarada de tomate, y no en la utilización de suplementos de licopeno. No está claro que el licopeno en sí sea beneficial, debido a la riqueza de los tomates en otros nutrientes, como la vitamina C, el ácido fólico y el potasio.
  • No hay una buena definición establecida para "deficiencia de licopeno," y faltan pruebas directas de que una saturación en niveles bajos de licopeno tenga algún beneficio.

Evidencia Científica

 

Usos 

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

Grado* 

Antioxidante 

Las investigaciones de laboratorio sugieren que el licopeno, como otros carotenoides, puede tener propiedades antioxidantes. Sin embargo, no está claro que el licopeno tenga este efecto en el cuerpo humano. Los resultados de diferentes estudios no coinciden entre sí, y se necesita una mejor investigación para poder sacar una conclusión firme.

C 

Asma causada por el ejercicio 

Las investigaciones de laboratorio sugieren que el licopeno, como otros carotenoides, puede tener propiedades antioxidantes. Se ha sugerido que los antioxidantes pueden ser de utilidad en la prevención del asma causada por el ejercicio. La investigación en esta área es limitada y de poca calidad; se necesitan nuevas pruebas antes de poder hacer alguna recomendación.

C 

Arteriosclerosis (enfermedad de la arteria coronaria) 

Se ha sugerido que el licopeno puede ser de ayuda en los casos de arteriosclerosis o colesterol alto, probablemente debido a sus propiedades antioxidantes. Se han publicado varios estudios en este campo y la mayoría usaban jugo de tomate como tratamiento. Los resultados no han coincidido, y por ello este asunto no está claro aún.

C 

Hiperplasia benigna de próstata (HBP) 

Los pacientes diagnosticados con HBP o agrandamiento de la próstata están en alto riesgo de desarrollar cáncer de próstata y pueden beneficiarse con la ingestión de suplementos de licopeno. La evidencia inicial indica que el licopeno puede ayudar a prevenir la progresión de la enfermedad. Se necesitan más estudios antes de recomendar el licopeno.

C 

Prevención del cáncer de seno 

La investigación con animales y la observación de grandes cantidades de población humana han estudiado la relación entre la posibilidad de desarrollar cáncer de seno y el consumo de tomate o los niveles de licopeno en el cuerpo. La evidencia en esta área no es clara, y se necesitan más estudios antes de sacar una conclusión firme.

C 

Prevención del cáncer (general) 

Se han estudiado grandes cantidades de población para identificar qué factores del estilo de vida afectan a la salud. Muchos de estos estudios indican una conexión entre dietas con alto consumo de frutas y verduras y un menor riesgo de desarrollar cáncer. No obstante, no está claro del todo qué alimentos son los más beneficiosos, o si la disminución del cáncer se debe a otros aspectos (no alimenticios) de un "estilo de vida saludable."

C 

Prevención del cáncer cervical 

La observación de grandes cantidades de población sugiere posibles beneficios del consumo de productos derivados del tomate en la prevención del cáncer cervical. No obstante, otros estudios no dieron cuenta de ningún beneficio. No existen investigaciones que se dediquen expresamente a los suplementos de licopeno.

C 

Trastornos oculares (prevención de la degeneración macular relacionada con la edad, cataratas) 

Basándose en las propiedades antioxidantes observadas en estudios de laboratorio, el licopeno se ha sugerido como terapia preventiva contra la degeneración macular relacionada con la edad y las cataratas. Sin embargo, estudios recientes no han encontrado un beneficio claro.

C 

Prevención del cáncer de la vía gastrointestinal y colorrectal 

Multitud de estudios se han centrado en si la ingesta de tomates o productos derivados del tomate ayuda a prevenir los tipos de cáncer de la vía digestiva, como el cáncer oral, el de faringe, el de esófago, el de estómago, el de colon y el de recto. Los resultados son contradictorios, con unos estudios que informan de notables beneficios, y otros que no encuentran nada significativo. La investigación centrada explícitamente en los suplementos de licopeno es escasa, y se necesita más investigación en este campo antes de sacar una conclusión firme.

C 

Gingivitis 

Existe alguna evidencia de que el licopeno que se administra sistemáticamente puede ser un tratamiento efectivo para la gingivitis. Se necesitan más estudios que sustenten estos hallazgos preliminares y que examinen el licopeno en combinación con otros tratamientos para la gingivitis.

C 

Presión arterial alta 

Hay algunas evidencias de que los tratamientos de corta duración con licopeno pueden reducir la presión arterial. Se necesita más investigación, en especial para examinar los efectos del licopeno a largo plazo en la sangre.

C 

Tensión arterial alta vinculada con el embarazo (preeclampsia) 

Según estudios preliminares, el licopeno podría reducir el desarrollo de preeclampsia y el retraso del crecimiento intrauterino en las mujeres que van a tener su primer hijo. Se necesita más investigación para confirmar estos resultados.

C 

Infertilidad 

Según estudios preliminares, la ingesta de licopeno parece tener un papel en el control de la infertilidad masculina idiopática. Se necesita investigar más para confirmar estos resultados.

C 

Enfermedades renales 

Existe evidencia muy limitada de que los suplementos de licopeno pueden no ser efectivos para reducir los riesgos de cáncer de células renales, las cuales afectan los riñones. Se necesitan investigaciones adicionales.

C 

Prevención del cáncer de pulmón 

Numerosos estudios centrados en grandes cantidades de población han dado cuenta de un menor riesgo de desarrollar cáncer de pulmón en personas que coman tomates de manera habitual. No obstante, otros estudios no han dado cuenta de ningún beneficio por el consumo de tomate. No hay una investigación centrada en los suplementos de licopeno.

C 

Mucosidad oral 

Existe evidencia limitada que sugiere que el licopeno y licopeno ayuden a los pacientes con fibrosis submucosa oral.

C 

Prevención del cáncer de ovario 

Según estudios poblacionales, la ingestión de licopeno en alimentos parece disminuir el riesgo de cáncer de ovario. Sin embargo, no hay una investigación centrada específicamente en la suplementación de licopeno y el riesgo de cáncer de ovario.

C 

Cáncer de próstata 

Estudios realizados en grandes cantidades de población dieron cuenta de resultados distintos sobre si comer tomates o productos derivados del tomate reduce el riesgo de desarrollar cáncer de próstata. Existe alguna evidencia de que el licopeno puede disminuir la progresión del cáncer de próstata. Los estudios dirigidos explícitamente a los suplementos de licopeno son limitados.

C 

Protección solar 

El licopeno, en combinación con otros carotenoides como el betacaroteno, las vitaminas C y E, el selenio y las proantocianidinas pueden ayudar a reducir las quemaduras solares. Se ha observado cierto efecto protector contra los rayos UV en estudios pequeños, a corto plazo. Se necesita más investigación antes de sacar una conclusión clara.

C 

Estimulación inmunológica 

Se ha propuesto que el licopeno y otros carotenoides, como el betacaroteno, podrían estimular el sistema inmunológico. No obstante, varios estudios en humanos sobre los suplementos de licopeno y el consumo de jugo de tomate no reportaron ningún efecto en el sistema inmunológico.

D 

Funcionamiento pulmonar después del ejercicio 

Una dosis diaria de licopeno durante una semana no parece afectar al funcionamiento pulmonar después del ejercicio y no ofrece ningún efecto protector contra las dificultades clínicas respiratorias en atletas jóvenes.

D 

 

*Clave para los grados: 

A: Evidencia científica sólida para este uso;
B:Evidencia científica buena para este uso;
C:Evidencia científica dudosa para este uso;
D:Evidencia científica aceptable contra este uso (podría no funcionar);
F:Evidencia científica sólida contra este uso (probablemente no funciona).

Tradición/Teoría 

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

SIDA, recurrencia del cáncer de mama / prevención secundaria, función cognitiva, prevención de muerte coronaria, diabetes mellitus, afecciones inflamatorias, mesotelioma (tumor que afecta el revestimiento del pecho o del abdomen), melanoma, la prevención de infarto de miocardio, leucoplaquia oral (formación de placas blancas en la lengua o mejillas), pancreatitis, enfermedad de Parkinson, la enfermedad periodontal, infecciones respiratorias, artritis reumatoide, prevención de apoplejía cáncer de estómago, cáncer del tracto urinario.


Seguridad

La Administración de Drogas y Alimentos de EE.UU. (FDA) no regula las hierbas y suplementos de manera estricta. No hay garantías respecto a la potencia, pureza o seguridad de los productos, y los efectos podrían variar. Lea siempre las etiquetas del producto. Si usted padece de alguna afección, o si está tomando otras drogas, hierbas o suplementos, deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de iniciar una terapia nueva. Consulte con un proveedor médico de inmediato si sufre efectos secundarios.

Alergias

  • Las personas con alergia o hipersensibilidad conocidas al licopeno o a los tomates deben evitar el licopeno.

Efectos secundarios y advertencias

  • La seguridad de los suplementos de licopeno no se ha estudiado rigurosamente. El repaso a la bibliografía científica disponible encuentra que, en general, los tomates, los productos derivados del tomate y los suplementos de licopeno se toleran bien. Sin embargo, se han informado reportes poco comunes de diarrea, náuseas, dolor o calambres estomacales, gases, vómitos y pérdida del apetito. Los tomates y productos derivados del tomate pueden ser ácidos e irritar úlceras de estómago. Se ha asociado el licopeno con muerte por hemorragia relacionada con cáncer, la causa no es clara.

Embarazo y lactancia

  • No hay suficiente investigación científica para recomendar el uso de suplementos de licopeno durante el embarazo y la lactancia. No se ve ningún peligro en que haya licopeno en los alimentos. El consumo de tomate ha demostrado incrementar la concentración de licopeno en la leche materna y en el plasma de las mujeres lactantes.

Interacciones

La mayoría de las hierbas y suplementos no se han probado completamente en cuando a la interacción con otras hierbas, suplementos, drogas o alimentos. Las interacciones que se señalan a continuación se basan en informes y publicaciones científicas, experimentos de laboratorio o uso tradicional. Siempre debe leer las etiquetas del producto. Si usted padece de alguna afección, o si está tomando otras drogas, hierbas o suplementos, deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de iniciar una terapia nueva.

Interacción con medicamentos

  • Algunos medicamentos para bajar los niveles de colesterol en sangre pueden también reducir los niveles de carotenoides como el licopeno. Algunos ejemplos de medicamentos que bajen el colesterol incluyen los medicamentos del tipo "estatina" como la lovastatina (Mevacor®) o atorvastatina (Lipitor®), colestiramina (Questran®, Prevalite®, LoCHOLEST®), o el colestipol (Cholestid®). No se sabe si la restitución de los niveles de licopeno con suplementos tenga algún beneficio en personas que tomen estos medicamentos. Algunas investigaciones sugieren que el licopeno puede sumarse al efecto de bajada del colesterol de los medicamentos estatina.
  • Se ha sugerido que la nicotina (fumar cigarrillos) y el alcohol pueden bajar los niveles de licopeno en el cuerpo, aunque no se ha demostrado.
  • De acuerdo con estudios en humanos, los alimentos basados en el tomate pueden evitar la agregación plaquetaria y la trombosis. En teoría, el licopeno puede aumentar el riesgo de sangrado cuando se toma con medicamentos que aumentan el riesgo de sangrado. Entre los ejemplos se incluyen la aspirina, anticoagulantes ("adelgazantes de la sangre") como warfarina (Coumadin®) o heparina, medicamentos antiplaquetarios como clopidogrel (Plavix®) y medicamentos antiinflamatorios no esteroides como ibuprofeno (Motrin®, Advil® o naproxeno (Naprosyn®, Aleve®).
  • El licopeno puede interactuar con drogas para cáncer o presión arterial alta, o que alteran la respuesta inmunológica del cuerpo.
  • En teoría, el licopeno puede interactuar con tratamientos de fertilidad, agentes fotosensibilizados, o agentes que afectan el sistema inmunológico, pero estas interacciones potenciales no se han estudiados a profundidad.

Interacciones con hierbas y suplementos dietéticos

  • Los estudios informan de varios efectos de tomar licopeno con betacaroteno. Algunos informan de subida en el nivel de licopeno, mientras que otros no advierten de ningún cambio o disminución en éste. La cantaxantina, parece reducir la absorción del licopeno proveniente de las fuentes alimenticias, y su uso puede llevar a un descenso en los niveles de licopeno en sangre.
  • Los estudios de laboratorio sugieren posibles interacciones entre el licopeno y otras vitaminas o suplementos, aunque la importancia de las mismas en el cuerpo humano no se conoce. Algunos ejemplos son el aumento de los efectos antioxidantes cuando se combina el licopeno con la luteína, o el descenso en el crecimiento de células parecidas a las del cáncer cuando se toma con vitamina D o E.
  • El aceite rojo de palma puede aumentar los niveles de licopeno en sangre.
  • De acuerdo con estudios en humanos, los alimentos basados en el tomate pueden evitar la agregación plaquetaria y la trombosis. En teoría, el licopeno puede aumentar el riesgo de sangrado cuando se toma con hierbas y suplementos que se cree que aumentan el riesgo de sangrado. Se ha informado de varios casos de sangrado con el uso de Ginkgo biloba, y menos casos con ajo y palma enana americana. En teoría, muchos otros agentes pueden aumentar el riesgo de sangrado, aunque no se ha demostrado en la mayoría de los casos.
  • El licopeno también puede interactuar con hierbas o suplementos para cáncer, presión arterial alta o colesterol alto, y con aquellos que alteran la respuesta inmunológica del cuerpo.
  • Se ha sugerido que cuando se toman licopeno e isoflavonas de soya juntos, los beneficios potenciales de ambos suplementos se pueden anular.
  • En teoría, el licopeno puede interactuar con hierbas que afectan la fertilidad, agentes fotosensibilizados, o agentes que afectan el sistema inmunológico, pero estas interacciones potenciales no se han estudiados a profundidad.

Información Del Autor/Actualizatión

  • Esta información está basada en una monografía a nivel profesional editada y revisada por colaboradores del Natural Standard Research Collaboration (www.naturalstandard.com).

Referencias

Natural Standard desarrolló la información anterior con base en la evidencia mediante una revisión sistemática de todos los artículos científicos disponibles. Para obtener información completa acerca de terapias alternas y complementarias a nivel profesional, visite www.naturalstandard.com. Las referencias seleccionadas se indican a continuación.

  1. Ansari MS, Gupta NP. A comparison of lycopene and orchidectomy vs. orchidectomy alone in the management of advanced prostate cancer. BJU Int 2003;92(4):375-378.
  2. Bowen P, Chen L, Stacewicz-Sapuntzakis M, et al. Tomato sauce supplementation and prostate cancer: lycopene accumulation and modulation of biomarkers of carcinogenesis. Exp Biol Med (Maywood) 2002;227(10):886-893.
  3. Briviba K, Kulling SE, Moseneder J, et al. Effects of supplementing a low-carotenoid diet with a tomato extract for 2 weeks on endogenous levels of DNA single strand breaks and immune functions in healthy non-smokers and smokers. Carcinogenesis 2004;25(12):2373-2378.
  4. Bunker CH, McDonald AC, Evans RW, et al. A randomized trial of lycopene supplementation in Tobago men with high prostate cancer risk. Nutr Cancer 2007;57(2):130-7.
  5. Chandra RV, Prabhuji ML, Roopa DA, et al. Efficacy of lycopene in the treatment of gingivitis: a randomised, placebo-controlled clinical trial. Oral Health Prev Dent 2007;5(4):327-36.
  6. Chong EW, Wong TY, Kreis AJ, et al. Dietary antioxidants and primary prevention of age related macular degeneration: systematic review and meta-analysis. BMJ 2007 Oct 13;335(7623):755.
  7. Clark PE, Hall MC, Borden LS Jr, et al. Phase I-II prospective dose-escalating trial of lycopene in patients with biochemical relapse of prostate cancer after definitive local therapy. Urology 2006 Jun;67(6):1257-61.
  8. Gianetti J, Pedrinelli R, Petrucci R, et al. Inverse association between carotid intima-media thickness and the antioxidant lycopene in atherosclerosis. Am Heart J 2002;143(3):467-474.
  9. Giovannucci E, Rimm EB, Liu Y, et al. A prospective study of tomato products, lycopene, and prostate cancer risk. J Natl Cancer Inst 2002;94(5):391-398.
  10. Gupta NP, Kumar R. Lycopene therapy in idiopathic male infertility--a preliminary report. Int Urol Nephrol 2002;34(3):369-372.
  11. Jatoi A, Burch P, Hillman D, et al. A tomato-based, lycopene-containing intervention for androgen-independent prostate cancer: results of a Phase II study from the North Central Cancer Treatment Group. Urology 2007 Feb;69(2):289-94.
  12. Kumar A, Bagewadi A, Keluskar V, et al. Efficacy of lycopene in the management of oral submucous fibrosis. Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod 2007 Feb;103(2):207-13.
  13. Schwarz S, Obermüller-Jevic UC, Hellmis E, et al. Lycopene inhibits disease progression in patients with benign prostate hyperplasia. J Nutr 2008 Jan;138(1):49-53.
  14. Singh M, Krishanappa R, Bagewadi A, et al. Efficacy of oral lycopene in the treatment of oral leukoplakia. Oral Oncol 2004;40(6):591-596.
  15. Vaishampayan U, Hussain M, Banerjee M, et al. Lycopene and soy isoflavones in the treatment of prostate cancer. Nutr Cancer 2007;59(1):1-7.

Natural Standard Monograph (www.naturalstandard.com). Copyright © 2013 Natural Standard Inc. Se prohíbe la distribución o reproducción comercial.

La información en esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, y está diseñada para ayudar a los usuarios a aclarar sus inquietudes de salud. La información está basada en la revisión de datos de investigación científica, patrones históricos de práctica y experiencia clínica. Esta información no se debe interpretar como un consejo médico especifico. Los usuarios deben consultar con un proveedor médico calificado para preguntas específicas respecto a terapias, diagnósticos y/o enfermedades, antes de tomar decisiones acerca de una terapia.